Hay veces en las que no queda más, te tienes que querer el doble de lo que le das al otro para realmente decir adiós. Su manera de querer duele, no hay sinceridad ni respeto y mucho menos amor. Si te quedas a su lado es aceptar migajas y a estas alturas ya no estás para perder energía con alguien que no te entrega lo mismo que le das. En el fondo de tu corazón sabes que aún lo amas. Pero, despedirte de un amor tóxico es lo más valiente que puedes hacer por ti. Te va a doler y mucho, pero el tiempo te dirá que fue lo mejor. ¿Cómo te despides de un amor tóxico aunque lo ames según tu signo?

Aries 

Por nada del mundo te quedas mucho tiempo en una relación que te atormenta. Te cuesta muchísimo darle vuelta a la página, porque eres de los que se entrega profundamente y rara vez doblas tu orgullo. Sin embargo, no quieres quedarte con alguien que te prohíba todo. Aries, lo que quieres es respirar libertad, no andar rogando un hueco en el corazón de nadie. Despedirte, te sacude las emociones negativas, pero sabes que es la única manera de abrir nuevas oportunidades. 

Tauro

Para ti el tiempo es sagrado, antes de aceptar que la relación ya no tiene futuro, necesitas poner las cosas en una balanza. Respirar profundo y encontrar calma en tu herida. La lección está ahí, tienes la madurez para enfrentarla, pero a la vez el corazón se te parte en mil pedazos. Ahí es cuando te alejas, no quieres hablar del tema por una larga temporada, necesitas estar contigo y echar toda la basura emocional que te dejó. 

Géminis 

Hay relaciones que te dejan huellas tan profundas que sientes que una parte de ti no volverá a ser la misma. Géminis, es tu mente la que se siente angustiada y lo único que quiere es salir huyendo. Tú tienes la capacidad de tomar las riendas de la situación y encontrar una solución, pero necesitas desahogarte con los tuyos. Es la red de apoyo que te levanta y te recuerda que vales demasiado como para hundirte por un mal amor. 

Cáncer 

A simple vista parece que tu corazón se desmorona, que no es capaz de resistir una decepción amorosa, porque cuando te entregas lo haces dejando tus miedos en el pasado. Es tu sensibilidad la que habla por ti y te impide darte cuenta a la primera de que ahí no es. Sin embargo, no eres tan frágil como pareces, cuando te hieren, no queda más que enfrentar la situación y romper la coraza que te ayuda a defenderte hasta del amor más desleal. 

Leo 

El brillo que desborda de tu alma es tan genuino, que resulta imposible que te hundas por la oscuridad de alguien que no valora tu compañía. Puede que seas bastante impulsivo y que cuando ames quieras gritarlo a los cuatro vientos, pero cuando no te sientes valorado y respetado, es señal de que las cosas no van a funcionar. No piensas encerrarte en una historia que sólo existe en tu imaginación. Leo, tu corazón se fragmenta, pero la razón te lo agradece. 

Virgo 

Vaya que eres atrevido cuando se trata de salvar tus emociones. Si hay algo que te molesta es verte derrotado, no quieres verte llorando por nadie y mucho menos permitiendo que te humillen. Puede que te sientas muy mal, pero te obligas a levantarte y a no quedarte al lado de un amor que te llena de amargura. No es fácil, porque la costumbre te encuentra de la nada, pero poco a poco vuelves a retomar tus proyectos y brillar tan fuerte como la primera vez. 

Libra 

Las relaciones caóticas te dejan sin aliento, sin ganas de volver a intentarlo y con un deseo desesperado de querer estar solo por una larga temporada. No eres de los signos que van y se entregan con cualquiera, por eso te cuesta el doble desconectarte, aunque te lastimen. Libra, cuando amas compartes lo mejor de ti y te pesa mucho saber que le entregaste tanto a alguien que apenas y tuvo tiempo para darte migajas. 

Escorpio 

Sinceramente, has trabajado tanto en tu mejor versión, que hasta parece una tontería que quieran llegar a tu vida para darte un amor tan seco, rasgado y tóxico. No quieres quedarte con alguien que te roba la tranquilidad y que te trata como si fueras un objeto de su propiedad, con el que puede jugar cada vez que se le antoje. Eres pasional, divertido, amoroso, te mereces a alguien que te dé lo mismo. Puede que te duela por mucho tiempo, pero prefieres eso que engañarte. 

Sagitario

Tu alma es libre, no se siente cómoda con un amor que agobia y que quiere vigilar las 24 horas del día. Ese amor tan insano es el que te llena de grietas el camino y vaya que a ti te falta un montón por recorrer. No estás para bajar la guardia y conformarte con la compañía de alguien que lo único que hace es apagar tus sueños. Es demasiado para ti, Sagi, prefieres arrancarte los sentimientos a la mala, que seguir esperanzado en un vínculo que ya no tiene solución. 

Capricornio 

Si hay una lección que te quedó bien grabada después de vivir una relación tóxica, es que es muy inteligente disfrutar la soledad, pero es muy tonto intentar llenarla con cualquiera. Las relaciones así te dañan en todos los sentidos. Sin embargo, no eres de los que les gusta platicarlo, prefieres guardarte todo y enfrentar el duelo a solas. Es tu orgullo el que te mantiene con los pies en la tierra y el que no deja que te humilles por nadie. Sin importar lo mucho que ames. 

Acuario 

Lo que más te da coraje es haber perdido el tiempo con alguien que no merecía nada de ti. Eres un signo muy intenso cuando se trata de relaciones, porque no te gusta compartir lo que hay en tu corazón con el primero que te prometa la Luna y las estrellas. De ahí que te duele mucho darte cuenta de que una vez más tropezaste con la misma piedra. Sin embargo, Acuario, prefieres aceptar tu error que seguir creyendo que algún día esa persona va a cambiar. Sabes que no lo hará y por eso mejor te vas. 

Piscis 

Definitivamente, dejar ir un amor se te complica demasiado, requieres armarte de valor y recordarte que es por tu bien. Una parte de ti cede, pero eso no quiere decir que seas ingenuo, es sólo que estás dándole la última oportunidad a esa persona, pero cuando no le interesa, sabes que ya no hay nada que salvar. Tu mente y tu corazón enfrentan una lucha que parece nunca acabar, pero sabes que tarde o temprano la paz volverá a ti. El dolor no es para toda la vida, vas a resurgir, tal vez con más cicatrices, pero serás el doble de valiente.