Qué duros somos con nosotros mismos, nada de lo que hacemos es suficiente. Somos expertos en aplaudir los logros ajenos y compararnos, pero no tenemos la valentía de reconocer cuando hacemos las cosas bien. Nos hemos vuelto nuestro peor crítico y cuando se trata de echarnos en cara algo, nos encanta volver al pasado para hacer más grande la herida. ¡Ya basta! Si supieras cómo te miran los demás según tu signo, lo único que harías es agradecerte, porque a pesar de todas las malas rachas sigues aquí de pie y no te rindes. Cada signo del zodiaco es admirado y no lo nota. Ya es tiempo de que lo hagan. 

Aries 

 ¿Y qué tiene si eres impulsivo? Da igual si tu lado agresivo se asoma sin previo aviso. Porque tu corazón es bueno, no tiene la intención de lastimar a nadie. Cuando te exaltas es porque de plano esa persona estuvo insistiendo en hacerte enojar. Sin embargo, la gente te admira, eres el pilar de muchos y no lo notas, porque te estás juzgando todo el tiempo. Te miran como un ser valiente, inteligente, ese que no se queda con ganas de nada. Te has ganado su respeto, porque lo que te propones lo logras. ¿Cuánto tiempo necesitas para empezar a creerlo? 

Tauro 

Si tu cabeza se detuviera tan sólo un segundo todo sería diferente, no te romperías tanto con esos pensamientos tan hirientes. Eres un signo tan echado para adelante, que tu compañía transmite paz. Tu manera de andar es firme, no te tomas nada a juego y tienes lealtad en la palabra. Sin embargo, eres demasiado exigente contigo mismo, tanto que te vuelves cruel y no te llena nada. ¿En qué momento dejaste que tu lado obstinado te manipulara de esa manera? La gente te mira como un ser confiable, alguien que tiene los pies sobre la Tierra y que es capaz de quedarse solo con tal de no convivir con personas que le restan. Son muchos los que quieren ser como tú. Tauro, ya date la oportunidad de valorarte. 

Géminis  

Qué bonita es esa gallardía que llevas en el alma, porque no hiere, no sacude, no llena de odio, tú simplemente te enfocas en tu libertad y en ser feliz. A veces, no te gusta ser tan cambiante, pero no te das cuenta de que si no lo fueras, estarías en sitios que te roban la paz. Eres un alma transparente, no hay mentira en la manera en que te relacionas con los demás y tu humor es memorable. En serio, la gente te tiene muy presente porque tu diversión se contagia y tus largas conversaciones no se olvidan. Eres inspiración pura, por favor, no seas tú quien se haga menos. 

Cáncer 

¿Cuántas veces no has terminado frente al espejo reprochando todo lo que has hecho? Te ofendes por dar demasiado, como si estuviera mal tener un corazón tan puro y ayudar sin esperar nada a cambio. Eres un signo muy sensible y eso no va a cambiar sólo porque te enojes con tus emociones. Cáncer, la gente que en verdad te aprecia admira profundamente tu alma, porque es transparente e intuitiva. Quizás, tu lado dramático tome protagonismo sin previo aviso, pero no hay falsedad en lo que haces. Simplemente, tienes la valentía de decir lo que sientes. ¿Sabes cuánta gente quisiera hacer lo mismo? 

Leo 

A ti ser el centro de atención no te implica ningún tipo de nerviosismo, al contrario, estás acostumbrado a cautivar corazones a tu paso. Al menos eso es lo que demuestras frente al resto, pero qué hay detrás. Hablo de esas noches en las que terminas ahogado en un mar de lágrimas, porque parece que nada de lo que haces llena tus expectativas, y además, crees que todo el mundo te mira como el egocéntrico del zodiaco. La cosa no va por ahí Leo, hay quienes realmente valoran tu manera de ser, no te hagas ideas malas, porque son muchos los que te siguen los pasos en positivo y les gustaría tener aunque sea la mitad del poder que transmites. 

Virgo 

A ti no se te va una, estás aquí y allá al mismo tiempo. Realmente es increíble la manera en que tu mente trabaja, pero también puede convertirse en tu propia piedra en el zapato, porque te mete unas engañadas de telenovela. Hay veces en las que lo único que te mereces es un aplauso, ese reconocimiento de que lo estás haciendo muy bien, pero… te vas al otro lado de la moneda, en el que tu parte oscura hace de las suyas y te provoca una ansiedad de los mil demonios, haciéndote creer que eres el peor en todo. Virgo, la gente te ve como un ser inteligente, organizado, alguien que aunque se caiga se vuelve a levantar. Ya empieza a creerlo. 

Libra 

Tu mundo perfecto es uno en donde los prejuicios no existan. En donde se sienta tranquilidad, la confianza de que puedes hacer cualquier cosa que te pase por la cabeza. Lo que más detestas es el conflicto, no tienes tiempo para invertir en tonterías y lo sabes. Lo que quieres es encontrar el punto medio en todo y lo estás logrando, pero no lo aprecias, minimizas tus avances. Mientras que la gente te mira como un ser determinado, soñador, pero muy disciplinado. Esa persona que es capaz de meter las manos al fuego con tal de ayudar a quien ama. Eres tan valiente, que es un desperdicio que lo ignores Libra. 

Escorpio 

¿De qué estás harto? No es justo que seas tan cruel con tu lado emocional, cuando lo único que has hecho toda tu vida es mostrarte sin máscaras. Has aprendido que es mejor quedarte solo que convivir con gente tóxica. No te agobies por cosas que todavía no sabes si van a pasar. Eres algo más que pasión y arrebatos, lo sabes muy bien, porque te has levantado en los momentos más trágicos de tu vida. Tu corazón está lleno de bondad, incluso después de tantas heridas. La gente sabe que eres selectivo, que no cualquiera tiene un lugar contigo, pero tu intensidad se admira y se contagia. En definitiva, te has ganado su respeto, porque tú no le pides nada a nadie. Lo que tienes se debe a tu esfuerzo y punto. 

Sagitario 

Tu lado positivo se nota a kilómetros y ni siquiera del que se vuelve cansado, porque no toleras caer en lo intenso y dramático. Cuando las cosas te salen mal prefieres soltar, pero eso no significa que no estés listo para enfrentar las consecuencias de tus actos. Eres el tipo de persona con la que muchos se atreverían a hacer eso que con los demás no. Tienes que empezar a ser más seguro a la hora de dar tus pasos, porque la gente te admira y te valora de verdad. El problema es que tú te escondes en tu caparazón y prefieres ignorar que eres un ser lleno de habilidades, y que a pesar de todas las pruebas que te ha puesto la vida siempre encuentras salida a todo. La gente te mira como divertido, pero también como un ser inteligente y temerario que no se queda con las ganas de nada. 

Capricornio 

Si te pudieras ver tan sólo un momento como la demás gente te aprecia, sin duda, quedarás encantado ante tus cualidades. No es por echarte flores, pero realmente eres el signo más centrado del zodiaco, el que tiene todo bien estructurado y no permite que el caos gobierne su vida. Ojalá que en tus emociones existiera el mismo orden, porque a veces se ponen muy necias y te hacen sentir muy mal. Tal parece que tú no tienes derecho a cometer una mínima falla porque ya te reprochas horrible. Eres talentoso y lo sabes, pero te cuesta asimilarlo. La gente te mira como un ser intelectual, persistente y muy disciplinado. Son muchos los que siguen tus pasos, no te detengas. 

Acuario 

Tú eres como ese respiro que viene al pecho después de que la angustia te sacude por días. Estar contigo es un alivio, es darte cuenta de que no vale la pena estresarse por cosas que no tienen solución. Tu manera de andar es impredecible, Acuario, tanto que hasta tú te sorprendes de tus acciones repentinas. Pero nunca te quedas haciendo algo que no te llena espiritualmente, eso es lo que te distingue del resto. La gente te mira como alguien despreocupado, ingenioso y con una mentalidad que pocos entienden. Estás para lidiar con los sabios, con los que no se conforman con ver el mundo de una manera tan convencional. Tu misterio es contradictorio, pero te ganas a la gente. 

Piscis 

Sólo por un instante Piscis, date la oportunidad de mirarte a través de tus ojos soñadores, los que han llorado infinidad de veces, pero también se han limpiado las lágrimas y siguen adelante. Con la misma compasión y empatía que le das la mano a quien más lo necesita, también debes hablarte a ti. Tu corazón es tan grande que no le importa quedarse seco con tal de dar y dar. Tienes humildad y eso no cualquiera Piscis. La gente te mira como un ser excepcional, el pilar que siempre está dispuesto a escuchar. No eres nada débil, al contrario, aprecian tu resiliencia y esa cínica manera en la que le sonríes al dolor. Por favor, ya date cuenta.