Cuando en una relación entre dos personas, de repente aparece una tercera, la situación tiende a volverse muy compleja. Puede que sea de mutuo acuerdo, o una traición en toda regla, el caso es que en ningún caso deja a nadie indiferente. Entre los signos puede haber cierta predisposición a este tipo de relaciones, algunos no podrán evitar provocarlas, otros tendrán más posibilidades de sufrirlas y habrá quienes aprendan a soportarlas o quizás incluso disfrutarlas. ¿Cómo viven los signos un triángulo amoroso?

Aries 

Aries no es de los que aguantan un triángulo amoroso, ni lo provoca ni va a permitir verse involucrado en uno. Romperá la relación y no volverá a regalarle su confianza a la otra persona. No esperes una oportunidad de diálogo. Para Aries el amor debe de ser algo sencillamente único y lleno de pasión, algo fuerte, consolidado con unos objetivos de compromiso. Para Aries puede ser doloroso y puede significar el fin de su relación. Y si se ha sentido traicionado, cuidado con estar cerca…

Tauro

Tauro jamás entenderá cómo su pareja se ha tomado la molestia de meterse en un problema como este, ¿es que todo lo que Tauro da no es suficiente? Si su pareja le intenta vender la situación como un posible nuevo paradigma de la relación, una relación abierta, lo más posible es que Tauro decida romper. Porque para Tauro una relación es darse cien por cien a otra persona, y tener que hacerlo doblemente es demasiada energía. Amar y comprometerse con dos personas es mucho pedir, pero quizás, disfrutar de los placeres sensuales de la vida con su pareja y otra persona podría funcionar. Tauro, no puedes negar que Venus es tu planeta, si abres un poco la mente y te dejas llevar puedes descubrir muchas cosas…

Géminis 

Géminis es de los que están del lado del triángulo más incomprendido. Suelen ser menos fieles que otros signos, o suelen meterse en parejas ya consolidadas. Pero cuidado con juzgarles. Simplemente Géminis siempre busca conectar con otras personas y a veces no entiende de límites, o no hay para él. A pesar de esto no se siente del todo cómodo con un triángulo amoroso, tampoco quiere hacer daño a nadie. Pero experimentar es algo que le atrae mucho, tiene que ver más con el sexo que con el amor. Y antes de engañar a su pareja, puede que le deje caer la necesidad de vivir cosas nuevas en la cama, quizás dejando entrar alguna noche a un amigo o amiga entre las sábanas… 

Cáncer 

¿Un Cáncer en un triángulo amoroso? Es difícil verlo. Cáncer apuesta por su pareja al máximo y la persona que está con él se siente tan amada que no suele buscar cariño en otros brazos. Cuidado, si Cáncer no siente lo mismo puede verse tentado a disfrutar de otras compañías, pero nunca iniciará una relación fuerte con la otra persona, eso sería muy traicionero. No permitirá que la situación de lugar a un consolidado triángulo amoroso. Además, su personalidad regida por el cambiante temperamento lunar, hace que, si un día se encapricha por una persona, no le dure mucho. Al menos no lo bastante como para ponerle en un compromiso que ponga en riesgo su relación.

Leo

Leo no es un signo infiel por naturaleza, suele ser directo con lo que siente y no perderá el tiempo en relaciones que no le llenan. Pero el pobre puede ser engañado con facilidad. Muchas veces Leo está eclipsado con su propio brillo, prestando atención solamente a sus necesidades y no es capaz de ver que su pareja no está contenta con su relación, o incluso que ha podido entrar un tercero en discordia… Pero la intuición de Leo llegará sin avisar un día para abrirle los ojos, y será cuando. con un dolor inmenso, sea consciente de lo que ha estado pasando durante los últimos meses. Entonces la fuerza de su signo le dará la confianza necesaria para tomar la decisión que más le conviene.

Virgo

Si hablamos de triángulos amorosos, el pobre Virgo podría llegar a sufrirlos. La pareja de Virgo a veces siente que su relación no es muy pasional, y quizás busque ese fuego en otra persona. Muy lejos de lo que haría un Virgo, lo de engañar y complicar algo que ya se ha establecido con unas reglas, no va con él. 

Pero si le dan unas reglas del nuevo juego, quién sabe si no tomaría en cuenta dar una oportunidad a toda esta locura. Aunque por su naturaleza fiel, y su manía con no perder el tiempo, lo más probable es que antes de meterse en este lío prefiera hacer borrón y cuenta nueva. 

Libra 

Si Libra se ve envuelto en una relación a tres será porque ya lo ha hablado antes. Libra deja muy claras sus intenciones, aunque tú no quieras aceptarlas algunas veces. Si no le apetece tener una pareja estable puede que acepte que entren en esa relación otras personas. O si ha descubierto que le gusta mucho una persona con pareja abierta, es capaz de trabajar sus inseguridades para intentar entrar en ese paradigma. Pero no será algo que se plantee desde un primer momento, se lo traerá la vida y con su gran corazón dará espacio para replantearse el mundo de las relaciones.

Escorpio

Escorpio es el rey de los triángulos amorosos. No sabe cómo pero al final acaba envuelto en ellos, muchas veces sin entender cómo ha llegado hasta ahí. En realidad sí que lo sabe, Escorpio siente mucho, busca y profundiza en intensidad con otras personas, y al final crea vínculos de toda clase. Incluso varios  lazos amorosos a la vez. Así puede verse envuelto en complicadísimos y profundos triángulos amorosos, de esos dignos de una película o novela romántica, de los que le cuesta salir porque ha conectado de verdad con todas las partes implicadas. Si él no los provoca, llegarán sin que los busque. Para entender cómo Escorpio puede moverse entre traiciones, situaciones surrealistas y relaciones intensas, tienes que entender que tiene un gran corazón, que puede sentir el doble que otras personas, y por eso la vida le trae tanto movimiento. Además de su lado oscuro, su escala de valores y filosofía de vida puede que no cuadren mucho con la sociedad.

Sagitario

Sagitario, es de los que llevan en secreto triángulos o incluso cuadrados. Sí, Sagi puede ser muy fiel cuando ha encontrado a la persona indicada, pero si esto no es así no dudará en buscar diversión por todas partes. Sus triángulos quizás sean medio amorosos medio sexuales, es decir, amará a una de las personas y a otra solamente la utilizará para divertirse. O quizás utilice a varias personas a la vez, las cuales pueden sentir cosas profundas que Sagi todavía no siente. Aunque no sea su intención, puede hacerlas sufrir si no deja las cosas claras desde el principio. Y a quién queremos engañar… incluso dejando las cosas claras, enamorarse de un Sagi no es difícil, así que hay muchas posibilidades de pasarlo mal.

Capricornio

Capri no se complicará la vida con un triangulo amoroso. Eso le quitaría mucho tiempo de cosas más importantes. Si ve un pequeño indicio de esto en su relación, que de existir lo verá porque a Capri no se le puede ocultar nada, cortará por lo sano y a buscar otra pareja. Pero esto no quita que pueda ser la otra persona que aparece en una relación, siempre y cuando no le complique la vida. Si Capri tiene un crush y este le ofrece un momento de intimidad romántico, aunque esa persona tenga pareja, quizás se lo piense, ya que la otra persona no tiene por que enterarse, no sufrirá… Pero no lo prolongará mucho en el tiempo. Capri sabe que no puede enamorarse de esa persona, y tampoco le gusta tener que andar ocultando cosas, porque es honesto por naturaleza.

Acuario 

Un Acuario que haya perdido la confianza en el amor, es el candidato perfecto para un triángulo amoroso. Aunque será más un triángulo sexual que amoroso, porque Acuario se negará a abrirse de verdad a ninguna de las partes, o si lo hace, a no admitir que siente algo. Pero eso sí, solo permitirá el triángulo si él es el protagonista, no vayas a pedirle que sea el engañado en el caso de haberlo. Acuario entrará en otra relación o será el que abra las puertas de la suya. Además, se le dará bastante bien, sabe cómo moverse en nuevos conceptos de relaciones y no es de los que se preocupan por el qué dirán. 

Piscis

Piscis es de los signos que podría convivir en una relación a tres. Al principio puede ser extraño, pero si a Piscis se le presenta un triángulo amoroso en su relación que le cuadre, se dará un tiempo para ver lo que siente. Si el triángulo lo ha provocado el mismo Piscis, puede prolongarlo mucho en el tiempo, intentando no hacer daño a nadie. Y si su pareja está confusa con una tercera persona, puede que Piscis acepte ver qué tal irían las cosas siendo tres. Claro que el pez, igual que nada hacia arriba, lo hace hacia abajo. Así que no confíes en que va a aceptar siempre que entre otra persona en su relación. Puede que le pilles de malas y sienta que tiene que mostrar el drama que siente por dentro, ya que has terminado con todas sus expectativas románticas.