A pesar de que muchas parejas han acabado fatal, la combinación de Tauro y Cáncer es una de las más compatibles del Zodiaco. A ambos signos les encanta que les muestren afecto y se sienten cómodos disfrutando de las pequeñas cosas de la vida. Ambos signos son cariñosos, leales, les encanta proteger y sentirse protegidos por alguien y tienen una sensibilidad que ya quisieran muchos. Esta es la compatibilidad Tauro y Cáncer.

Cáncer se sentirá protegido con Tauro cerca y Tauro se sentirá muy querido con Cáncer que mostrará cariño y amor. Es una buena unión siempre y cuando no aparezcan los lunáticos estados de ánimo y los vaivenes emocionales del Cangrejo. Eso desestabilizará mucho a Tauro, que no sabrá bien qué hacer para calmar a Cáncer. El Toro tampoco se libra de estos altibajos pero son menos comunes que los del Cangrejo. Quizás, más bien, los defectos de Tauro serían la terquedad, el hecho de que las cosas se hacen como “yo quiero y punto”.

Cáncer es sensible, y a veces frágil incluso pero cuando le mandan o le ordenan algo, sálvese quien pueda. El Cangrejo es una persona con un genio de aquí a China. Y aunque esté temblando por dentro, jamás se someterá del todo a alguien. Puede que en muchas ocasiones hasta ella/él mima/o se vea como el débil de la relación (cuestión de seguridad) pero no se achantará jamás. Eso seguro. Por las venas de Cáncer corre sangre rebelde. Y la necesidad de control de Tauro puede causar en muchas ocasiones un estallido fuerte.

Otro de los puntos súper importantes en la compatibilidad Tauro y Cáncer y que puede desencadenar algunos problemas graves son los celos. Ambos signos son celosos, y entre ellos, mucho más aún. Cáncer tiene miedo de perder a Tauro y su protección y a la vez, Tauro es bastante posesivo con Cáncer. De ahí, puede surgir más de una pelea si no se controlan.

En definitiva, ambos dos signos buscan apoyo y seguridad, y los dos signos son capaces de dar al otro lo que necesitan. Uno busca seguridad material y el otro, seguridad emocional. Son signos muy compatibles y es por eso por lo que se llevan tan bien cuando dejan de lado los problemas.

Lo mejor entre estos dos signos sería sin duda el apoyo mutuo, la comprensión, la ternura… Lo peor quizás la rutina doméstica, los celos, la posesión… Hay que tener cuidado y jamás sobrepasar líneas prohibidas. Si no, nada volverá a ser como antes.

2020-11-09T16:04:53+02:00