Por alguna extraña razón zodiacal Géminis y Cáncer compenetran extraordinariamente bien en casi todas las relaciones: como pareja, como amigos, como amantes… En un primer momento, es fácil que todos se extrañen un poco de que estos signos puedan llegar a llevarse tan bien cuando parece que no tienen absolutamente nada en común. Pues lo tienen. Esta es la compatibilidad Géminis y Cáncer.

Esta combinación puede odiarse a muerte o amarse con pasión en determinados momentos de la vida. A pesar de que Géminis es el signo inconstante e inestable, cuando está con Cáncer, puede cambiar radicalmente y convertirse en una persona más calmada (sorprendente pero cierto).

Géminis y Cáncer necesitan conocerse muy bien para que la relación funcione. Y ahí está en truco de que haya tantísimas parejas de este signo que además, duren tanto. No hay secretos para ellos. Y si en algún momento los ha habido, han sido motivos suficientes para romper. Si los dos signos se guardan respeto y además, enseñan al otro, sin tapujos, lo que son, el éxito está asegurado.

El Cangrejo puede sentirse en muchas ocasiones inseguro por la actitud de Géminis pero a la vez, y aunque parezca que no, Géminis también se sentirá inseguro con Cáncer. Pero son signos que no se demostrarán esos sentimientos.

A Géminis le desesperarán los cambios de humor repentinos del Cangrejo, que un día quiera darlo todo de si mismo, y otro día dejarlo de lado. Pero sabrá llevarlo mejor que cualquier otro signo a pesar de sus altibajos. Hay que recordar que Géminis también los tiene también.

Para que funcione realmente, ambos signos deben aprender a superar las diferencias, a confiar en el otro, a admitir sus fallos y siempre a ser sinceros. Géminis lo intentará siempre y a Cáncer le costará en algún momento (lo de admitir sus fallos) pero acabará por hacerlo también. Los dos son muy diferentes, y por eso se atraen. Cáncer, a pesar de ser sensible, saca fuerzas cuando se junta con Géminis, se crece de alguna manera. Y Géminis, se adapta a la forma de vivir de Cáncer.

Es una combinación curiosa. Muchos aún no entienden cómo pueden durar tanto, cómo pueden saber llevarse tan bien, cómo se pueden perdonar tanto. Pero eso no les importa… La relación es de ellos y de nadie más.

2020-11-11T16:38:03+02:00