Ni Libra ni Piscis sabe por qué el otro piensa y actúa como lo hace. Las motivaciones, la actitud, la forma de ser o el carácter de Libra, desconciertan al pez. Y Piscis, a su vez, es un enigma para Libra, un gran enigma. Por la naturaleza de cada uno, sería muy muy complicado que estos dos signos se conocieran a primera vista, así, sin más. Ni siquiera llegarían a un “hola” si no fuera porque el vínculo de ese encuentro pudiera ser un trabajo, compartir clase, una presentación que hiciera alguna persona que tuvieran en común o una situación no planeada. Como que sean vecinos o vivan cerca y se vean a menudo. Esta es la compatibilidad Piscis y Libra:

Es muy extraño que al principio decidan tener algo muy fuerte. Todo fluye poco a poco, hasta que al final se enamoran. Pero no hay pasiones agobiantes ni estrés prematuro. Viven todo con una cierta tranquilidad. Una vez que el destino les hace que se unan fuertemente, sentirán atracción instantánea para descubrir las diferencias del otro. Quieren investigarse, quieren saber qué esconde cada uno…

Dentro de la compatibilidad de Piscis y Libra, Piscis sentirá que no le cuesta hacer lo que sea por Libra. Es servicial y encuentra en Libra a una persona que no se aprovecha de manera descarada. Piscis podrá ser esa mano que Libra necesita agarrar, ese hombro si necesita llorar. Y lo más importante es que lo hará porque quiere hacerlo. Quizás sepa que en algún momento a Libra se le fue la cabeza y pide más de la cuenta sin dar lo mismo pero, al fin y al cabo es capaz de controlarlo. No todo podía ser perfecto.

Por otro lado, Libra, a su manera, intenta esa cercanía con el pez al que a veces ve como alguien lejano. Intenta atraparlo porque sabe que no es justo que aparezca y desaparezca. Sabe que no es justo que le de una de cal y una de arena. Pero el pez no lo hace adrede, simplemente necesita algunos momentos de soledad, de enfrascarse en su mundo.

Piscis no premedita, no hará algo para herir de forma deliberada a Libra, simplemente es así. ¿Un poco caótico? Sí, pero a pesar de todo, aunque Libra pueda sentirse enfadado por momentos, intentará respetarlo siempre. Aunque le cueste, porque para Libra, si es lógico y al final aceptará cualquier comportamiento que crea justo. Con explicaciones, siempre entenderá, es sencillo.

A pesar de ser muchas veces la noche y el día o de que no entiendan en ocasiones nada del comportamiento del otro y de su manera de actuar, la unión entre Libra y Piscis puede tener una gran compatibilidad. Libra aportará la estabilidad de su signo a esta pareja mientras Piscis contribuirá con su misticismo y espiritualidad.

Los problemas pueden venir si ambos no tienen unos gustos o intereses comunes ya que, quizás, la afición de uno de los miembros el otro la puede interpretar como una excentricidad. También han de cuidar las pequeñas discusiones que van erosionando la relación y a la larga pueden destruirla. Piscis puede ser demasiado «blando» en algunos aspectos para Libra. Y Libra a su vez puede elevar mucho los celos del pez. Los dos son sensibles, y con buena comunicación podrían ahorrarse el 90% de las peleas. Un buen diálogo entre los dos es necesario de forma habitual. Siempre 50/50. Libra no tolerará dar más que el pez.

La mayoría de problemas entre estos dos signos vienen por pequeñeces, por cosas que deberían cortarse al principio y que quedarían ahí, sin más. Pero que cuando crecen y crecen se hacen insostenibles. Pueden esperar a que la gota colme el vaso. De hecho, muchas relaciones entre estos dos signos aguantan hasta el límite, y eso es un gran problema… La compatibilidad Piscis y Libra podría ser mucho mejor con una comunicación más fluida.

Entre los dos signos siempre se podrá llegar a pactar, siempre podrá haber un acuerdo, siempre se podrán haber evitado muchas discusiones… Eso sí, una vez que se han enfrascado en una y sobre todo que se han empezado a echar cosas en cara de cosas que pasaron, será muy complicado y necesitarán ambos, un tiempo para curar heridas…

2020-10-26T16:07:09+02:00