Vale, entre Piscis y Sagitario algo está claro, la tensión se palpa en el ambiente. Y claro que un poco de tensión no es mala. El problema es que una fuerte dosis puede provocar excesos menos beneficiosos, y esta pareja, lo sabe de sobra. Si los dos quieren vivir en paz deberán controlarse, ambos, y mucho más de lo normal. Pero se puede. Esta es la compatibilidad Piscis y Sagitario:

Piscis y Sagitario forman una pareja compatible, al menos eso siempre parecerá al principio. A pesar de que no sea una atracción demasiado potente, en cuanto se conocen, empiezan a acercarse más el uno al otro. Se buscan pero se dejan ir, como un quiero y no quiero, como un juego que sólo ellos parecen conocer. Sagitario derrocha energía, optimismo y además es generoso, algo que atrae a Piscis como un imán.

Piscis también atrae a Sagitario a su manera, con un aura de misticismo y espiritualidad. Esa sensación de que escucha cada una de las palabras que dice es algo que derrite a Sagitario ya que muchas veces le cuesta comunicarse con los demás porque nadie lo entiende. Uno tiene de lo que el otro carece, y a veces será atractivo. Llamará la atención pero otras veces podrá ser lo que desencadene las discusiones.

Piscis necesitará estar junto a Sagitario, mucho. Querrá ser escuchado porque tiene que desahogarse y puede ser que al principio pasen demasiado tiempo juntos. Sagitario puede verse un poco encerrado en la relación a menudo. Pero Piscis es capaz de darle libertad, porque Piscis, entiende los deseos de libertad de Sagitario.

Estos dos signos no pueden evitar la atracción física pero es posible que nunca se vea acompañada de una atracción mental semejante. A pesar de que en algunos planos quieran estar a la altura del otro. Piscis, todo emoción, y Sagitario a veces demasiado cortante, una combinación con un 80% de papeletas para que acabe en drama. Pero también existe ese 20% que hace que no lo sea.

Puede haber pequeños problemas en el día a día  porque cada uno tiene una visión del mundo. A Piscis le gusta ayudar a los demás, luchar contra las injusticias y quizás se implica demasiado en asuntos que debería dejar un poco más de lado por no sufrir. Sagitario, a pesar de que es generoso no se implica de la misma manera. Vive las cosas como le vienen y si su boca suelta un comentario desafortunado, lo suelta. Pero se queda ahí, en ese momento, y a otra cosa. El pez puede acabar herido por días con los comentarios de Sagi.

Tienen muchos choques, por el «poco tacto» de Sagitario y la sensibilidad de Piscis. Es un tema complicado pero hay que aprender que la boca del arquero va más rápido que su mente. Y puede soltar más de una palabra hiriente sin querer. Y claro, el pez es sensible pero también tiene su genio así que, cuando explota todo puede convertirse en caos.

No hay que olvidar que el carácter de Piscis puede hacer daño también, porque a pesar de que no saque su ira siempre, cuando lo hace, lo hará sin filtro.

A pesar de que muchas veces ninguno de los dos esté de acuerdo con las ideas que el otro tiene en la cabeza, puede parecer que hasta se respetan, de alguna manera, incluso por momentos pueden llegar a pensar que quizás incluso podrían aprender cosas nuevas el uno del otro.

En la compatibilidad Piscis y Sagitario todo parece un poco inseguro. Nada es muy estable, pero a la vez, puede ser compatible. Muchos de ellos aguantan hasta el final de sus días, aunque pueda sonar a chiste. ¿El secreto? Quitarle importancia a todo, A TODO. Pero es algo muy complicado…

Piscis es muy sensible y tierno, contrariamente, Sagitario puede desilusionarlo y hasta lastimarlo con su cruel franqueza. Pero por ejemplo en otros aspectos, ambos se complementan y se comprometen a trabajar sin descanso para hacer realidad sus proyectos. Son solidarios entre ellos y con el prójimo. Piscis es comprensivo, reflexivo y respetuoso de la libertad, y ambos aman la independencia.

Muchas veces, parecerá que el gobierno de la relación lo tiene Sagitario, pues Piscis es susceptible y termina obedeciendo. Pero siempre hasta un punto, y Sagitario deberá tener en cuenta de que quizás el día que exploté, se marche. Así sin más, sin ni siquiera decir adiós. Se acabó y se acabó. Eso pillará de sorpresa al arquero ya que por momentos, pensó que tenía el control. Y claro que lo tuvo, pero dejó de tenerlo…

La curiosidad y la aventura, el hecho de que no les guste estar mucho tiempo desarrollando la misma actividad, el disfrutar explorando nuevos territorios, nuevas ciudades, el hecho de explorarse el uno al otro sin entrar en descalificativos o insultos, probablemente sea de lo más positivo que pueda tener una relación entre Sagitario y Piscis…

Y sobre todo paciencia, mucha paciencia…

2020-10-26T16:36:28+02:00