Virgo y Acuario, en realidad, tienen una compatibilidad de las más bajas de todos los signos del Zodiaco. Y, para que la relación siga adelante debe existir mucho amor entre ellos. No será imposible, pero sí difícil. Para Virgo, amante del orden, algunas excentricidades de Acuario pueden ponerle de los nervios. Se trata de signos opuestos y ambos se tomarán como un desafío conseguir imponerse sobre el otro. Virgo pretenderá poner orden en el caos y Acuario pretenderá poner el caos en el orden establecido. Porque sí, porque es rebelde y porque el orden, a veces, le aburre. Esta es la compatibilidad Virgo y Acuario.

Acuario tiene una tendencia a elaborar predicciones de futuro y también analizarlo todo. A pesar de que consigo mismo a menudo se hace muchos líos mentales, si cualquiera necesita consejo, le dará los mejores. Esta capacidad fascina a Virgo, le sorprende. A menudo, aunque no lo haga públicamente, le subestima y a menudo, esas sorpresas le roban una sonrisa. Por otra parte Virgo es muy crítico. Y aunque Acuario no suele hacer caso a criticas puede llegar un momento en el que se vea afectado de verdad y se aleje totalmente de Virgo.

Virgo puede sentir bastante inestabilidad con Acuario. Da la impresión de que a veces, no sabe lo que quiere, y esto, le mata.

Pese a estas (grandes) diferencias, Virgo y Acuario tienen algunas cosas en común. Los dos tienen un gran lado humanitario que les lleva a querer ayudar a los demás. El problema es la diferencia de los modos de vivir, las pautas marcadas por Virgo pueden llegar a aburrir a Acuario. La vida que lleva Acuario puede “dar miedo” a Virgo.

En la cama, Virgo y Acuario son totalmente diferentes. A Acuario le fascina lo nuevo, lo desconocido y esto, puede asustar un poco a Virgo al principio. Pero en seguida, se dejará llevar por el carácter especial de Acuario y bajo sábanas, habrá entendimiento seguro.

Lo mejor entre estos dos signos, sin duda, las relaciones íntimas apasionadas. Lo peor, la forma de ver la vida tan distinta..

2020-11-18T16:43:42+02:00