Que alguien reaccione negativamente a alguna de tus proposiciones te puede doler, molestar o incluso a veces, dependiendo de la persona que lo diga, te enfada Leo pero que no te tengan en cuenta es lo que realmente te revienta y te hace alejarte de la verdadera esencia de tu personalidad.

Ama al prójimo Leo, pero nunca jamás más que a ti mismo, ten muy en cuenta todas sus acciones, pero que no vuelvan a repercutir en ninguna de las suyas, porque posiblemente hayas respirado algún gas tóxico procedente del ambiente de una persona muy tóxica y hayas olvidado quién eres realmente y de lo que eres capaz de hacer y de la guerra que aun tienes que dar.

A un león no se le puede reprimir de ninguna manera. Deja suelto a un león como tú y haz que peligren todas las demás ovejas del rebaño ¿verdad? Lo sabes Leo, lo sabes muy muy bien y no vas a permitir que nada ni nadie te hagan bajar ni medio peldaño de tu escalera de propósitos en la vida.

El consejo que necesitas escuchar ahora mismo es este Leo: No te olvides de ti mismo agradando a los demás y olvídate del resto para agradarte a ti mismo león.

Ni más ni menos, nadie mejor que tú sabe lo que es esto, de verdad, el óscar para la mejor mano amiga, pareja y familia de la historia es tuyo. A partir de ahora hazlo todo por y para ti y quien quiera algo que se suba a tu carro. No seas tú quien se vuelva a bajar de su propio mundo para subirte al de los demás.