Fría pero genuina hasta los huesos. Cáncer tiene la habilidad de que te pierdas en la forma en que cae su cabello, la manera en que sonríe y cómo juega con su mirada. Es la mujer que palpita lealtad, la que pone lo emocional por delante. Es un signo de agua, líder, iniciadora y con protección en cada caricia. Hay varias cosas que convierten a Cáncer en una mujer hechizante e irresistible. La representa el Cangrejo, ahí está su sensibilidad. Pero también tiene de su lado a la Luna, esa es la razón por la que piensa con el corazón antes que con la cabeza. Es como la marea, crece, cambia y te repara. Es esa, a la que llaman loca, la intuitiva, encantadora, temperamental y honesta. Es la mano amiga, comprensiva y bondadosa. Cáncer es tan impredecible que se vuelve una tentación para cualquiera por estas razones: 

5.- Amante de la cocina 

Entre aromas, texturas y colores. Cáncer es la mujer que te llena el alma y el estómago, su mano tiene el poder de deleitarte con los mejores platillos. Y es que cuando pone un alimento al fuego le agrega parte de su corazón. Le gusta proteger a los que ama, dibujar una sonrisa en su rostro y consentirlos. Cáncer puede no saber nada de cocina, pero se le da de forma natural y cuando menos piensa te sorprende. 

4.- Sin superficialidades 

Esta es una de las cosas que convierten a Cáncer en una mujer hechizante e irresistible. A Cáncer le importa poco lo que hay en tu billetera, quiere algo más que dinero. Es quien se sumerge en las profundidades de tus pensamientos, quien quiere descubrir realmente si tienes pensamientos cautivadores. Si tu intelecto es quien habla por sí solo, aprecia tu tenacidad, tu determinación, tu amabilidad. Eso es lo que puede robar su atención, no quiere que le solucionen la vida, tiene la valentía para hacerlo por sí sola. 

3.- Intuitiva de verdad 

Cáncer no es de las que se pierde en la forma en que te miras, ni en tus palabras. Cáncer quiere hechos, presta atención a lo que le dice su intuición, la manera en que su corazón se acelera o se eriza su piel cuando te tiene cerca. Presta atención a cada detalle y confía en la vibra que le haces sentir. Si te aprueba, lo hará desde la primera vez que te vea, Cáncer no soporta a las personas con filtros. 

2.- Amable sin razón 

Así es Cáncer, no va por la vida esperando la aprobación de nadie, hace las cosas porque realmente cree en ellas, porque no tiene tiempo de perderse en banalidades. Es amable porque tiene el don de ayudar, siempre poniéndose en el lugar del otro. Es quien no te suelta en las malas rachas y te aplaude en las buenas. Sabe que mientras entregue bendiciones al resto, vendrán de vuelta a su ser. 

1.- Imaginativa como una niña 

Cáncer es la persona que te devuelve a la infancia con sólo un abrazo. Es muy idealista, basta que te descuides para que empiece a imaginar un montón de cosas. Prefiere ver el vaso medio lleno, que medio vacío. Eso de ser pesimista no está en su vocabulario. Le encanta pintar de colores los días grises. Así es Cáncer, selectiva pero dulce. Una vez que entra en tu corazón deja huella para toda la vida.