Tauro es respetuoso para con todo el mundo, aunque no encaje con todo tipo de personas sabe o entiende que cada uno es un mundo y que para gustos colores. Este signo es leal y apacible, pero como a todos hay ciertas cosas que le molestan o que incluso no soporta ¿quieres saber cuáles son? A continuación, te contamos cuáles son esas cosas que Tauro no soporta…

LA MENTIRA

A ver, Tauro no es que sea el signo más transparente del zodiaco por eso de que alguna vez para zafarse de algo suelta una de sus mentirijillas y se quedan tan pancho o pancha… pero de ahí a que sea capaz de estafar a alguien o de inventar una mentira maquiavélica va un trecho muy largo además. Este signo no soporta la mentira ni la falsedad, mucho menos una traición. Para ellos es de suma importancia rodearse de gente de confianza y por eso analizan muy bien a las personas que conocen a lo largo de sus vidas. Si Tauro se da cuenta de una mentira vil y cruel cierra capítulo rápido, es decir, saca de su vida a la persona que intentó engañarle con las cositas claras y a la cara. En este sentido Tauro no se corta un pelo, si tiene su consciencia tranquila no tiene por qué tragar con las suciedades de nadie… ¡y bien qué hace!

QUE LE LLEVEN LA CONTRARIA

¡Uy nooo! Por ahí no pasa Tauro, si hay algo que este signo no soporta es que le lleven la contraria, sobre todo cuando está seguro al 100% de lo que dice o de lo que hace. Solamente veremos realmente enfurecido a este signo cuando alguien se atreva a contradecirle en algo por lo que ellos apostarían hasta sus vidas, y no cesarán en su cabreo hasta que la otra persona o se baje del burro o deje de llevarle la contraria. En este sentido Tauro es muy cabezón y nunca se da por vencido, ahora bien, como todos somos humanos y podemos equivocarnos, cuando se da cuenta del error da su brazo a torcer y con una sonrisilla de medio lado reconoce que no estaba en lo cierto o en lo correcto… es muy gracioso verle hacer esto, aunque no tanto para la persona que tuvo que aguantar el chaparrón ese día, todo hay que decirlo.

LOS CONFLICTOS

El malhumor a veces se apodera de Tauro, sobre todo esos días en que las cosas no salen como quisiera, pero de ahí a que este signo sea una persona que busca problemas no, es más, no soporta los conflictos. Esa gente que a la mínima se pone a dar voces o a provocar situaciones incómodas no va con nuestro torito, y en caso de tener una pareja que continuamente ocasiona o busca problemas estamos seguros que le durara bien poco la relación de esta manera. Tauro quiere vivir en paz con las personas que le rodean, evita los conflictos porque sabe que afectan a su equilibrio emocional y que cuando esto sucede todo lo que proyecta se desmorona… menos mal que sabe apartarse a tiempo de quienes tienen el poder de robarle la buena energía que posee.

LA IMPUNTUALIDAD

Puede ser que un día llames a Tauro para saber si viene en tu busca y te diga que está llegando ya cuando en realidad está saliendo de su casa todavía, pero de que llega a la hora llega ¡vamos! Eso dalo por hecho… este signo no soporta la impuntualidad y por eso, aunque no lo parezca maneja muy bien los tiempos. Como dicen la espera desespera y cuando Tauro tiene que esperar por alguien no sólo se desespera, sino que se pone de muy mal humor… pero no un mal humor como el que se le pone cuando le llevan la contraria no, un mal humor de esos silenciosos que a veces son peor que escuchar cuatro gritos y reproches. Los nacidos bajo el signo de Tauro saben que el ser impuntual no es motivo suficiente como para entrar en cólera o perder las formas, pero de que les fastidia les fastidia, y muchísimo…

LA TACAÑERÍA

Tauro no sólo es generoso, Tauro es espléndido con las personas que quiere y a veces también con quien no le toca nada, por eso y porque les parece de poca calidad humana es que le enerva la sangre la gente tacaña. Ellos no pretenden que nadie les regale nada, pero si ven egoísmo o cara dura de parte de gente que aun teniendo de sobra se intentan aprovechar de su buena fe, o lo que es peor se intentan aprovechar de quien menos tiene entonces ya ni os contamos la reacción de Tauro. Esta actitud, comportamiento o forma de ser no va con ellos y por lo tanto no querrán a su lado a este tipo de personas… a las buenas son muy buenos, pero a la malas ¡de tontos ni un pelo!