Algunos le llaman Jamsa, Hamsa o Mano de Fátima, un símbolo del Oriente Medio y África del Norte, que le ha dado la vuelta al todo mundo. Su significado es tan poderoso que los judíos y los musulmanes lo utilizaban para protegerse. La Mano de Fátima te ayuda contra las envidias, los celos, la mala suerte y mucho más. Sin duda, una vez que conoces todo lo que hay detrás, te encanta.

Fátima era la hija de Mohammed. Los cinco dedos son la representación de los 5 pilares del Islam, de ahí que es un símbolo de refugio. También ayuda para protegernos del popular “Mal de ojo”, es decir, cuando una persona te mira de una forma mal intencionada sin que te des cuenta. Se cree que te deja toda la energía negativa, pero la Mano de Fátima te mantiene a salvo. 

La Mano de Fátima y las malas vibras

Cuando las malas vibras te caen puede que tengas problemas de mala suerte, enfermedades o cualquier otra desgracia. De hecho, hay quienes creen que si al usar el amuleto de la Mano de Fátima y este presenta una grieta, es señal de que te protegió de alguien o de algo.

El ojo es señal de que está vigilando a la persona que lo porta, listo para cualquier encuentro negativo en tu vida. Por otro lado, la Mano de Fátima, es la imagen de lo femenino, la figura de la mujer sagrada que representa paciencia, felicidad y comprensión. Es un símbolo de amor y hogar, de un vínculo duradero y leal.

La Mano de Fátima es sinónimo de abundancia, de fertilidad y prosperidad. Es la que te llevará al camino del éxito cuando menos lo pienses. La llaman Hamsa por sus cinco dedos, viene de la palabra Hamesh o Kamsah, que significa “cinco”. Usar la Mano de Fátima hacia arriba o hacia abajo también tiene un significado.

Cuando se usa hacia arriba te protege de los males de las personas que quieren verte caer a tu alrededor. Las envidias, la ira y el coraje que otros te tienen. La Mano de Fátima no permitirá que los celos y el odio de los demás tengan consecuencias en tu día a día, cuando la colocas en esa posición.

Mientras que usar el amuleto de la Mano de Fátima hacia abajo es meramente para la prosperidad, para atraer todas las bendiciones y buenas oportunidades a tu vida. También te ayuda a ser más paciente, a disfrutar de los buenos momentos. Colocarla hacia abajo impulsa la felicidad.

La Mano de Fátima tiene el ojo que lo ve todo, que te mantiene lejos de las desgracias. Pero al final eres tú quien le da un significado, si realmente crees en algo, no dejes que el resto te haga cambiar de opinión. Porque una persona que cree tiene el poder de lograr lo que sea y un símbolo no le hace daño a nadie. A fin de cuentas es mejor tener algo que nos mantenga de tanta gente doble cara a nuestro alrededor.