Todos tenemos cualidades positivas y negativas que hablan de nosotros y que podemos ver en el día a día. Lo cierto es que, pese a que no podemos modificar nuestro carácter, sí tenemos la posibilidad de mejorar aquellas cualidades que no nos gustan tanto. Sin embargo, el primer paso para ello es conocernos a nosotros mismos y conocer estas cualidades que queremos cambiar. Nosotros te contamos cuál es tu lado positivo y negativo según tu signo, te hablamos tanto de tus cualidades positivas como de las negativas para que puedas empezar a hacer estos cambios que tanto quieres hacer.

Aries

Los nativos del signo Aries son personas muy abiertas y dinámicas. A todos les gusta estar a su lado cuando están de buenas, pero la cosa se complica cuando estos empiezan a mostrar su lado oscuro. Los nativos de este signo pueden llegar a ser personas muy egoístas y un tanto agresivas, por no decir que suelen ir a la suya sin importar mucho lo que opinen los demás. Pese a que ir a la suya no es una cualidad negativa como tal, la mayoría de las veces sí lo es, sobre todo cuando esta actitud afecta a sus relaciones con los amigos, familia y pareja.

Tauro

Los nativos del signo Tauro son personas amables, tiernas y persistentes. Cuando se establecen un objetivo será muy difícil hacerles cambiar de opinión. Además, son personas a las que les gusta la seguridad y les encantan las relaciones estables y de confianza. Sin embargo, los nativos de Tauro pueden llegar a ser de lo más celosos, posesivos y un tanto inflexibles. 

Géminis

Los Géminis son personas con una gran capacidad de amar. Son de lo más inteligentes y siempre suelen estar en alerta para ayudar a los demás. Además, son personas de lo más versátiles, curiosas y elocuentes. Uno de sus puntos fuertes es que se adaptan de maravilla a aquellas situaciones que la vida les ofrece. Por el contrario, estos nativos también pueden llegar a ser un tanto superficiales e inconsistentes. Cuando se molestan, no controlan mucho lo que dicen y, a veces, pueden llegar a dañar a aquellos que tienen cerca por no saber mantener la confidencialidad de sus conversaciones.

Cáncer

Cáncer es amor, intuición e imaginación. Estas personas son muy intuitivas y les es fácil determinar las intenciones de aquellos que tienen cerca. Cuando aman, lo hacen de corazón y son unas de las personas en las que más se puede confiar. Con ellos, tendremos este apoyo que tanto necesitamos en ciertas ocasiones. Como punto negativo, merece la pena destacar que pueden llegar a ser temperamentales y cambiantes. Se aferran mucho al pasado y, a veces, les es muy complicado poder avanzar.

Leo

Leo sabe tratar de maravilla a aquellos a los que quiere. Son personas muy abiertas, independientes y muy decididas. Tienen la mente siempre abierta, lo que les hace ser de los mejores a la hora de buscar alternativas y soluciones a los problemas. Por otro lado, cuando hablamos del lado negativo de este signo, merece la pena destacar que pueden ser personas un tanto egoístas, arrogantes y poco tolerantes con los demás.

Virgo

Los nativos del signo de Virgo son personas modestas, meticulosas, muy trabajadoras y organizadas. Si hay algo que les permite vivir más tranquilos es que son personas muy prácticas y de lo más optimistas. Por el contrario, un nativo de Virgo puede llegar a ser de lo más crítico, además de entrometido. Al ser una persona tan práctica suele decir las cosas tal y como las piensa y esto puede causar daño a aquellos a los que tienen cerca.

Libra

Las buenas cualidades de los nativos de Libra son la diplomacia, la elegancia, la educación y el romanticismo. Son personas muy sociables con las que se puede tratar sin problemas. Además, merece la pena destacar que son de lo más felices a la hora de compartir todo cuanto son y cuanto tienen con aquellos a los que aman. Por el contrario, las cualidades negativas de este signo son la falta de decisión y de seguridad en ellos mismos, así como una gran falta de voluntad. 

Escorpio

Los nativos de Escorpio son personas que destacan por ser de lo más determinadas y es que cuando se proponen algo, no hay nadie que les haga cambiar de opinión. Ponen mucho esfuerzo en lograr cuanto se han propuesto. Además, son personas con una gran fuerza de voluntad y de lo más intuitivos. Sin embargo, en cuanto a sus cualidades negativas, debemos destacar que se trata de personas muy vengativas, un tanto obstinadas y obsesivas.

Sagitario

Los Sagitario son personas muy optimistas, amantes de la libertad y con un gran sentido del humor. Los nativos de Sagitario son de lo más honestos y directos. Deportistas y muy intelectuales. Por otro lado, el rasgo negativo de los nativos de este signo es la irresponsabilidad que pueden mostrar en determinados momentos. Del mismo modo, son personas un tanto desorganizadas y superficiales.

Capricornio

Capricornio es una persona muy confiable, determinado, prudente, práctico y con aspiraciones en la vida que buscan satisfacer con todas sus fuerzas. Estamos hablando de personas que hacen sentir seguros a los demás, de muy buen humor y de lo más cariñosos. Es uno de los signos más románticos que hay en el horóscopo. Sin embargo, estamos delante de personas que también pueden llegar a ser fatalistas y un tanto derrotistas. Además, se caracterizan por ser un tanto pesimistas, rígidos e intolerantes.

Acuario

Acuario es una persona un tanto imprevisible, muy espontáneo y creativo. Son personas muy independientes, originales y muy innovadores. Por otro lado, son personas de lo más humanas y con un alto grado de empatía hacia los demás. Sin embargo, cuando hablamos de sus cualidades negativas, merece la pena destacar que pueden ser personas un tanto inestables y muy distantes.

Piscis

Lo bueno de los Piscis es su gran capacidad para amar. Son muy imaginativos y de lo más compasivos. Los nativos de este signo se caracterizan por su capacidad de sacrificio personal; son tiernos y muy amorosos. En cuanto a lo negativo que hay en ellos, podemos destacar que suelen ser un tanto indecisos, con poca fuerza de voluntad, muy sugestionables y manipulables. 

Como ves, no hay nadie que esté exento de cualidades positivas, pero tampoco de negativas. Lo mejor es llegar a un punto medio y poder vivir en equilibrio en lo que hace referencia a nuestras emociones.