CUANDO ARIES ESTÁ A PUNTO DE ROMPER CONTIGO

Las peleas continuas y las voces pueden ser el plato principal, pero el detonante de la bomba de Aries explota cuando adopta una postura de indiferencia absoluta. Si, Aries es fuego puro y duro pero a la hora de cortar con una relación que no tiene futuro, deja de lado su lado más pasional y se decanta por las estrategias silenciosas. Puede que Aries diga cosas que no sienta y de la manera menos adecuada, puede que luego se arrepienta si su temperamento se pasa de madre, es muy posible que a Aries, después de un arrebato termine peor de lo que empezó, porque no le gusta ser así, no quiere hacer daño a alguien de manera intencionada…

Aries es una persona muy enérgica para todo, en serio, no hay nada que no lo haga con ganas y en este caso una ruptura no iba a ser menos.

Ni mucho menos hablaríamos de dramas de novela o de escenitas públicas donde la vergüenza sea el ingrediente estrella, pero sí que debe de existir algo de movimiento, de calor, de temperamento… Primero, llegan las jornadas de charlas intensivas donde Aries, va caldeando y subiendo su calor a niveles muy altos. Lo piensa todo, lo organiza y se para a estudiar cada detalle, cada situación que ha hecho que todo termine. Aries es lucha que no para ni un segundo hasta que consigue lo que quiere, y si la relación se sigue resistiendo, los enfados siguen creciendo y las noches, siguen quedando de en disputas en vez de amor…

Aries corta, Aries se va, no quiere eso en su vida, puede que explote y se lleve muchas cosas por delante, pero si lo hace, es por la impotencia, por la rabia de no poder hacer nada.

Y si encima dice la verdad la otra parte lo niega, peor que peor, ahí hablaríamos de una buena ruptura dramática y traumática. Aries no se olvida de la noche a la mañana señores.

2018-06-19T12:05:08+00:00