Una regla de la vida que todos deberíamos tener muy presente, es no asumir una opinión antes de conocer a la persona, porque nunca sabes lo que hay detrás de una sonrisa angelical, sobre todo, cuando se habla de mujeres. Algunas son sumamente astutas, les gusta poner en práctica el juego de la ingenuidad, pero en el momento menos pensado sacan la fiera que llevan dentro y ahí te pueden pisotear sin tocarse un poquito el corazón. Sí, esto es lo que pasa cuando las mujeres del zodiaco que no son rebeldes ni sumisas. Te recomiendo que no las hagas salir de sus casillas. 

Aries 

La verdad es que Aries ya se acostumbró a recibir miradas que nunca pidió. La gente la juzga sin conocer el trayecto largo de las cicatrices que lleva en el alma. Es posible que tenga manías, pero, ¿quién no las tiene? Jamás se ha pintado como la mujer perfecta, su cara es transparente, con lados grises y otros negros, si no tienes la suficiente madurez emocional como para aceptarlo, mejor vete, no te va a rogar. 

Tauro 

Bendito sea el lado obstinado de Tauro, aunque muchas veces la lleva a cometer un error tras otro, no lo cambiaría por nada, porque la hace levantarse en medio de las peores batallas. Es una mujer de carácter, eso de ponerse a los pies de alguien por amor, no es lo suyo, no perdería su dignidad de esa manera. Además, le aburre la gente hipócrita, la vida le ha enseñado que es mejor quedarse con un solo amigo, que rodearse de falsedades. 

Géminis 

Hay algo que le provoca hasta urticaria a Géminis, me refiero a todas esas veces en las que la gente llega a su vida con la intención de que cambie. Es una mujer que tiene sus altas y bajas, pero ha aprendido a reconocer sus errores y abrazar con el alma sus cualidades. No está para doblar las manos por gente que sólo quiere apagar su brillo. Hace mucho tiempo que decidió hablar y ya nadie la va a callar. 

Cáncer 

El cuerpo y el alma de Cáncer están bañados de un cúmulo de emociones, arrolladoras e impredecibles. Es por ello que hay veces en las que el llanto llega sin previo aviso y otras tantas el estómago le explota de risa. Así es ella, no tiene filtros, porque no le interesa venderse como alguien que no es. Es capaz de aceptar las grietas de la vida, no todo puede ser color de rosa y sabe que hay gente mala de la que se debe alejar. 

Leo  

Llámala, soberbia, loca, intensa e impulsiva, son precisamente todas esas características las que han forjado su personalidad aguerrida. Le ha tocado estar en los dos lados de la moneda, unas veces la manipulada y otras es ella la que los utiliza como marionetas. Quizás de manera cruel entendió que no todo el mundo merece su mejor versión y esa es la razón por la saca las uñas cuando intentan controlarla. Olvídalo, no es ni un poquito sumisa. 

Virgo 

La vida es tan valiosa que sería muy absurdo que Virgo tome las cosas a la ligera, sabe que cada movimiento tiene consecuencias buenas y malas, de ahí que piensa tres veces antes de dar un paso. Lo que menos quiere es caos en sus días, por eso se aleja del conflicto. Ya se dio cuenta de que ignorar es mejor que perder el tiempo con gente que no tiene ni la más mínima intención de cambiar, no es su responsabilidad. 

Libra

De alguna manera, lo que más le cuesta a Libra es resistirse a ayudar a la gente que ama. Se ha vuelto una salvadora, lo cual es peligroso, ya que, hay quienes solo se acercan por interés. Ahí es cuando tiene que poner límites, porque los otros no se tocan el corazón ni tampoco le preguntan si ella está bien. Que no te sorprenda que deje de estar siempre disponible, ya le toca cuidarse. 

Escorpio 

Ni muy malvada ni muy inocente, esa es Escorpio. Desde luego, a las personas les encanta creer esa historia de que va por la vida dispuesta a hacerle daño a quien sea, sin tocarse un poquito el alma. No es cierto, la gente que habla es la misma que antes se aprovechaba de su lado emocional. Sin embargo, decidió que nadie la volvería a humillar y ahí fue cuando todo cambió para bien. Ella no te va a lastimar, siempre y cuando, no lo hagas tú primero. 

Sagitario

Definitivamente, Sagitario, es una mujer divertida, que no duda en mostrar su lado sociable y ama desde la libertad. Sin embargo, eso no es sinónimo de que va a abrir las puertas de su vida para que cualquiera llegue y haga lo que se le antoje. Ella no tolera que interfieran en su felicidad, le enferma la amargura ajena y por eso levanta su barrera. Es muy firme cuando toma una decisión, si te saca de su vida no hay vuelta atrás. 

Capricornio 

Lo que menos quiere Capricornio es andar por la vida fingiendo ser alguien que no es, las mentiras le molestan demasiado y es por ello que se muestra lo más honesta posible. Es una mujer de metas, se exige hasta las lágrimas y nunca se detiene. Tiene tantas cosas por hacer, que no está dispuesta a permitir que nadie arruine su futuro. Su carácter es fuerte, si quieres dominarla, te aconsejo que lo hagas en tus sueños, porque sólo ahí sucederá. 

Acuario 

Sinceramente, a una mujer Acuario le da igual que la llamen voluble, hay momentos en que lo es y demasiado. Sin embargo, esos cambios repentinos se han convertido en un impulso para no tirar la toalla y moverse del sitio en el que ya no sonríe. Su cabeza está llena de tantos sueños que no se va a detener por comentarios negativos de personas que sólo la quieren ver caer. Ella no es sumisa, si te agrada está bien, pero si no es así, le da igual. 

Piscis

A simple vista la ven y asumen que Piscis es una mujer dulce, comprensiva, amorosa, no digo que no sea cierto. Sin embargo, en esta vida no todo es color de rosa y su personalidad es el vivo ejemplo de ello. Más allá de su empatía está una mujer que no se deja endulzar el oído tan fácilmente y menos por gente que ni la conoce. Lo que tiene de dulce lo tiene de resiliente. Jamás la pongas a prueba, porque te enseñará cómo salir de la tristeza más profunda.