CUANDO LE HACES ALGO MALO A CÁNCER

Cuando le haces algo malo a Cáncer, estás fallando al código de la tranquilidad, estas manchado su amabilidad, estás haciendo que Cáncer salga de su zona de confort y adopte una postura mucho más oscura. Vamos, que cuando le haces algo malo a Cáncer estás despertando a la bestia sin apenas darte cuenta, así de claro.

Está muy claro que nadie aguanta un ataque, un insulto o una acción mala que vaya directa al corazón, pero Cáncer mucho menos, el cangrejo no puede soportarlo y por eso mismo, ataca sin pensárselo dos veces.

Aunque luego se arrepienta, porque Cáncer puede actuar como una verdadera bomba de relojería, explotar sin control y dar candela de la buena, y arrepentirse después.

Su corazón es así, es temperamental, actúa en caliente por pura protección, pero cuando se enfría se arrepiente de tener que actuar así, de tener que atacar para defenderse. Pero es lo que toca, y Cáncer es justicia en este sentido y aunque le duela atacar, lo hace de una, sabe dónde ir, sabe lo que decir y lo que hacer para dejar huella. La persona que le haga algo malo a Cáncer, después de toparse con el cangrejo, no volvería a hacer nada malo jamás. Eso seguro.

2018-09-18T08:39:19+00:00