Te metes en problemas por darlo todo. Sí, así, como suena.

Está claro que también lo haces por tu orgullo, o por tu vanidad, o incluso por tus encantos que atrapan a cualquiera pero sobre todo, tus líos vienen siempre por dar más de lo que merecen. De verdad Leo, despierta un poco. A veces te pierdes en el momento y no te das cuenta de lo que ya te han hecho en el pasado, de lo que se ha repetido varias veces, de cómo lo pasaste de mal… Vuelves a caer una y otra vez en la misma mierda, incluso cuando ya casi tenías toda tu vida reconstruida. Te metes en líos porque al final dejas de hacer tus cosas para satisfacer a otros/as, pospones tus responsabilidades sólo por dar el gusto a los demás.

Tú piensas en el resto Leo pero ¿el resto piensa en ti?

Que sí, que eres muy orgulloso, que tienes unos huev*s que más los quisieran otros, pero cuando te enamoras, estás perdido Leo… Y si de quien te enamoras conoce tus debilidades más todavía. Leo, puedes meterte en muchos problemas porque te gusta jugar con fuego, te gusta vivir tan intensamente el presente que te olvidas del pasado y del futuro, no aprendes del todo de los errores ni tampoco ves peligro en un futuro con tus actos… La gente te echa en cara muchas veces que el mundo gira a tu alrededor, que te crees el centro de todo, pero lo peor es que tú sabes que por amor, tu giras alrededor del mundo. Y eso no Leo… No puede ser… Te hará sufrir…