CUANDO LIBRA SE CONVIERTE EN UNA PERSONA TÓXICA

A pesar de que tienes una diplomacia y una hospitalidad que muchos quisieran, también sabes que cuando te pones soberbia/o ganas a todos. Tu dependencia emocional es la que a veces te hace actuar de maneras que no te gustan, de unas formas que odias pero que no puedes evitar Libra. Tienes las expectativas siempre muy altas en todo lo que haces, con tus amigos, con la familia, con el amor… Y cuando te fallan, te traicionan o te la juegan sale de ti lo peor.

No olvidas tan fácilmente cuando alguien te ha hecho mucho daño pero además, si esa persona no reconoce su error, empiezas a prepararte para atacar.

Y ahí es cuando te conviertes en una persona tóxica. Vas a “machete” a cobrarte lo que sabes que te deben, vas a dar de la misma medicina, vas a por todas. Y además, de la forma que sea. No controlas tu boca a pesar de que sabes que estás diciendo las palabras más hirientes del mundo o escribiendo los mensajes más sangrantes. Explotas como una bomba atómica y no hay dios que se salve. Lo mejor de todo es que a ti, al final, se te pasa pronto.

Tú lo sueltas todo, estás unos días jodida/o pero empiezas a pensar en lo mejor para ti. Y lo mejor es alejarte de cualquier cosa que te haga daño o te haga sobreexcitarte de mala manera. Y después de eso pasas a la ignorancia total. Has podido ser una persona tóxica en algún momento de tu vida porque te hayas dejado arrastrar por otro tipo de personas tóxicas pero ya está. En cuanto reaccionas o en cuanto das el merecido que sabes que se merecen, te alejas. No te gusta estar en la mierda, lo siento pero no.

2018-04-19T13:05:42+00:00