No vale la pena acumular cosas innecesarias en el corazón, porque al final la vida es la que decide poner a cada quien en su sitio. Cuando los signos del zodiaco sueltan rencores se permiten abrazar sus insatisfacciones, resentimientos y todo eso que levanta sus heridas. Al perdonar a los demás, te perdonas a ti mismo, porque dejas de culparte y el alivio que se siente en el pecho y en el alma no se compara con nada. Esta lista es la prueba de lo que hablo. 

Aries 

Un Aries enfadado se cierra, no tiene tiempo para escuchar argumentos, porque ya descubrió la verdad y lo que hace que le hiervan las emociones es que todavía tengan el cinismo de querer mentirle. Necesita su espacio para analizar la situación y dejar ir, porque no quiere que su lado explosivo tome el control. Su reacción instantánea es la indiferencia, es la manera en que puede disimular su dolor. Hasta que por fin se da cuenta de que el otro no está dispuesto a disculparse y que lo mejor es asimilarlo y soltarlo. Aries, podrá sonreírte después, pero no esperes regresar como si nada a su vida. 

Tauro

Si hay alguien en esta lista que tiene el don de disimular todo el rencor que puede acumular en el corazón, sin duda, es Tauro. Por fuera parece que tiene todo bajo control, no muestra sus heridas y si esa persona le hizo daño es capaz de decirle que no pasa nada. Sin embargo, Tauro, es demasiado leal como para aceptar una traición, cuando algo le hiere sabe que es sinónimo de concluir con esa relación en su vida. No pongas a prueba su lado terco, porque eso le ayuda a darle vuelta a la página más rápido. Quizá te perdone, pero por más que lo intentes las cosas no volverán a ser las mismas. 

Géminis

No es un secreto que Géminis habla hasta por los codos, lo que más detesta es quedarse con esa sensación de que quería decir algo y no se atrevió. Es un signo al que le cuesta entregarse, pero cuando lo hace su lado leal no permite que se convierta en un traidor. Puede ser un poco más sutil si se trata de algo leve, pero si lo hiciste llorar o te atreviste a lastimar su autoestima, olvídalo, aunque se derrita de amor por ti no volverá a tus brazos como si nada. Esto aplica para amigos, pareja, familiares. Géminis, no quiere gente en su vida que sólo se convierta en sombra. 

Cáncer 

Definitivamente, Cáncer es un signo que no olvida los detalles, puede que tú no te des cuenta, pero presta atención a cada una de tus malas acciones y las va guardando hasta que llega un momento en el que explota. Si lo haces sentir incómodo es señal de que no se va a querer quedar a tu lado. Sin embargo, cuando tu intención es hacerlo sufrir, la cosa se pone más seria, porque ahí es cuando su lado rencoroso se activa. Cáncer cuando se siente  herido es capaz de planear la peor de las venganzas y no teme remover llagas. Es muy generoso, pero no te confíes, porque si se la haces se la pagas. No se va a convertir en tu juguete, eso que quede claro. 

Leo 

Es de valientes hacer estallar el carácter impetuoso de un Leo, porque ni él mismo sabe cómo va a reaccionar. Hay momentos en los que la calma es su mejor compañía y otros en los que quiere hacer pedazos a todo el que se le cruce en el camino. Aunque, puede parecer el más fuerte del mundo, no necesita mucho para sentirse ofendido. Es muy exigente en sus relaciones afectivas y si algo lo hace sentirse fuera de lugar, sabe perfectamente que no tiene nada que hacer con esa persona. Leo antes que nada quiere aclarar las cosas, quedarse con dudas es lo que más detesta. No tiene paciencia para esperar a que alguien cambie, si le hiciste daño mejor aléjate de su vida, pero ya. 

Virgo 

Es evidente que Virgo tiene un radar para detectar la mala vibra en las personas, no sólo su intuición le avisa cuando algo no anda bien, también su lado racional. Es un signo que tiene una facilidad para encontrar lo bueno y lo malo en una persona, pero cuando brinda su amistad lo hace desde lo más profundo del corazón. Si lo traicionas, lo mejor que puedes hacer es ser honesto, no adornes la situación porque puede ser peor. Si ya sabe la verdad lo único que quiere es que te marches de su vida, pero es mucho mejor si lo haces de una manera transparente. Al menos si no quieres que las cosas terminen peor. No tolera las disculpas hipócritas. 

Libra 

A Libra no le gustan los conflictos, está escrito en todas partes y se le nota, porque su actitud siempre es muy serena. No es de los que permite que sus emociones hagan de las suyas a la primera, cuando algo lo hace sentir incómodo prefiere enfrentar la situación y analizarla desde distintos puntos de vista. Tiene una facilidad para perdonar, pero eso no significa que cualquiera le vaya a ver la cara, te perdona de corazón, pero no para darte la oportunidad de que lo vuelvas a hacer. Es un signo que reconoce que no es perfecto, pero jamás haría algo para lastimar, al menos, no de manera intencional. Libra quiere paz, si no se la puedes dar sólo vete. 

Escorpio 

Muchas bendiciones para el valiente que se atreva a darle en donde más le duele a un Escorpio, porque no es el típico signo que se queda de brazos cruzados viendo cómo le rompen el alma sin piedad. Quizá has escuchado que es el más rencoroso de todos y no es exageración, no es de los que pierde el tiempo con cosas mínimas, hasta para elegir a sus enemigos es muy selectivo. Hay algunos que sólo los deja ir y otros que van a recibir la peor de las lecciones. Escorpio, no ve la necesidad de ser espiritual y paciente con gente que no se lo merece, llámalo cruel si quieres, pero no será hipócrita con alguien que no le hace bien. 

Sagitario 

¿De verdad quieres poner a prueba el lado impulsivo de un Sagitario? Es un signo que está acostumbrado a decir lo que quiere hoy, y mañana cambia de opinión. Si a eso le agregamos que alguien altera su estabilidad emocional la cosa se pone peor, porque no tienes idea de cómo va a reaccionar. Sin embargo, no es de los que guarda rencores, no va a perder el tiempo con gente que no es consciente y que no valora su compañía. Su personalidad es tan relajada que es capaz de sonreír después de decirte que todo está bien. Le duele que traiciones su confianza, pero agradece darse cuenta de descubrir quién eres realmente y la razón por la que ya no te quiere cerca. 

Capricornio 

No te dejes llevar por su carácter neutral, puede que Capricornio sea un signo muy desapegado emocionalmente, pero eso no significa que va a ceder ni caer ante lágrimas falsas. Lo que más le molesta es rodearse de gente que dice algo de frente y luego anda hablando mal a sus espaldas. A Capricornio le da igual tus argumentos, se basa en los hechos y punto. Puede que tenga la educación como para escucharte, pero no va a caer, mejor déjalo ir, porque tu arrepentimiento no es capaz de moverle nada por dentro. Es demasiado exigente como para estar dando mil oportunidades a lo loco. 

Acuario 

No te equivoques, el hecho de que un Acuario decida darle vuelta a la página no es por ti, es por él, porque no quiere ir por la vida lidiando con rencores que no le corresponden y que sólo lo amargan. Es un signo demasiado susceptible y puedes estar seguro de que no se quedará al lado de alguien que lo lastime todo el tiempo. Las ofensas se le resbalan, pero no piensa seguir viendo tu cara. Su sabiduría es superior, no quiere que el corazón decida su estabilidad y ahí es cuando su parte lógica decide sacar a esa persona de su vida. No intentes sonreírle después, necesita mucho tiempo para sanar. Su corazón no está preparado para tanto. 

Piscis

Aunque Piscis puede parecer el más tranquilo de todo el zodiaco en cuestiones de sentimientos, la verdad es que todo el tiempo está luchando con lo que le dicta su corazón. No tolera sentirse humillado o que le mientan. Lo que menos quiere es rodearse de personas a las que les entrega todo y no recibe lo mismo a cambio. Quiere tener la tranquilidad de que todo está bien y mantenerse lejos de aquellos que rompen su sensibilidad. Quizá se despida hasta con un abrazo, porque no cierra de mala manera los ciclos, pero ya no te verá igual.