Las relaciones están muy lejos de ser la historia perfecta que vemos en las películas. Hay momentos en los que tienes ganas de ya no ver a tu pareja y otros en los que te desvives por demostrarle todo el amor del mundo. Lo cierto, es que es muy doloroso cuando caes en este juego en el que hoy están bien y mañana no. Ahí es cuando hay que poner las cartas sobre la mesa y dejar salir todo lo que agobia. Es posible que darse un tiempo ayude o sea el corte definitivo. Los signos del zodiaco lo viven así. Cuando los signos piden tiempo en la relación:

Aries 

Eres alguien que está muy familiarizado con lo diferente, necesitas cambiar de ritmo cuando la emoción no está a tu favor. De ahí que es muy fácil que te sientas estancado y le pidas un tiempo a tu pareja, no es para ir en busca de otros amores, realmente quieres darte ese espacio y analizar hasta dónde quieres continuar. Detestas la simple idea de caer en un hoyo sólo porque no eres lo suficientemente valiente para decir adiós. El tiempo es para abrir de una vez por todas los verdaderos sentimientos, si es que aún los sientes. Si esa persona no te llena de vida, sabes que ahí no es. 

Tauro

A ti no te pueden mentir, porque tienes un radar para detectar la traición. Lo que menos quieres es compartir tus días con alguien que no tiene palabra. De hecho, no eres el tipo de pareja que se deja vencer a la primera, si todavía sientes algo especial por esa persona, harás lo que esté en tus manos para salvar la relación. Sin embargo, no eres ingenuo, sabes cuando las cosas van en picada y es tiempo de darle vuelta a la página. Tu amor es tan genuino que si durante el tiempo que no se ven, descubres que la llama se apagó, dejas ir, aunque no quieras. Prefieres mil veces ver sonriente a tu amor con alguien más, que obligarlo a estar contigo cuando ya no hay nada. 

Géminis

Tú no eres el tipo de pareja que se queda callada para que el otro no se sienta mal. Si hay algo que decir lo haces sin miedo, porque la falta de comunicación es lo primero que te aleja. No quieres quedarte al lado de una persona a la que le tengas que esconder muchas cosas para que estén bien. Tu objetivo es tener algo sano y por eso eres fan de pedir un tiempo, antes de soltar por completo. Esto ayuda a que te des cuenta si realmente extrañas o te extrañan. Si las cosas no pintan como esperabas, lo mejor es despedirse antes de que la separación sea mucho más dolorosa. Eres un signo fuerte, pero eso no evita que te rompas, aunque seas tú el que dice adiós. 

Cáncer 

Difícilmente alguien puede verte la cara. Es posible que disimules, porque tienes una loca manía de ver hasta dónde es capaz de llegar una persona que dice amarte y tras tus espaldas te traiciona de la peor manera. Sin embargo, tarde o temprano le pondrás final a esa relación, porque detestas quedarte al lado de personas que no saben ni lo que es la honestidad. Tu intuición es lo mejor, es la que te avisa cuando todo se está derrumbando y ahí es cuando decides pedir un tiempo. Quieres analizar a detalle, poner las cosas sobre la báscula, porque serías incapaz de romperle el corazón a alguien, sin estar seguro del paso que vas a dar. Definitivamente, no eres de los que tira todo lo vivido por la borda. Si hay que poner un poquito más de esfuerzo, lo haces, pero no te humillas. 

Leo  

Por fortuna, eres alguien que confía en su interior, no sólo por lo que te dice tu corazón, también por tu parte lógica. Eres un signo muy inteligente y las emociones nunca han sido la razón para que pierdas el equilibrio, al menos no por mucho tiempo. No sueles tomar una decisión a la ligera y mucho menos si se trata de alguien que aprecias mucho. Tu lado impulsivo se controla cuando amas, porque te conoces y cuando te desesperas puedes cometer errores y ser la persona más hiriente. Cuando pides un tiempo es porque quieres volver a conectar contigo, decidir si es bueno regresar o no. Sabes que muchas veces aunque duela, dejar ir es lo mejor para los dos. 

Virgo 

A ti no se te escapa nada, tu lado perfeccionista siempre está con los ojos abiertos y en el momento que empiezas a notar que las cosas no están funcionando como esperas, no dudas en poner una pausa. Para ti pedir un tiempo no siempre es sinónimo de terminar, también pueden aprovechar para enfocarse en nuevos proyectos y volver a abrazar sus pasiones. Te gustan las relaciones en donde la paz mental es la que rige, la que no desequilibra, la que es capaz de llenarte de brillo. Si sientes que no está funcionando de esa manera, Virgo, llegas a un punto en el que lo mejor es soltar. Porque te mereces ser apreciado y la otra persona también. ¿Por qué forzar algo que ya se rompió? 

Libra 

Una parte de ti se espera demasiado antes de darse un tiempo en la relación. Eres de los que prefieren dejar fluir las cosas, pero llega un momento en el que pierdes el control y ahí es cuando te da miedo. No quieres quedarte al lado de alguien que tengas que estar justificando a cada rato. No se vale que te conformes con un amor que no te llena lo suficiente. Cuando empiezas a sentirte quebrado y olvidado, es la prueba de que no tienes que seguir ahí. Cuando pides un tiempo aprovechas para respirar y recuperar tu individualidad. Una vez que lo haces, te das cuenta de que no estaría tan mal volver a la soltería. Es mucho mejor que seguir amando de una manera mediocre. 

Escorpio 

¿Amar por encima?, ¿qué es eso? Cuando te entregas lo haces desde el corazón, dejando a un lado tus miedos y abrazando al otro de una manera tan profunda, que hasta te dan ganas de llorar. Sí, Escorpio, eres de los que no esconden las lágrimas de la felicidad, porque te recuerdan a la pureza que habita en tu alma. Te gusta construir relaciones a largo plazo, en donde los sueños de ambos no sean un tabú y puedan apoyarse en todo. Sin embargo, la principal razón por la que llegas a pedir un tiempo, es cuando los celos se hacen presentes. Eres un signo muy desconfiado por naturaleza y si las dudas entran a tu mente se convierten en tu peor enemigo. Quieres soltar ese lado tóxico y volver a creer en la persona que dice que te ama. Pero, no lo volverás a hacer de la noche a la mañana. 

Sagitario  

Puedes ser una persona muy centrada, según como te lo propongas. Cuando te enamoras, Sagi, enfocas gran parte de tu atención en esa persona, porque realmente te esfuerzas en buscar la manera de complacerla. Sin embargo, cuando la rareza toca a tu puerta puedes olvidarte de todo. Es decir, te gusta curiosear y si la rutina se empieza a volver parte de tu relación lo único que quieres es salir huyendo. Quieres un vínculo en el que la adrenalina no sea fingida, la honestidad para ti es pieza clave. Cuando pides un tiempo te vas al fondo de todo, tus pensamientos y tu inteligencia unen fuerzas para encontrar la claridad. La renovación para ti es esencial y es posible que vuelvas con toda la energía para seguir o que de plano ya no quieras a esa persona en tu vida. 

Capricornio 

A ti eso de jugar en las relaciones no se te da, no quieres estar por estar. Si decides compartir tus días con una persona, es con el objetivo de construir algo duradero y sano. Sentir que la otra persona te brinda equilibrio es lo que más valoras. Te enamoras, pero no pierdes el piso y mucho menos lo mucho que trabajas para cumplir tus sueños. Si sientes que tu pareja no es el compañero que te impulsa, entonces es necesario poner una pausa para averiguar las razones. No eres de los que renuncia sin argumentos ni tampoco buscas lastimar a tu pareja. Sin embargo, no te vas a quedar al lado de alguien que apague tu luz. 

Acuario

Sin duda, Acuario, tienes una facilidad para poner puntos finales y no es porque seas una persona fría, al contrario, tu corazón es enorme, pero no te gusta expresar tus emociones tan a la ligera. Estás acostumbrado a limitarte, para prevenir, pues nunca se sabe cuáles son las verdaderas intenciones del otro. Puede que ames demasiado a tu pareja, pero si sientes que la relación se está retorciendo, no dudas en pedir un tiempo. Lo que quieres es poner las cartas sobre la mesa y buscar la manera de unir todos los cabos sueltos. No quieres sentir que no avanzas, quieres que esa persona se convierta en un compañero y te tome de la mano en las altas y bajas. Si te das cuenta de que la vida no cambia para bien en ese tiempo, entonces, ¿para qué regresar? 

Piscis 

Lo primero que tiene que quedar claro es que no eres una persona que se entrega por conveniencia. Ni te quedas por interés o comodidad, si el corazón ya no siente lo mismo, sabes que hay que poner una pausa. No quieres que su amor se hunda, pero tampoco vas a fingir que todo está bien. A veces, es necesario extrañar un poquito para llegar a la conclusión de que quieres a esa persona en tu vida. No estás cometiendo un error, simplemente mereces la oportunidad de hacer las cosas de una mejor manera. Si tu pareja no es capaz de entender que necesitas alejarte un poco, entonces, quizás estás con la persona equivocada. Pensar en ti antes que en el otro también es importante, no te sientas culpable por eso.