A todos nos ha pasado: estamos tan locamente enamorados de alguien que no vemos cómo nos pueden manipular para conseguir lo que quieren de nosotros. Y, normalmente, son personas que nosotros idealizamos. Sí, somos nosotros mismos los que les damos el poder de hacer lo que quieran. Y, cuando lo hacen, nos pueden llegar a dejar de lo más destrozados. En este post, os queremos hablar de qué sucede cuando los signos se dan cuenta de que han puesto a alguien en un pedestal y han acabado por ver cómo es esta persona en realidad. ¿Qué es lo que pasa cuándo los signos se dan cuenta que alguien no es quién dice ser?

Aries 

Suele ser complicado que te rompan el corazón por este motivo, pero sí que te has encontrado con relaciones similares. Sabes bien que, cuando amas, lo haces con todas tus fuerzas y esto no te deja ver más allá de la realidad. Ahora bien, amigo, cuando te das cuenta, esta persona no llega ni a la suela de tus zapatos. Además, tu impulsividad hace que la bajes bastante rápido y que ni la mires. Una vez te das cuenta de que esta persona no valía tanto, ya no tiene cabida en tu vida. 

Tauro

Eres muy romántico y te encanta luchar por las relaciones y tus proyectos. Pero, eres super terco. No hay manera de que te des cuenta de cuando alguien no es lo que parece ser. Y claro, por mucho que te lo digan, no haces ni puñetero caso. Así llegan tus fracasos y las lecciones más duras de la vida. Ahora sí, cuando te das cuenta de que esta persona te manipula y juega contigo, ya no hay vuelta atrás. Y lo mismo que eres cabezota para ver lo bueno, también lo eres para ver lo malo. Esta ya no entrará en tu vida otra vez. 

Géminis

El sentimiento de decepción que sientes cada vez que debes bajar a alguien del pedestal te destruye, pero también te alegra. Es como una pequeña rabia maliciosa infantil. Es cierto que te sientes un tanto desesperado por perder esta relación, pero también sabes ver la suerte que has tenido de no permanecer allí. Eso sí, esto no va a pasar quedándote callado. Ni una. Si te dan la oportunidad, vas a sacar todos los colores a esta persona y delante de sus mismas narices. 

Cáncer

Cuando Cáncer, todo amor, se da cuenta de lo mucho que ha dado a la persona equivocada es una bomba de relojería. Por un lado, vas a montar un dramón de mucho cuidado. Pero, luego, vas a usar tu inteligencia para darte cuenta de que nada sirve estar de este modo por una persona que no supo amarte, no supo ver todo lo que podías hacer por ella. Con esto, sabes bien que, pasados unos días, semanas o meses, vas a estar bien. Y, cuando esto pase, esta persona ni como amiga a estar cerca de ti.  

Leo

Bajas rápido a la gente del pedestal. Y es que, de hecho, tú no eres de los que suelen subir a nadie a ningún pedestal. Para esto ya estás tú, ¿cierto? Esto te libra de pasar muy malos ratos, pues eres capaz de ver las intenciones de los demás a leguas. Sin embargo, a veces, las cosas suceden. Pero, en tu caso, es fácil: lo bajas en un plis y lo metes debajo de zapato. Una persona así no te merece, ni tampoco nada de ti. Por ello, los bloqueas de todos los sitios y sigues con tu vida. Una sabia manera de ir por la vida. 

Virgo

Virgo, te cuesta. Mucho. De los que más. Pese a que puedes llegar a ser muy desconfiado, hay persona a las que esto no aplica. Y, sabes de sobras que estas son las que te van a partir el corazón. Pero, tú a la tuya. Por mucho que te digan, tú a darlo todo. Tú a pelear. Incluso, te dicen que allí no es y tú sigues allí. Con tu esperanza. Con tu amor. Pero, luego llegan decepciones y muy duras para ti dada tu naturaleza. Eso sí, cuando te reinicias… No hay quien te pare. Eres un ejemplo de superación para los que tienes cerca. 

Libra

Sueles ser bastante estricto con quien dejas entrar en tu vida y, además, te gusta conocer la opinión de los demás. Pero, te gusta conocerla y sueles valorarla. A veces, haces incluso demasiado caso a las palabras de los demás. Pero, en el amor, con la gente que no te conviene, esta es una gran baza a tu favor. Una vez te fijas en lo que te dicen, pronto vas viendo cómo es esta persona de la que te has enamorado. A veces, ya no llegan al pedestal. 

Escorpio 

Para nada vas a poner a alguien en un pedestal. Eres consciente de que todos tenemos fortalezas y debilidades y ninguna persona es diferente. Solo te basta con encontrar esta realidad. Así, viendo lo que es realmente esta persona te ahorras muchos disgustos. Y esto, a ti, se te da muy bien. De hecho, hasta tus amigos recurren a ti cuando no ven algo claro de una persona. Eres todo un referente a la hora de equilibrar la balanza en las relaciones. Contigo, ni delante ni detrás. Al lado y si los caminos fluyen sin forzarlo. 

Sagitario

Puedes poner a alguien en un pedestal, es verdad. Sagitario, y te desvives para que esta persona esté bien, para que sepa que estás a su lado en todo momento y se sienta querida. Incluso puedes dejarte a ti mismo de lado. Pero, una vez te das cuenta de que esta no es la persona que te conviene, también sabes acabar la relación y sin muchas justificaciones. Simplemente, no fluye. Y para ti, lo que no fluye, no merece tu energía. 

Capricornio

No eres de los que se lleva muchos batacazos en este sentido y es que tienes una inteligencia emocional tal que no es fácil engañarte. Esto por no decir la gran intuición que hay en ti. Te gusta estar en pareja, pero tampoco vas a dejar que te manipulen ni toreen por estar con alguien. Tienes tus aficiones, tu familia, trabajo, amigos, … ¿Para qué forzar algo que no te compensa? Nada, esta persona es como tú. Con defectos y virtudes y para ti, nadie está por encima de ti. Una cosa es dedicarte a tu pareja, la otra muy diferente es tenerla en un pedestal y dejarlo todo por ella. Esto, contigo, no ocurrirá. 

Acuario 

Pese a que cuando te enamoras, lo das todo. Poner a alguien por delante de ti no es tu estilo. Tú sabes que eres único y un poco raro, pero te encanta ser de este modo. Por ello, aceptas sin pedir cambios, pero también exiges que no te los pidan a ti. Entonces, si ambos sois especiales, ¿por qué uno debe estar por encima del otro? No eres de los que pones a nadie en el pedestal y, suponiendo que esto ocurra, te cuesta poco ver la realidad y bajarlo al lugar que le corresponde. 

Piscis

Es fácil en ti poner a la gente por delante de ti, incluso por encima de ti, Piscis. Siempre eres el que más das y no sueles pedir mucho a cambio. Esto te lleva a descuidar tus propias necesidades. Y, cada vez que haces esto, te empequeñeces como persona. Con lo grande que eres y lo mucho que puedes dejar de brillar por culpa de otra persona. Y mira que te avisan. Tienes buenos consejeros a tu lado. Te conocen y saben qué es lo que te conviene. Pero, nunca haces caso. Baja a esta persona que no es más que tú. Déjate de romantizar todas las relaciones y presta atención a las banderas rojas. Y, si tienes que sacar a patadas a esta persona de tu vida por no darte lo que mereces, hazlo sin más.