La verdad es que no todos los amores que se cruzan en tu vida tienen la habilidad de despertar tu lado más travieso. A veces, te guardas tus misterios porque no sientes suficiente comodidad. Sin embargo, está el otro lado de la moneda, en el que tu instinto salvaje, impredecible y curioso, toma el control en la cama. Cuando los signos del zodiaco se sienten seguros de sí mismos, las chispas son inevitables. El momento es tan único que se queda guardado en lo más profundo de tu memoria. ¿Te ha pasado? Esto es lo que pasa cuando los signos tiene el control en la cama:

Aries

Tu atractivo va mucho más allá de lo físico. Es decir, tu belleza puede atrapar miradas, pero quedan fascinados al probar el fuego que hay en tus labios y en tu alma. No tienes miedo de poner a prueba tus sentidos, al contrario, entre más novedoso sea algo, más te roba la atención. Amas cuando tu lado sexy se hace presente y lo único que quieres es disfrutar cada segundo. Lo que te reta se vuelve un imán para ti y te encanta. 

Tauro 

Por lo regular, lo intenso te recorre de pies a cabeza. El hecho de que seas un tanto reservado al principio, no quiere decir que tu lado fiera no se haga presente en la cama. Te gusta conectar a un nivel más profundo, en el que las almas se atraen y terminan dando lo mejor de sí mismas. Trabajas muy duro para que el ambiente sea cálido, relajante y al mismo tiempo secreto. Las luces tenues te encantan. 


Géminis 

¿Alguien dijo miedo? Porque tú hace mucho tiempo lo dejaste en el baúl de tus recuerdos. A estas alturas del partido ya no estás para quedarte con las ganas de nada y la verdad es que no te arrepientes. Los amores te han enseñado que cuando se trata de la cama, es mejor atreverte y sentirte la persona más mágica de este mundo. Definitivamente, rompiste con tus inseguridades y ahora sólo quieres disfrutar al ritmo de la pasión. 

Cáncer 

Lo que más te molesta de las relaciones, es que las consideren como un adorno. Si tú decides estar con alguien, es porque verdaderamente quieres dar lo mejor de ti y eso incluye lo que sucede en la cama. Cáncer, confías en tu atractivo y también en las obras de arte que pueden hacer las yemas de tus dedos. Las caricias son pieza clave y lo sabes. Por ello, te gusta ser generoso, detallista, pones atención a cada reacción del otro. 

Leo

La persona que no ha dormido contigo, no tiene ni la menor idea de las noches que se está perdiendo, porque realmente dejas un antes y después, en todo aquél que visita tu cama. Eres fuego, te gusta arrasar, dejarte llevar y que tu cuerpo decida el mejor ritmo. Por supuesto, que te agrada verte bien. Para ti son muy importantes los aromas, es decir, una manera en la que las personas te guardan en su mente para siempre. 

Virgo 

Desde luego, tu parte perfeccionista hace de las suyas cuando te enamoras y te entregas. Es mejor que las personas no se dejen llevar por las apariencias, porque no tienes ni una gota de aburrido en la cama. Virgo, cuando tomas el control eres capaz de llegar hasta la cima. Empiezas de una manera lenta, pero poco a poco vas subiendo de nivel hasta sacudir las emociones y los pensamientos de tu compañero. Amas innovar, contigo nunca se sabe. 

Libra  

Aunque, parece que siempre estás en la Luna, cuando se trata de disfrutar en la cama, te conviertes en la pareja que cuida cada detalle, no se te va ni uno solo. Eres encantador, porque prestas atención a lo que la otra persona quiere. Jamás te atreverías a hacer algo sin su consentimiento. Además, tu astucia te permite descubrir sus fantasías más escondidas y haces que se sienta en confianza hasta que rompe con sus límites. 

Escorpio  

Sin duda, eres el signo que le hace honor a la intensidad, la locura y lo dulce. Escorpio, tienes esa manía de atrapar desde el misterio y al mismo tiempo muestras un lado emocional, lo que se convierte en una tentación constante. No te asusta que tus sentidos tomen el control porque siempre piensas en que ambos queden satisfechos. Eres muy cariñoso y amas ponerle un toque de adrenalina al momento. Haces latir mucho más que el corazón. 

Sagitario  

Si no hay diversión, no eres tú, así de simple. Te encanta sentir que las emociones te sacuden de pies a cabeza. Ponerte a prueba es uno de tus pasatiempos favoritos, no te conformas con lo establecido, siempre quieres más y agregarle fuego te hace sentir mucho mejor. La felicidad no te la quita nadie y contagias. Contigo la cama toma otro significado, mucho más que un encuentro entre dos. Un cúmulo de sensaciones inolvidables. 

Capricornio 

Lo que pasa en la cama, ahí se queda, te gusta ser muy reservado en esas cuestiones. Respetas demasiado a la otra persona, pero eso no es sinónimo de que sea aburrido estar contigo. Al contrario, cuando te sientes cómodo te sale un lado muy seductor, tierno y atento. Compartir la felicidad, ese es tu principal objetivo, sabes que tanto tú como tu pareja tienen necesidades y te enfocas en cumplirlas de una manera relajada e impredecible. 

Acuario 

En la vida existirán personas que conocerán dos lados de ti. Depende de cómo te traten para que en verdad te dejes llevar en la cama. Al principio, eres un tanto frío, marcas muy bien los límites, porque no quieres sentirte agredido en ningún sentido y mucho menos convertirte en la razón por la que la otra persona no se deja llevar. Sin embargo, cuando todo está bien, la bestia de tu interior es capaz de subir y bajar a las estrellas sin miedo. 

Piscis 

Quizás es tu personalidad generosa, dulce y muy pasional, la que hace que estar contigo en la cama sea una experiencia inolvidable. Piscis, no necesitas que haya un vínculo formal entre los dos, te entregas con honestidad, porque sabes que lo importante es pasar un buen rato. Tienes la habilidad de lograr que la otra persona se sienta atractiva, le dices cosas bonitas, usas el adorno de la palabra a tu favor y ahí es cuando te da lo mejor, su confianza. Con eso basta para que el encuentro sea maravilloso.