CUANDO PISCIS SE CONVIERTE EN UNA PERSONA TÓXICA

La verdad es que mucha gente te subestima. Creen que no tienes mucho carácter, que siempre estás con las lágrimas a flor de piel, te ven sensible, a veces incluso débil, pero tú y yo sabemos que no es así. Todo eso que tienes de dulce en el exterior lo tienes de agresiva/o por dentro. No te enfades Piscis, en el fondo sabes que es muy cierto. Y, además, no es nada malo. De hecho, gracias a eso saltas y te defiendes con uñas y dientes cuando tienes que hacerlo. Y sí, para qué negarlo, tú también tienes ese lado oscuro y te has llegado a convertir en una persona muy tóxica en algunos momentos de tu vida.

Eres inteligente Piscis, mucho, pero desconfías demasiado de todos.

No te acabas de fiar del resto de la palabras de los demás y siempre preferiste los hechos. Si has llegado a ser una persona tóxica en algún momento de tu vida ha sido en relación con las traiciones, con los celos, con la obsesión. Cuando algo se te mete en la cabeza es complicado que te hagan cambiar de opinión. Y cuando ves algo que no te cuadra malo… A veces, te callas cuando sabes que deberías decir más de una palabra y claro, todo se va acumulando. El problema de esto es que en algunas ocasiones comienzas a sospechar, a celar, a volverte paranoica/o sin tener demasiadas pruebas.

Sigues a tu instinto pero déjame decirte que, aunque estés en un 98% de veces en lo cierto, también hay un pequeño margen de equivocación Piscis. Y cuando te encierras en todo eso, empiezas a ser tóxica/o de verdad… Lo mejor es que te alejes de todo cada vez que te pase. Ser así te hace perder oportunidades Piscis, ser así te hace perder tu esencia, hacerte más y más pequeñita/o, y perder tu confianza… No deberías darle el gusto a nadie de hacerte ser mala persona. Tú no eres así…

2018-04-19T13:30:18+00:00