Llegó un punto en tu vida en el que perdiste la esperanza, ya no creías en que el amor te envolvería como la primera vez. Sin embargo, desde que esa persona se volvió parte de tus días todo cambió. Ahora, tienes ganas de hacer bien las cosas, ir a paso lento, disfrutar de lo bueno y lo malo. Le perdiste el miedo a pisar el acelerador de tus emociones, si te vas a estrellar, lo harás y punto. Cuando por fin encuentras a alguien que te abraza el corazón, quieres que todo fluya, disfrutar el viaje como si fuera tu última oportunidad. Eso es amar de verdad y cada signo del zodiaco lo sabe muy bien: 

Aries  

Te cansaste de dejarte llevar por tus impulsos, de presionar y quejarte porque la persona indicada no llegaba. Sin embargo, cuando soltaste la angustia apareció, ahí estaba, esperándote para darte lo mejor. De pronto, no había necesidad de exigir confianza, respeto y amor. Llegó para abrazar tus miedos y también tus sueños. Alguien que no se asusta por tus arrebatos y que es capaz de sumergirse en tus locuras. Ese es el amor que quieres para toda la vida. 

Tauro 

Por mucho tiempo creíste que proteger a tu corazón era lo mejor. Te privaste de muchos momentos bonitos por miedo a terminar llorando de nuevo. Pero, esta persona tuvo el valor de reconocer cada una tus cicatrices y no huir. No le asustó perderse en tus inseguridades y decidió llenarte de amor. Eso te dio calma, lo que necesitabas desde hace tiempo. Tener la oportunidad de refugiarte en sus brazos te ha devuelto la esperanza de volver a confiar. 

Géminis 

Géminis, fuiste el signo que creyó que no volvería a entrar al ruedo del enamoramiento, pero la vida es así, te sorprende cuando menos te lo imaginas. Te tomaste el tiempo de estar contigo mismo y lidiar con tu lado vulnerable. Sin embargo, cuando ya te habías acostumbrado a la soledad, conociste a esa persona especial. La que te ha devuelto las ganas de enviarle mensajes, preguntarle cómo está y protegerla. El amor sí existe, pero muchas veces tarda. 

Cáncer 

Tu corazón está lleno de un montón de emociones fugaces, es tu lado cambiante el que te lleva a enamorarte y aunque creíste que el amor verdadero no existe, la vida te demostró que estabas en un error. Por fin, llegó alguien con quien puedes profundizar sin que te diga que le subes demasiado a tu intensidad. Esa persona te abraza el corazón cada vez que valora todo lo que sale de tu boca y respeta tu intuición. Llegó el sinónimo de una relación sana y amorosa. 

Leo 

Tú sabes que no hay nada que no puedas lograr, pero cuando se trata del corazón prefieres hacer todo con pinzas, porque no estás dispuesto a exponer tus sentimientos de nuevo. No te gusta sentirte vulnerable y no te imaginaste verte ahí, al lado de alguien que te valora de verdad. Una persona que más que chispas te brinda estabilidad y al mismo tiempo está dispuesta a tomar cualquier riesgo a tu lado. Tu idea del amor mejoró, ahora sabes que puedes brillar el doble con ese signo. 

Virgo

Virgo, te volviste el escéptico, el que subió sus estándares con la mala intención de que nadie los pudiera alcanzar y así no te rompieran el corazón. Sin embargo, la vida te tenía una sorpresa, esa persona no sólo cumpliría tus expectativas, también te llenaría de vida. Te enamoró tanto que ahora lo único que quieres es ser mejor en todo. La conexión que han construido es única. Los dos quieren verse volar, se admiran y se impulsan. Sin duda, derribó tus muros de la manera más bonita. 

Libra 

Te esfuerzas demasiado en encontrar un punto medio en todo, porque no quieres que se burlen de tus debilidades. Por un tiempo llegaste a creer que lo tuyo no era el amor. Pero esta nueva persona te ha demostrado que se puede volver a querer bonito y que no hay nada mejor que recibir lo mismo. A su lado la armonía se vive, no hay mucho qué decir, porque son sus actos los que te demuestran que todo valió la pena para llegar a él. 

Escorpio  

A veces, frío, otras veces el más intenso del mundo. Ese eres tú, no te llevas bien con los grises y te encanta. Porque te ha ayudado a liberarte de la gente hipócrita, que sólo te quiere cuando le conviene. Eso te volvió desconfiado por un tiempo, pero ahora entiendes que hay quienes sí valen la pena. Alguien que por fin te abraza el corazón y te demuestra con actos de amor que estará a tu lado, en las buenas y en las malas. Eso es lo que tú querías hechos, no palabras bonitas. 

Sagitario 

La idea de entregarle tu corazón a una persona en honor al compromiso, no te asusta. Lo que en verdad te preocupa es que sea alguien que lo tome a la ligera, que asuma que no eres valioso y juegue contigo. Sin embargo, tu miedo ha ido desapareciendo desde que te enamoraste de una pareja que se hace responsable de sus emociones y cuida las tuyas. Ahora, lo único que quieres es seguir viajando, pero a su lado, porque tiene el poder de hacer todo más bonito. 

Capricornio 

Son muchas las malas experiencias que has tenido, Capri, pero de ninguna manera vas a tomar el papel de víctima. Sabes que es mejor quedarte con la lección aprendida y que nadie merece ni una sola de tus lágrimas. Preferiste refugiarte por un tiempo en tu soltería, pero el destino te tenía un nuevo capítulo. El que te devolvería las ganas de amar y sentirte seguro al caminar con esa persona. No sólo abraza tu corazón, también tus metas, en cada proyecto se queda a tu lado y eso no lo habías encontrado. 

Acuario

Te cuesta mucho aceptar que hay gente cruel, que lo único que quiere es jugar con tus emociones y luego seguir adelante como si no hubiera hecho nada. Sin embargo, eso te ha ayudado a abrir los ojos y no dejarte llevar con cualquiera. Lo que menos imaginaste es encontrar a alguien que te enseñara lo que es amar desde la honestidad, un amor de esos que no bajan la guardia y te apoyan en cada locura. ¿Para qué quieres más? 

Piscis

A ti te conocen por ser el que siempre da, el que no le teme a la profundidad y está enamorado del amor. Es verdad que tu personalidad es pasional, pero eso no significa que seas confiado y romántico con cualquiera. Si alguien te hace daño, te cuesta mucho volver a creer. Aunque, hay personas que no necesitan llenarte la cabeza de magia, porque con estar a tu lado se siente. Es tanta la transparencia en su ser que te devuelve la fe y ahí es cuando agradeces que te abrace el corazón.