Cuando sales con Capricornio, todo cambia. Sabes que el camino hasta aquí no ha sido fácil, pero una vez que entras en su corazón, todo empieza a ser diferente. Salir con cada uno de los signos del Zodiaco, te aportará una aventura distinta, pero esto es lo que sucede cuando sales con Capricornio:

Cuando sales con Capricornio, te darás cuenta en seguida de que lo querrás para toda la vida. Querrás que permanezca en tu vida todo el tiempo que sea posible. Capricornio se deja querer cuando nota que ha encontrado a alguien de confianza. Cuando siente que sus promesas son escuchadas y que sus corazón está a salvo. En el fondo, aunque no lo conozcas a fondo, sabes que no te va a fallar, no te va a dejar caer. No va a permitir que nada malo te pase, y eso, es reconfortante.

Cuando sales con alguien tan fuerte como Capri, tienes que saber que la verdad es más que necesaria y que la honestidad no es una opción. Es un pilar fundamental para que la relación vaya a buen puerto. Querrás la esencia de Capri en tu vida, porque descubrirás una suavidad que no aparece de primeras. Porque descubrirás toda la sensibilidad y la emoción que guarda a buen recado. Pero para que eso pase, tienes que luchar y ganarte el puesto.

Capricornio no abre las puertas de su vida a cualquiera que tenga una cara bonita y la cartera llena. Al contrario, eso para la cabra no es ni siquiera importante. Porque pese a su fuerte carácter, saca lo mejor de ti, te hace ser más fuerte y te hace creer en que el amor, el placer y la sensación de estar repleto/a existe. Repleto/a de amor limpio, puro y verdadero. Cuando sales con Capri, tu vida cambia, pero siempre, para mejor. Para toda la vida.