CUANDO TAURO ESTÁ A PUNTO DE ROMPER CONTIGO

Cuando Tauro está a puntito de romper con una relación que ya no tiene un buen futuro, se sumerge en sus tácticas más oscuras y silenciosas y deja a todo el mundo de piedra. Primero, se encierra en su propio caparazón hecho a medida y de ahí, no sale ni la más mínima luz de información acerca de sus sentimientos por esa situación. Segundo, Tauro siempre lo tiene que sopesar todo, lo tiene que organizar, hasta las palabras con las que va a terminar, cómo lo va a hacer, dónde… Todo, todito, todo está bajo cuerda si el que lleva el mando en ese caso es Tauro, el toro es astucia hasta para cortar con relaciones con fecha de vencimiento. Tercero, seguramente sea la pareja del toro la que se dé cuenta de que algo está pasando, de que todo se puede terminar, porque aunque Tauro no diga nada con su boquita, sí que lo puede llegar a dejar con sutiles mensajes a través de sus actuaciones y sus gestos.

Ya no toca, no besa, no se ríe cómo antes, cuando Tauro tiene una preocupación, no es de esas personas que se dejan llevar por el teatro y fingen que están todo perfecto.

No, Tauro no puede hacer que todo está genial cuando no es así, por eso, aunque no diga nada, lo deja ver con sus actuaciones, con el brillo de sus ojos… Cuando todo esté más calmado, cuando las aguas estén bravas y Tauro sienta que hay suficiente tranquilidad como para hablar dirá su temido “hay algo que te tengo que contar, tenemos que hablar… ” Y ahí, sí que estará el final. Es un proceso que puede tardar horas días y meses en aparecer, pero si la relación está destinada al fracaso, lo hará. Tauro se encargará de ello, aunque le tiemblen las piernas por dentro.

2018-06-19T12:10:27+00:00