Buscar pareja y enamorarse en una cosa, querer casarse otra muy distinta. Según cada signo del Zodiaco, la necesidad de sellar el compromiso con una boda cambia mucho según la fecha de nacimiento de cada uno. Hay quien lo desea a muerte, quien no lo ve como un objetivo a conseguir, y quien se lo encuentra si haberlo buscado pero se mete en la aventura como un reto más. Sigue leyendo y conoce cuándo te vas a casar según tu signo:

Aries

Aries, tú te vas a casar cuando encuentres a alguien que te haga sentir, vibrar y elevarte hacia los cielos en la más maravillosa aventura que pudieras imaginar. Aunque digas que no te gustan los cuentos, ni las historias románticas, en el fondo eres más romántico/a de lo que te gusta reconocer. Pero sobre todo, lo que te hace sentirte enamorado y con la sensación de no querer que esa historia se acabe, es verte en una relación que no te aburre, que es un continuo estímulo para querer más. Que te da lo que quieres, y que no te aporta algo negativo como para dar dos pasos atrás. Y que cuando sí conlleva alguna parte fea, lo tomas como un reto, y lo quieres superar. Y cuando te enfada algo con esa persona, estás deseando arreglarlo y seguir como estabais. Porque esa persona es la que has esperado siempre, ella saca lo mejor de ti. La admiras y no sabes si lo mejor con ella es lo que habláis, lo que hacéis fuera de casa o lo que hacéis en la cama. Todo suma para querer que nunca se acabe.

Tauro

Tauro, tú te vas a casar cuando hayas encontrado a la persona de tus sueños. Porque tú siempre has soñado con conocer a alguien, construir una relación, comprometerte y que todo acabe en boda. Y la boda será el principio de una historia de amor mucho mejor de lo que hayas vivido hasta el día de la boda. Porque a ti, y aunque disfrutas mucho de la conquista, de los primeros besos y abrazos, del sexo y de las citas para ir asentando la relación, a ti lo que más te ha gustado siempre es imaginar lo que vendría después. Sentir que hay alguien en tu vida para quien tú eres lo más importante, pero porque esa persona también es la más importante para ti. Y tener una relación estable, tranquila, con mucho disfrute en casa, fuera de casa, en la cama, en el sofá, en el baño o en la cocina. Y compartirlo todo, y notar que estás con alguien con los mismos valores y las mismas ganas de disfrutar la vida que tú.      

Géminis

Géminis, tú te vas a casar cuando encuentres a esa persona tan parecida a ti, que casi pudiera parecer una prolongación de ti mismo/a. Pero tan diferente a ti que conocerla y estar a su lado como pareja será un maravilloso reto que te tendrá rozando las nubes. Esa persona te llegará al corazón porque te conozca y quiera más, porque no le importe tu locura, ni tu alocada mente, ni tus ganas de divertirte, ni tu intensa vida, ni tu capacidad para verlo todo mejor de lo que es. No te gustan las personas que te obligan a asumir la parte más seria de la vida, en vez de dejarte ver el vaso siempre medio lleno, y no medio vacío como lo ven ellas. Así que encontrar a esa persona que te deja ser tú, que está ahí para todo, que sabe estar pero sabe quitarse de en medio cuando tú quieres tu libertad, que se sabe divertir contigo pero, sobre todo, que sabe animarte cuando tienes un bajón, será una locura que querrás que acabe en boda. Una boda ideal de la muerte con tus dos millones de amigos. 

Cáncer

Cáncer, tú te vas a casar cumpliendo ese sueño que has tenido siempre. Y aunque se te haya pasado por la cabeza hacerlo antes con alguna otra persona, lo harás con esa que sabes que es la definitiva, porque cumple con todas las expectativas que tenías. Te conoce, te comprende, te mima y te cuida, y deja que tú hagas lo mismo con ella. No te juzga cuando haces algo mal y acepta tus reproches cuando te falla. Es más, cuando te falla, no te da mil disculpas, mis excusas y te pide mil falsos perdones como hace otra mucha gente. Te vas a casar pero porque además esa persona ha congeniado con tu familia, amigos, con tus hijos si ya los tenías, con tu vida… Y te hará sentir en paz con la vida, dejándote disfrutar, y sintiéndote muy muy comprendido a su lado cuando tengas algunos de esos días en los que quieres matar a todo el mundo. Es más, te dirá que si llega la policía les dirá que tú no eres el culpable. Si no él/ella. Y te morirás de amor. 

Leo

Leo, cuando alguien te dice que cuándo te vas a casar, no tardarás ni un segundo en contestar porque es algo que tienes muy claro. Tú te vas a casar porque hayas encontrado a esa que nunca imaginaste cómo podría ser pero que siempre estuvo en tu cabeza, siempre fue una realidad para la que te has estado preparando. Será alguien a quien admires, y de quien te gustará presumir allá por donde vas. Alguien con personalidad, carisma, con mucha luz, casi todo a juego contigo mismo porque tú eres así también. Porque a ti te gusta inspirar a tu pareja lo mismo que ella te inspira a ti, y recibir de ella lo que tú le das de antemano. Te gusta comprometerte siempre pero con esa persona te morirás por hacerlo porque no quieres perderla de ninguna manera, y querrás llevar tu compromiso hasta la boda y más allá. Es tu forma de demostrar que quieres ser todo para esa persona porque ella ya lo es todo para ti. Porque te hace ser mejor, te hace sentir mejor, saca lo mejor de ti, y hasta evita que saques lo peor porque quieres que siempre te vea perfecto. 

Virgo 

Virgo, tú te vas a casar cuando encuentres a esa persona que te rompa los esquemas haciéndote saltar por los aires de puro amor. O porque sea alguien que se compromete, y eso a ti te encanta, porque tú el amor te lo tomas en serio, y no te gustan los juegos del gato y el ratón. Para ti el amor es muy muy importante, pero no todo en la vida. Por eso, si te enamoras, casarte es sellar ese compromiso para crear una relación en la que ambos podáis estar juntos pero complementando una vida individual que por separado también es muy productiva y necesaria, al menos para ti. Y si decides casarte, será porque has encontrado a la persona que sientes que es la mejor. Y porque esa persona te va a quitar de la cabeza seguir buscando a la persona perfecta. En cuya búsqueda llevas toda la vida, (a veces a costa de perder a alguien que podría haber sido importante pero te pareció “imperfecto/a”). Te vas a casar cuando no necesites hacerte mil preguntas sobre esa persona, solo una, cuya respuesta sea ¡sí, quiero!

Libra

Libra, tú te vas a casar cuando aparezca esa persona que te demuestre que te está conociendo y que le gustas cada día más y te quiere de principio a fin. Que no cuestione tus defectos, que ame tus virtudes, que le parezcas un sueño… Es verdad que puede que te cases porque esa persona quiera, y tú no tanto. Tú te consideras un espíritu libre que no necesita ese tipo de compromisos para demostrar nada. Tú demuestras lo que quieres estando cada día para esa persona, escuchándola y contándole tu vida también; dejándote abrazar, y abrazándola por sorpresa cuando menos se lo espera. Pero si esa persona quiere casarse, ¿por qué no regalarle eso? Y la boda te acabará haciendo mucha ilusión, pero porque será con alguien que apuesta por ti, que te está demostrando que de verdad te quería ya que quiere que selléis así vuestro compromiso. Y te casarás con la felicidad de que sea con alguien de quien estás enamorado, si tenerte que hacer muchas más preguntas, ni temer más a las mentiras. 

Escorpio

Escorpio, tú te vas a casar cuando encuentres a esa persona que llegó a ti de forma mágica, que se sintió atraída y que al mismo tiempo te atrajo a ti, que todo fluyó como magia pura. Será esa persona con la que cada día escribas un capítulo nuevo y diferente de amor, cariño, deseo, sexo y tiempo para compartir. Querrás casarte si eso significa alargar que no se acabe nunca la historia con esa persona, esa persona que te quiere como eres, que no te quiere cambiar, que escucha todo lo que le quieres contar y que no se enfada si te guardas algo, que te quiere por el día y por la noche, y que te demuestra que te quiere hasta cuando no está. Te enamora esa persona que quiere el compromiso como lo quieres tú, que quiere dártelo todo y recibirlo todo de ti. Y a quien no le asusta el amor, ni la entrega, y le gusta la libertad como a ti. Si la encuentras y te preguntan, cuándo te vas a casar dirás que YA. 

Sagitario

Sagitario, tú te vas casar cuando llegue esa persona a la que has estado esperando desde siempre pero que ni tú mismo/a lo sabías. Esa persona tan libre como tú, a la que no le gusten la cadenas, ni la vida aburrida, que quiera viajar lejos pero que sea capaz de divertirse también cuando solo estéis a cinco kilómetros de vuestra casa. Y querrás que dure porque nunca te ha resultado fácil encontrar a alguien que entienda tu carácter alegre pero dominante, libre pero comprometido, cercano pero al mismo tiempo terriblemente independiente. Y la guinda al pastel será que con esa persona puedas hablar de todo, que tenga las misma ganas de aprender que tú, que no tenga miedo a casi nada, y cuando lo tenga te busque para que la abraces. Igual que te gusta a ti que te abracen sin preguntar, porque no te gusta reconocer que tienes miedo y que necesitas a alguien cerca de tu corazón para no tenerle miedo a nada en la vida. 

Capricornio

Capricornio, tú te vas a casar cuando te enamores y quieras compartir tu vida con esa persona, formar una familia y construir vuestra relación con la misma base y valores. El problema para ti no es casarte, ya que crees que es una manera de oficializar una relación, hacerla legal, hacer las cosas como deben hacerse… El problema es encontrar con quien, porque tendrá que ser alguien muy parecido a ti en cuanto a capacidad intelectual, compromiso con el trabajo y pensamiento parecido en la forma y hábitos de vida. Todo eso es lo que quieres y lo que te gustaría encontrar en la persona de la que te enamores. Si además es alguien que sabe llevarte, que sabe crear un maravilloso equilibrio entre estar contigo y estar contra ti, en una lucha cómplice y estimulante, ya es que te faltará tiempo para pedir los papeles para poder casaros. 

Acuario

Acuario, tú te vas a querer casar cuando encuentres tu alma gemela. Sí, tu alma gemela, esas dos palabras que siempre te han parecido una chorrada porque crees que son bobadas del amor, igual que muchas tonterías románticas de rodillas al suelo, anillos, bodas y todo eso. Tú crees en el amor de una manera que no tiene definición. Lo definen dos personas que se conocen y se gustan tanto que quieren disfrutar de muchos momentos más juntos, hablando de todo, arreglando el mundo con vuestras conversaciones, pero también haciendo cosas por arreglarlo de verdad. Lo de para toda la vida te corta un poco la respiración. No te gusta lo que es convencional, y a veces crees que las bodas lo son. Pero cuando encuentres a esa persona que sentirás como un igual, si ella quiere boda, ¡claro que querrás boda! Si ella quiere, tú quieres, porque no quieres perderla, pero también porque si boda significa dejar claros tus sentimientos y compromiso, lo harás. Dejando claro que para ti no es necesaria una boda, que el amor no debería necesitar simbolismos así. Pero eres lo bastante flexible e inteligente para saber que en esta vida las cosas importantes, bien merecen un sacrificio así. 

Piscis

Piscis, si alguien te pregunta que tú cuándo te vas a casar, le dirás que cuando encuentres a esa persona que, además de ser tu pareja en el sentido más típico de la palabra (amor amor), sea también tu mejor amigo/a, tu mejor compañero/a. Como buen idealista que eres, la persona con la que te quieras casar será esa que lo sea todo. Y como buen Piscis, todo es todo, así que si además esa persona le hace sombra a cualquier familiar, y hasta a tu mascota, mejor que mejor. Todo es todo. La verdad es que tú, cuando te enamoras, siempre lo quieres todo, la boda es solo una parte más del juego del amor. Una parte maravillosa, eso sí, un escenario para demostrarle a muchas personas que has encontrado el amor con mayúscula. Que has encontrado a la persona que te hace feliz, con la que te sientes protegido, y con la que te sientes completado.