El inicio del año ha sido muy intenso, y esto no ha hecho nada más que comenzar. Se avecinan muchas cosas y el ambiente está un poco tenso. Es normal, febrero es un mes de cambios y de inicio de cosas muy especiales. Por eso es importante saber cómo están los signos y qué tienen que solucionar para poder avanzar. ¿De qué están cansados los signos en febrero? Aquí lo tenéis, continuad leyendo: 

ARIES

Mira, Aries está hasta las narices de tener que aguantar comentarios despectivos sobre su frialdad en algunas ocasiones. Aries no puede ser una persona fría porque su elemento es el fuego, empezando por ahí. Lo que pasa es que no se entromete en la vida de nadie de esa manera. Aries te ofrece su mano y su amistad desde el primer momento, pero mantiene su espacio a salvo. No le gusta hablar de sentimientos, es un tema muy profundo. Pero que no hable de ello, no quiere decir nada, porque luego en el fondo es una persona muy sensible. De hecho, es mucho más sensible de lo que aparenta, mucho más de lo que imagináis… 

TAURO 

La próxima persona que tenga el mal gusto de criticar el físico de Tauro, lo pagará con creces en un futuro. Si Tauro no está obsesionado con nada de eso, ¿por qué lo están los demás? Al final, van a conseguir que Tauro tenga complejos que nunca ha tenido o que piense cosas que no son. Tauro está hasta las narices de sentir que le están mirando con lupa. Quiere un mundo mucho más libre de prejuicios y más sano en ese sentido. Está hasta las narices de tener que dar explicaciones con ese tema. Le parece algo tan delicado y tan importante que no lo toma como si fuera un tema de conversación cualquiera. 

GÉMINIS

¿La verdad? Géminis está hasta las narices de la gente mentirosa. En realidad es un cúmulo de cosas, porque también está hasta las narices de ser una persona tan confiada con todo el mundo. Sabe que no tiene que confiar tan rápido, pero lo hace. Su bondad le impide desconfiar de los demás y ¿qué pasa? Que termina metido en algún drama. Por eso le gustaría encontrarse con gente sincera y transparente más a menudo. Es como si en el fondo tuviera una alarma que le advierte de que nunca va a tener esa tranquilidad con la que tanto sueña. Solo quiere conversar con gente interesante, natural y sincera. Nada más, por ahora no quiere nada más que eso. Y bueno, ganar la lotería. 

CÁNCER

“Ser sensible no es ser débil“ es uno de los comentarios que más ha escuchado Cáncer. La gente dice que es muy sensible y lo dicen con cierto tono negativo. Como si ser sensible fuera algo malo ¿verdad? Pero luego está el término débil. Ese término que la gente atribuye al cangrejo sin ningún motivo. A Cáncer no le parece nada malo que alguien sea débil. Todo el mundo puede ser débil en algún momento de su vida y no pasa nada. Reconocer eso es un signo de madurez en estado puro. Lo bueno de todo esto es que Cáncer ha aprendido a sobrevivir con orgullo y a no dejar nunca de ser sensible, débil y todo lo que le dé la gana. 

LEO

Leo está hasta las narices por culpa de algunos comentarios muy malintencionados. Está cansado de que le digan que su corazón es inseguro. No le gusta que le digan que nunca podrá amar a alguien por culpa de su ego, le duele mucho. En el fondo tiene un corazón de oro, en serio, tiene el corazón muy grande y le duele ese tipo de comentarios. Cuando actúa, lo hace sin maldad y lo hace pensando en lo que será mejor. Siempre piensa en su gente y en su bienestar y no se merece que le llamen egoísta cuando decide mirar por sí mismo. A este paso, va a dejar de ser tan servicial con todo el mundo y problema resuelto.

VIRGO 

Virgo quiere vivir en paz y tranquilidad, sin que nadie meta las narices en sus asuntos. Está cansado de que le critiquen por su manera de hacer las cosas. Virgo es una persona muy maniática, pero ¿y qué problema hay con eso? Le pone de los nervios que la gente no entienda que cada uno tiene su manera de hacer las cosas. Le fastidia mucho porque luego es quien más ayuda a los demás. Cuando la gente recibe su ayuda no dicen nada, pero cuando no la reciben o cuando lo que hace no se asemeja a lo que hace el resto del mundo, critican a saco y eso no es justo para Virgo. 

LIBRA

La balanza ya no puede más con las injusticias. Mira que se intenta morder la lengua y hacer como si nada, pero no puede. Este mes va a tener que lidiar mucho con esa rabia interna que le nace cuando es testigo de algo que no le gusta. No sabe muy bien cómo gestionar ese tipo de emociones y lo pasa mal de verdad. La balanza comenzó el año con ganas de luchar y conseguir todo lo que se merece, y las injusticias aquí no le ayudan para nada. Su corazón está cansado de tantos golpes en ese sentido. Una decepción más, y es probable que tire la toalla en el momento menos oportuno. En realidad, ahora es cuando se siente mejor que nunca y por eso le duele tanto. Libra es buena persona, pero no es idiota. 

ESCORPIO 

Este mes, Escorpio va a tener que derrochar mucha paciencia con una persona cercana. Alguien que no sabe lo que quiere y que no tiene organización. Para Escorpio, la falta de compromiso es un dato muy negativo, y últimamente ha tenido que lidiar con mucha gente así. Al escorpión le gustan las personas que van de frente por la vida. Le gusta la verdad, aunque duela y le encanta rodearse de personas sinceras. Por eso no quiere ni puede aguantar más la falta de compromiso y de madurez a la que ha tenido que enfrentarse últimamente. Está a un solo paso de mandar muy lejos a todo el que no cumpla con sus promesas, así que, cuidado… 

SAGITARIO 

¿La verdad? Sagitario no puede más con algunas actitudes que ha visto durante este inicio de año. No puede con la gente amargada que critica su intensidad. Está cansado de ser siempre quien tira del carro. Está hasta las narices de proponer cosas y que todo el mundo le ponga pegas. Es como si sintiera que nadie le escucha de verdad. Le decepciona mucho, porque todo el mundo habla de viajes y cosas divertidas, pero luego nadie mueve un dedo para organizar o para empezar ese viaje. Quiere un poco más de libertad en ese sentido. No quiere que endulcen a su corazón y que le hagan ilusiones con cosas divertidas, para que luego nadie haga nada. 

CAPRICORNIO 

“¿Te pasa algo? Te veo serio” o “¿Estás enfadado conmigo? Te veo distante”. Son ejemplos de los comentarios a los que Capricornio se tiene que enfrentar. La cabra está muy harta de los comentarios negativos hacia su humor o su actitud. En realidad, Capricornio es una persona super divertida y aventurera. Lo que pasa es que su humor es exclusivo, no es como el del resto de la gente y tampoco pasa nada porque sea así. Nadie se preocupa por conocer mejor a la cabra, prefieren criticar y quedarse en la ignorancia. Quien conoce de verdad a Capricornio, sabe que en el fondo es una auténtica cabra loca (en el buen sentido de la palabra). 

ACUARIO 

A Acuario no le perturba lo que puedan pensar los demás, pero sí le toca mucho las narices la libertad que se toman algunos a la hora de criticar. Su corazón está cansado de la sabiduría fingida que algunos llevan con orgullo por la vida. No puede con las personas hipócritas y cínicas que se creen que lo saben todo. Este mes ha tenido que lidiar con ese tipo de gente y ha comprobado que UNA Y NO MÁS. Además, prefiere que no se le note mucho la rabia que le nace cuando tiene cerca a ese tipo de individuos. Acuario finge desinterés muchas veces por pura estrategia. Para que nadie descubra lo amoroso que puede llegar a ser su corazón. Ups, pero eso era un secreto… 

PISCIS

El pez tiene una decepción enorme que le costará curar, pero que logrará sanar. ¿Qué tipo de decepción? Saber que hay gente que piensa que es egoísta. Piscis es lo contrario  egoísta, en serio, quien tiene un pez en su vida lo sabe. Que sí, que sus rabietas son dignas de un óscar muchas veces, pero de egoísta no tiene nada. Debería de dejar de dar importancia a lo que piensen los demás, pero no puede. Le duele mucho que se digan cosas que son mentira. Le duele porque no es justo para su bondad. Ha hecho tanto por tanta gente, que aún no se cree que le puedan llamar egoísta. Por cosas así, pierde un poco la esperanza en muchas cosas y el pez no se merece eso.