Por más que aparentemos que el corazón está en calma, al iniciar un nuevo amorío hay un poco de incertidumbre que nos hace preguntarnos si estamos haciendo lo correcto. Nadie quiere sentirse rechazado y mucho menos ser el clavo que saca a otro clavo. Los miedos y las inseguridades, se hacen presentes y ahí es cuando la persona que dice amarnos debería demostrarnos que todo está bien. Si alguien te llena más de intranquilidad que de calma, es mejor decirle adiós. Pero, ¿de qué huyes cuando estás en una relación según tu signo? Tu signo del zodiaco no puede evitarlo. 

Aries 

Por fuera te ves fuerte, no digo que no lo seas, pero hay ciertas situaciones que te han vuelto un tanto inseguro, con ganas de esconder el corazón y negarle la oportunidad a alguien que sí tiene buenas intenciones. Huyes de aquellos amores de paso, que tienen el don de ilusionarte y después te dejan ahí, con todos los sentimientos en el pecho y las ganas de una historia bonita. 

Tauro 

Por un tiempo te has repetido una y otra vez, que lo que te hace falta es permitirte fluir en el amor, pero las heridas del pasado no han sido cualquier cosa. Poco a poco han ido despertando tu lado inseguro y desconfiado. Ya no quieres volver a sentir tanta humillación en el alma. Por eso eres demasiado meticuloso con quienes quieren entrar a tu vida. Crees en el amor, pero no tan fácilmente. 

Géminis 

Por supuesto, Géminis, el amor está en tu lista de cosas importantes. Eres de carne y hueso, también sientes y quieres apostarlo todo por la persona indicada, pero te aterra terminar dándole lo mejor a alguien que te vea sólo por costumbre. Quieres a alguien que esté dispuesto a ser tu amigo, tu amante y todo lo que implique tener una relación genuina, con altas y bajas. 

Cáncer 

En realidad, lo que menos te da miedo cuando inicias una relación, es pensar en el compromiso. Eso no es un problema, lo que no quieres es no ser correspondido, terminar dando y dando, sin recibir lo mismo a cambio. Huyes cuando no te sientes suficiente, en el momento en el que te das cuenta de que amar a esa persona es un desgaste emocional, mental y físico. 

Leo 

Algo que no te perdonarías en una relación, es cambiar por alguien. Leo, tu esencia es sagrada, te ha costado muchísimo descubrir quién eres, como para que alguien te exija que encajes en sus deseos. Eso no te gustaría, ver que se aprovechen de tu bondad y tu lado complaciente. No es justo que vean que no te tomas el enamoramiento a juego y que lo usen a su favor, sólo para enriquecer su ego. 

Virgo 

Consideras muy importante que esa persona te brinde tranquilidad, no quieres que la euforia del enamoramiento decida por ti y es por eso que tardas bastante en demostrar tus sentimientos. Virgo, tu corazón es muy fuerte, pero hay momentos en los que ya no puedes más y los vampiros emocionales suelen aprovecharse de eso, lo que te ha vuelto muy desconfiado. Te preguntas mil veces si en realidad te quieren o sólo están jugando. 

Libra 

El amor para ti es mucho más que decirle a alguien que lo amas. Más que cartas, besos o caricias, es ir hasta lo más profundo de las almas, que se encuentren y se acepten sin ningún tipo de exigencia. Libra, es por eso que huyes de los corazones que no comparten tu sentir, que miran las relaciones como cualquier cosa. Esas personas a las que sólo les importa satisfacer sus propias necesidades y nada más. 

Escorpio 

El hecho de que tengas un carácter arrasador, que impongas y que no sigas los deseos de nadie, no significa que seas un alma cruel. Al contrario, tienes un lado emocional, dulce y empático. Sin embargo, una parte de ti se siente desconfiada, das pasos con temor, porque sabes que cualquier amor se puede disfrazar y pisotear a tu corazón. No soportas a alguien desleal y por eso levantas tantas barreras durante el cortejo. 

Sagitario 

Definitivamente, tu idea del amor no es sentir que tienes que estar con alguien, la obligación le quita el encanto a todo. Por supuesto, que no quieres jugar con las emociones de nadie, pero cuando meten presión para que te comprometas, terminas haciendo todo lo contrario. Por eso piensas tres veces antes de dar un paso hacia el abismo. Esa sensación de que sientes que llegas a la cima del mundo y al mismo tiempo caes, te asusta. 

Capricornio

Amar es bonito, pero hay muchas otras cosas importantes que lo complementan y no hay que dejarlas de lado. Por eso ves tus relaciones como proyectos, pones sobre la balanza las ventajas y las desventajas para iniciar algo con una persona. Para ti la entrega no es una simple distracción, si decides estar con alguien es porque genuinamente quieres construir algo duradero y sano. 

Acuario 

Digamos que lo que menos quieres es perderte en una relación en la que el miedo es el principal motor. Es decir, esa persona decide estar contigo, pero tú no te sientes lo suficientemente valorado. Es duro, porque intentas demostrar tus sentimientos, pero algo te lo impide. En el fondo huyes, para no enamorarte de alguien que te manipula y no escucha a tu corazón. 

Piscis 

Por supuesto, hay una parte de ti que no teme, que se entrega, que ama, que escucha, que vive el momento. Sin embargo, tienes un lado que quiere mucho más que las expectativas que navegan en tu mente. No te vas a conformar con un cuento color de rosa, quieres algo real, que tenga altas y bajas, pero que siempre estén dispuestos a poner de su parte y entregarse como al principio.