Para saber cómo es Géminis como amigo, lo primero que vamos a hacer es saber cómo es Géminis en general. Y con eso, habremos avanzado bastante porque Géminis es un animal social y conocer esto nos va a ayudar a centrarnos en cómo es la profundidad de los lazos que establece con tantas y tantas personas.

Géminis es versátil, muy cambiante y amante de la variedad. Lo que quiere decir que se mueve mucho socialmente, hace amistad con todo tipo de personas, alterna los lazos con cada una y no se centra en ninguna demasiado. Para Géminis todo el mundo es su “amigo” si hace falta. Tiene facilidad para acceder a muchos círculos, para adaptarse a ellos y para intimar con todo bicho viviente. Si a eso se le une su inteligencia, ingenio, vitalidad y su viveza en pensamiento y acción, amigos en cantidad no le van a faltar.

¿Cuál sería el problema entonces? Que Géminis se acaba aburriendo con todos y que todos se acaban cansando de la superficialidad de Géminis como amigo. Porque hemos hablado de su facilidad de hacer amigos en cantidad. ¿Pero y en calidad? Géminis no es constante y para tener buenos amigos hay que ser constante. Estar para las duras y las maduras. Y Géminis estará o no estará, según le de. O estará mucho o estará a ratos. Pero nunca se sabe. Entre que se aburre fácilmente y que siempre anda sobrado de planes y gente, es difícil para nuestros gemelos centrarse. Y mira que muchas veces lo intentan. Pero también se aburren de intentarlo.

Por culpa de sus cambios de humor, Géminis también suele ser un amigo inestable, aunque sólo en cuanto a actitud. Géminis responde como amigo siempre, aunque es cierto que si su estado de ánimo no es el mejor, se retrae y desaparece. Pero que nadie le acuse de fallar ni de traicionar. Sólo necesita recuperar su buen talante. Y volverá a ser el buen amigo de siempre en cuanto vuelva a estar animado.

En fin, que con Géminis se puede decir que su pericia está en la facilidad para entrar en grupos, pero también para salir de ellos. Para hacerse un amigo y vivir una época muy intensa con él, y para salir de esa relación y no mirar atrás en ningún momento.

Eso sí, Géminis podrá tener muchos conocidos, pero a los que considera amigos de verdad son personas que le siguen en su movimiento o al menos, que se lo respetan. Que le aportan mucho (de verdad, los Géminis necesitan como el aire que respiran la buena conversación y el intercambio de sensaciones), que le recargan su ya innato optimismo, le dan soluciones, son más estables que él y tienen sentido del humor. Géminis es un signo curioso e inteligente y eso le hace ser muy exigente con los que quieren ser sus amigos. A cambio Géminis les ofrece entusiasmo, vitalidad, entretenimiento, buenos consejos, sentido del humor y cariño. Géminis nunca aburre a nadie, nunca (menudo contrasentido con lo fácil que se aburre él).

¿Y a quienes no quiere Géminis como amigos ni en pintura? A los que no sean de mente abierta, ni sean de conversar, ni se apunten a planes nuevos, ni sean sociables, ni flexibles; a los que quieran chuparle su buen rollo o a los que viven del drama, y por supuesto, a los tercos.

En general, Géminis no tiene problemas con la amistad. No le falta gente cerca, siempre hay alguien para hacer algo que él quiere. Y aunque se aburra a ratos y se aleje un poco, nunca pasa del todo. Los demás nunca saben lo que siente exactamente porque cuando le buscan, siempre está ahí. Y encima, Géminis nunca falla como antídoto con los amigos más deprimidos. Siendo así, ¿a quien de ellos le va a importar que vaya de aquí para allá repartiéndose en tantos círculos si a la hora de la verdad, su Géminis no le falla? ¿cómo no le van a perdonar algo de frivolidad, alguna palabra fuera de tono o poca escucha con los dramas si cuando le necesitan de verdad Géminis vuela a su lado?