Sagitario conoce lo que es el amor propio, de hecho, va por el mundo contagiando a los demás de optimismo. Sabe que la clave muchas veces está en adoptar una actitud positiva con todo en la vida. Como es muy generoso, no duda en apoyar a sus amigos y seres queridos, lo que por otro lado le hace sentir bien consigo mismo. Además, es una persona que no tardará en levantarle la moral a cualquiera con sus consejos. Y aunque no siempre los tenga para si, tiene un cajón lleno para el resto.

Su autoestima puede que no sea de las más altas de los signos del zodiaco, pero se esfuerza muchísimo en que así sea. Sagitario desea con todas sus fuerzas ser cada día un poquito mejor, no para cultivar su ego, sino para lograr estar en paz consigo mismo y con la humanidad… No vino a este mundo para quedarse quieto, tiene mucho qué hacer y mucho qué dar. Y no quiere andar con una autoestima baja solo porque alguna tercera persona haya querido hacerle daño de alguna manera. Sagitario es un signo que evolucionará en este sentido mucho con el paso del tiempo.

Sufrirá muchas veces en su vida pero también tendrá muy claro que se salvará de todo. Le podrán hacer muchísimo daño, sobre todo en cuestiones de amor pero también tiene muy claro que, aunque su autoestima en ese momento esté por los suelos, no permitirá que su amor propio decaiga también.

Si sabe que algo o alguien le está haciendo mal, no dudará en cortar de raíz tarde o temprano. Aunque tarde en hacerlo. Llámalo ego, llámalo orgullo o llámalo amor propio. Pero de eso, TIENE. Llorará, y llorará posiblemente más que nadie, pero hay algo que le impide humillarse más de la cuenta. Llega un momento en el que no puede hacerlo, no merece la pena hacerlo… Y lo tiene claro. Despertar tarde, pero despertar. El amor propio de Sagitario siempre vuelve.