EL AMOR PROPIO DE TAURO

Tauro tiene un orgullo difícil de superar… Claro que tiene aguante para un millón de cosas, pero también tiene muy claro que hay cosas por las que no pasa. Pero hay un problema, con Tauro todo es “aparentemente”, todo es “por fuera”, todo es “su exterior”. Por dentro hay un mundo complicado de entender…

Por fuera parece duro como una piedra, por dentro puede ser de mantequilla muchas veces. Por fuera tiene un ego y un amor propio envidiable, por dentro es mucho más frágil de lo que parece. Así que, el amor propio de Tauro es fuerte sí, pero también vulnerable. Y si en su vida se cruza alguien que pueda manipularlo tiene que tener mucho cuidado, porque su amor propio pasará a un segundo plano…

Porque Tauro antepone a las personas que quiere y ama antes que a sí mismo. Y como una de esas personas se aproveche de esto… Tauro se queda vacío.