Aunque todos sepamos qué hacemos bien en nuestras relaciones y qué hacemos peor, algún consejo extra no viene nunca mal. Sobre todo porque a veces no somos capaces de tener autocrítica, o estamos metidos en bucles de comportamiento que nos hacen repetir siempre los mismos errores. También los mismos aciertos, pero cuando todo va bien, no nos acordamos de hacer repasos ni propósitos de enmienda. Busca cuál es el consejo que debes aplicar a tu vida si quieres encontrar el amor según tu signo. ¡Y suerte!

Aries

Aries, una vez más, sale a relucir tu famosa impaciencia, esa que te empuja cual caballo desbocado, y con la que ganas alguna carrera, pero muchas veces, te sales de pista y acabas ni se sabe dónde. En tus relaciones, sabes que te has cargado más de una por culpa de esa impaciencia. O te lanzas antes de tiempo, o te marchas a la primera discusión… y la mayor parte de las veces, no disfrutas el día a día porque quieres saber ya de inmediato cómo va a ser la relación, durante cuánto tiempo y qué vais a hacer exactamente en los próximos años. Vamos, una locura, sobre todo para quien tengas enfrente, que notará tu apremio, y se agobiará porque no sabrá cómo comportarse ante alguien tan impaciente para disfrutar. Y lo intentas, sí, claro que intentas tomarte las relaciones con calma, y dependiendo de quien sea tu pareja lo consigues. Pero cuando estás con alguien cañero, estallas pronto cuando te pincha. Y tu impaciencia te lleva dar carpetazo antes que reflexionar y buscar soluciones. Y mira que en calma, eres ideal como pareja, alguien sincero, directo, entusiasta y activo. Cálmate, please. 

Tauro

Tauro, tú buscas el amor, lo encuentras, los agarras… y ahí te quedas. Se acabó. Ya sabemos de tu talante tranquilo, de tu gusto por las cosas seguras, de tu manera de disfrutar suavecito el amor. Las emociones fuertes no son para ti, pero tampoco la montaña rusa en el parque de atracciones, ni cambiar de destino en las vacaciones, ni hacer algo diferente a sofá y peli de los domingos. Si tus parejas luego se aburren, o discuten por querer hacer diferente, que no te extrañe. Necesitas meter novedad en tu vida, Tauro, si no, corres el riesgo de perder a alguien porque se vea prisionero de una relación apacible, sí, pero muy poco emocionante. Ya sabes además que la rutina también mata el amor. Como además eres de fuerte carácter y posesivo, se hace lo que tú dices o no se hace nada. Y claro, entiende a la otra persona: que le dará igual la paz que le vendas, querrás más emoción, sentirá que se ahoga a tu lado y quizás empiece a soñar con estas lejos. Tauro, ese es el consejo que debes aplicar a tu vida si quieres encontrar el amor.

Géminis

Géminis, a la hora de la conquista, seguro que tienes el mejor arsenal de palabras para seducir, ese que no tiene nadie más en el Zodiaco. Con el aliciente además de que tú no te las tienes que pensar, te salen solas porque llevas en la sangre lo de comunicar, relacionarse, expresar, empatizar… y conseguir todo lo que quieres cada vez que abres la boca. Pero una vez seducida tu presa, para crear un vínculo más profundo, tienes que seguir hablando (y actuando) pero ya desde lo más profundo de tu corazón. Tienes que abrirte de forma sincera, tienes que dejar de racionalizar tus sentimientos, en el amor no todo tiene que tener una explicación. A veces es algo inexplicable pero es real, y además, tienes que centrarte y no dispersarte. Porque si no el amor que pregonas no parecerá creíble, y corres el riesgo de perder a esa persona porque no se fiará de ti, o creerá que no podéis tener una relación madura. Solo una relación superficial, divertida y atrayente, para un rato o dos. No más. 

Cáncer

Hay que ver Cáncer, lo duro que es el caparazón del animal que representa tu signo y lo fina que es tu piel cuando tienes problemas en tus relaciones. Sobre todo las amorosas. Seguro que tu pareja, por más que te conozca, alucinará cada vez que entras en ese bucle dramático por algo que ha pasado. Que quizás no sea lo más grave de los últimos días, pero es como la gota que colma un vaso. Y te empiezas a derramar en reproches, amenazas, comentarios muy hirientes, sentencias… y muchas lágrimas. Porque además, asocias la pelea del momento con la creencia de que vuestro amor se está acabando, que tu pareja ya no te quiere, y que quieres que el mundo te trage… y clamas al cielo por tanta incomprensión y desamor. Claro, el alucine de tu pareja es monumental. Y si esto se repite mucho, tú solo/a estarás alejando de verdad a esa persona, aunque sea porque se sienta mal por estar haciéndote “tanto daño”. Si eres un signo tan deseado siempre es por lo bien que sabes querer. Pues no tenses la cuerda haciendo que parezca lo contrario. 

Leo

Leo, métete en la cabeza algo muy importante si quieres encontrar el amor. Si quieres que te dure, mejor dicho, porque oportunidades no te faltan. Y es que no esperes NUNCA que tu pareja te dé lo mismo que tú le das a ella. Por tu forma de ser, te encanta mimar a tu pareja, intuir qué le pasa, empatizar con ella… haces todo eso, y está muy bien, pero el problema es que a ti te gustaría que tu pareja hiciera igual contigo: que te mimara, que te escuchara, que te hiciera la vida más fácil. Pero Leo, cada persona es como es, y no puedes ofuscarte si esa persona de la que te has enamorado no es igual de detallista que tú. Estaría muy bien que expresaras lo que quieres, que hablaras con ella sobre eso, y que confiaras en que aprendiera a darte lo que te gusta. Lo que haces mal es enfadarte en plan infantil, recriminarle lo que no te da, crear tensión y que la relación se vaya al carajo. 

Virgo

Virgo, reconoce que tu parte crítica hacia a los demás es muy muy frustrante. Y con la excusa de que contigo mismo eres aún más crítico, machacas sin piedad a todo el que no hace lo que crees que debería hacer. En el caso de tu pareja, la puedes asfixiar tanto que puede perder el interés por ti, que se vaya alejando por no oírte y por no sufrir tu continuo escrutinio, y que la pierdas. Es verdad que tu intención siempre con tanta crítica es mejorar a las personas y las relaciones, y que todo sea maravilloso. Pero una persona es algo vivo, igual que una relación, y no un coche que se pone a punto, ni la decoración de un salón ni una receta de cocina. Acepta la vida como es, a esa persona que quieres y la relación que tenéis. En la imperfección también hay algo precioso, es algo real, vivo, y que está ahí para disfrutar día a día. Deja de pensar en una relación como si fuera una cuenta de resultados, el debe, el haber, datos, suma y sigue… No. Relájate y disfruta, Virgo.                 

Libra

Libra, el consejo que debes aplicar a tu vida si quieres encontrar el amor ya lo sabes, porque a ti nadie tiene que decirte las cosas dos veces, aprendes rápido y bien. Y es que tomes el control tú, que te priorices, que no hagas las cosas pensando en los demás. Eres tan adaptable que tu personalidad se diluye entre la de los demás. Y no es justo, sobre todo para ti que eres una persona realmente especial. En tus relaciones das la impresión de que se puede hacer lo que se quiera contigo, igual te dejas querer, como que te adaptas a cuando te malquieren. Sea como sea, no valoran todo lo bueno que tienes porque te ven fácil y accesible. Sería perfecto si tú fueras así porque quieres, pero sabes que no te gusta ser tan moldeable para todo el mundo, y también con tu pareja. Sabes que te gustaría tener más fuerza y carácter para decirle: NO. Escúchate cuando tengas una relación, decide qué quieres TÚ, y luego a por todas. Y si te estrellas, que sea porque conduces TÚ, no porque te llevaba nadie. ¿Quieres saber el consejo que debes aplicar a tu vida si quieres encontrar el amor? Ahí lo llevas, Libra.

Escorpio

Escorpio, eres alguien apasionado y por tener esa capacidad das mucha envidia, salvo cuando, por esa misma pasión, te vuelves celoso, posesivo y obsesivo cuando tu relación de pareja va bien, y rencoroso y vengativo cuando las cosas van mal. Tienes una personalidad que se divide en dos, dándote por un lado un fuerte carácter y mucho carisma, y por otro, eres un volcán a punto de explotar continuamente. Piensa además, que tú estás acostumbrado a vivir entre mucha intensidad, a vivir con tus luces y tus sombras, pero ¿y la otra persona? Igual no es Escorpio como tú. ¿Y entonces? ¿tiene que entender todo de ti y aguantar lo que no le guste? ¿vas a ser igual de comprensivo con su forma de ser? El resultado es un gran desequilibrio, y una relación tiene que ser equilibrada. Flexibilidad y comprensión, Escorpio. Es lo que tienes que ofrecer para poder lo mismo a cambio. 

Sagitario

Sagitario, como no te metas en la cabeza que una pareja no tiene por qué cambiarte, ni restarte libertad, ni impedirte vivir la vida como te gusta, no vas a encontrar el amor. Encontrarás muchas personas, tendrás relaciones, pero no durarán, porque tienes demasiados fantasmas con eso. Te engañas estando en pareja, creyendo que estás con alguien que te gusta, y que disfrutas, pero sabes que en el fondo, quieres vivir el amor intensamente. Porque tú amas la vida de forma intensa y te gusta vivir intensamente todo. Además, tienes que ser coherente: resulta que quieres lo más en todo, ¿y en el amor te conformas con algo tibio, que ni fú ni fá? No te lo crees ni tú. Si sientes por alguien algo bonito, y vas a más, no tengas miedo a seguir adelante. Tienes capacidad para ir creando algo precioso donde los dos sigáis siendo vosotros mismos, con vuestra libertad, haciendo planes juntos y por separado. Sagitario, no tengas miedo. 

Capricornio

Como signo de tierra, sabes lo que quieres, no estás en las nubes y la vida para ti se traduce en mucho trabajo, muchas obligaciones, y en no confiar mucho en los demás, sino mucho en ti mismo. Todo eso está muy bien, Capricornio pero la vida es algo más que eso. Y una relación de pareja aún más. El consejo que debes aplicar a tu vida si quieres encontrar el amor es que te relajes al lado de esa persona que tanto te gusta, deja que sucedan cosas entre vosotros, déjate sorprender, sorpréndela si se te ocurre cómo hacerlo, no descartes hacer “esa tontería por amor”… Aunque controles tu trabajo y tu economía de 10, los sentimientos no los puedes controlar, ni los tuyos ni por supuesto los de esa persona que te encanta. Claro que exponerte te puede hacer vulnerable, pero tú podrás controlar no perder el control, valga la redundancia. Deja que te sucedan cosas en el amor, es la vida, nos da, nos quita, pero entre medias vivimos y podemos ser muy felices. 

Acuario

Acuario, tu privilegiada cabeza es tu aliada para la vida, te da qué pensar, te hace feliz mientras aprendes, te permite idear maneras de mejorar el mundo, te gusta mirar la vida desde un punto de vista intelectual. Es lo que tiene que ser muy inteligente. Pero para encontrar el amor… ahí tu cabeza debería relajarse y mirar. Y dejar que los protagonistas fueran tus ojos, tus manos, tus labios, tu piel, tu corazón, tus emociones, tus sentimientos… Cuando estás con alguien, cualquier sensación la racionalizas, y según te indique actúas. La cabeza te dirá “alerta”, “ojo, controla”, “cuidado, piensa diferente”, y muchas cosas así. Por eso deberías dejarte llevar, no pensarlo tanto, sentir y vivir en otro plano… siempre con alguien que respete tus ideas, tu sentido de la libertad, tu poco convencional manera de vivir… Acuario, relájate, vive, no busques explicaciones, busca más sensaciones, emborrachate de sentimientos. Ya controlarás cuando haga falta. Y no pienses que amar a alguien es dejar de ser tú.                 

Piscis

Piscis, tú el amor lo encuentras continuamente, naciste para enamorarte, y lo haces continuamente, de forma real o en tu imaginación. Y eres feliz siendo así, es más, no sabrías ser de otra manera. Pero para encontrar el verdadero amor, necesitas centrarte más, poner los pies en la tierra, hablar por boca de lo que ves u oye, no por lo que imaginas o intuyes… Piscis, tienes que ser más claro y realista. ¿Y sabes por qué? Porque tu pareja tiene que entenderte, si no sentirá que no sabe qué relación tenéis, ni quién eres, ni hacia dónde vais. Tu intensidad en el amor es diseñar unas relaciones que se pierden en la inmensidad de no se sabe qué. Tienes que definirte, tienes que saber qué quieres de una relación… tus declaraciones de amor e intenciones son preciosas, de cuento, pero vagas e imprecisas, confunden a tus parejas. Suenan genial pero tienes que traducirlas en algo más tangible. Prueba. Eres capaz de crear relaciones maravillosas, pero hazlas que sean de verdad.