Todos tenemos algún punto débil, ese tema en el que una vez que caemos nos cuesta muchísimo salir y volver a ser nosotros mismos. Asuntos que nos hacen comernos la cabeza día y noche, provocándonos dolor emocional y ansiedad. Si no nos damos cuenta a tiempo, esas ideas pueden llevarnos a un círculo del que es imposible salir y que solo nos hace daño a nosotros mismos. Una vez estemos dentro tendremos que entender que seguir ahí solo provocará más malestar y que la salida empieza con una firme decisión que deberemos de tomar. Seguro que te estás preguntando cuál es el hábito autodestructivo en el que puede caer cada signo…

Tener las ideas claras, saber que no queremos eso más en nuestras vidas y decidirnos a hacer lo que sea para superarlo es el primer paso. Luego podremos pedir ayuda y ponernos manos a la obra para no volver a caer. Cada signo suele entrar en unas ideas determinadas que a otros pueden parecerles tonterías, pero nadie tiene derecho a decir que tu problema es insignificante porque se trata de cómo lo vives y solo tú sabes lo difícil que te resulta salir de esto. Sigue leyendo, a continuación te contaremos el hábito autodestructivo en el que puede caer cada signo.

Aries

Para ti, Aries, el miedo a fallar tanto a los demás como a ti mismo es lo que te trae de cabeza, lo que te provoca rabia y frustración. Y una vez empiezas a pensar que puedes fallar, caes en un círculo vicioso, no puedes dejar de sentir que tienes que seguir haciendo más y más. Y el miedo cada vez se hace más grande. Sabes que hay épocas en las que por más que hagas cosas, nunca sientes que es suficiente, siempre necesitas ser el mejor y esto es agotador, pero en tu caso puede ser este el hábito autodestructivo del que hablamos. Seguramente alguna vez has enfermado por no descansar lo suficiente o por estar enfadado todo el día, rabioso. Otro hábito en el que puedes caer es en el de querer únicamente lo que no puedes tener, como a esa persona de la que puedes llegar a estar colgado años, pero que no quiere dar el paso contigo y que muchas veces te frena a la hora de dar otra oportunidad a alguien nuevo, que quizás no te haría sentir que no eres lo suficiente. Despierta, Aries, y no te hagas estas cosas a ti mismo, sabes que una vez estás dentro de estos círculos te cuesta mucho salir y pierdes meses sufriendo sin sentido. Tú vales mucho y sabes que jamás fallarás a la gente que quieres solo por tomarte un descanso, y también sabes que te mereces a alguien que te valore y se muera por estar contigo.

Tauro

Tauro, cuando empiezas a darle vueltas a la idea de que no eres suficiente estás entrando en tu hábito autodestructivo más peligroso. No siempre sabes realmente lo que vales, que es mucho. Comienzas a darle vueltas a la cabeza pensando en cosas que ocurren o no llegan a tu vida y al final piensas que la culpa la tienes tú mismo. Pero no es así, no todo está en tus manos, y si algo no sale bien puede ser simple suerte. Si te acuestas cada noche mirando tus defectos en vez de tus virtudes al final acabarás sin salir de la cama, deprimido y totalmente vulnerable a ser manipulado por otras personas. Por otro lado, nos metemos en temas relacionados con no tener suficientes recursos para lo que necesites en cada momento, es decir, sentir que nunca tienes dinero suficiente. Te provoca muchísima ansiedad pensar en un futuro sin trabajo o sin la capacidad de ganarte la vida y esto no te permite descansar para afrontar los desafíos del día a día, por eso no tienes que dejarte caer en estos círculos, intentar confiar un poco más en que te mereces lo mejor, los demás podrán verlo.

Géminis

Para ti, Géminis, tu hábito autodestructivo tiene que ver con amistades demasiado invasoras. Te gusta encontrar personas especiales que te sigan el ritmo, pero a veces se toman demasiadas confianzas. Tanto que prácticamente parece que se convierten en tu pareja. Y al final sin darte cuenta te dejas manipular un poco, porque se transforman en algo así como tu familia, sientes que tienes que agradarles, que estar siempre de buen humor para ellos y tener temas de conversación para que no se produzcan silencios. Porque además, parece que si no hablas todo el rato algo puede ir mal.  Está bien que te diviertas todo lo que puedas y confíes en la gente, Géminis, pero no puedes hacer de las otras personas tu mundo, tu vida. Porque al final primero estás tú, eres el único que sabe de verdad lo que te pasa en el día a día, lo que necesitas realmente. Y las decisiones importantes las tienes que tomar tú, a solas con tu corazón y tu cabeza. Si no pones límites desde el principio, caes en ese hábito que, además, cada vez será más pequeño y asfixiante .

Cáncer

Tu hábito autodestructivo, Cáncer, tiene que ver con sentirte abandonado. En algunos momentos de tu vida sientes cómo te fallan algunas personas, pierden todo su interés en ti o simplemente desaparecen poco a poco como si no les importases mucho… Entonces, Cáncer, comienzas a darle vueltas, a sentir ese dolor profundo de abandono y no puedes dejar de pensar que, al final, puede que acabes solo, con todo el mundo dándote de lado. Son sentimientos muy dolorosos que se van alimentando con el miedo y cuesta mucho sanarlos. Esto también te lleva a hacer sentir a la gente de tu alrededor que te deben mucho, y por eso no está bien que no te presten la atención necesaria. O te provoca ansiedad, porque piensas que debes darles mucho para que no se vayan de tu lado. Por eso, si tienes la tentación de darle vueltas a alguna mala experiencia que te ocurra relacionada con esto, te costará muchísimo salir de ese hábito. Pensarás que tus amigos o tu pareja pueden irse en cualquier momento y esto te creará ansiedad, mal humor e incluso ira. No te permitas entrar en el círculo, si alguien tiene que irse, suéltalo y no mires atrás, porque no te merece la pena, Cáncer.

Leo

Para ti, Leo, lo que te empuja hacia un hábito autodestructivo es sentir que no tienes el reconocimiento que te mereces. Tú sabes lo que vales, pero necesitas que los demás también se den cuenta y que no te traten como a un cualquiera. Sobretodo si te esfuerzas en algún ámbito y sientes que tu familia o amigos no te apoyan o no te lo reconocen comienzas a caer en ese hábito, piensas que quizás no les importas lo suficiente o que nada de lo que hagas les hará sentir orgullosos. Incluso que lo que te importa a ti no vale para nada. Y esto es muy doloroso, Leo, te provoca cada vez más rabia e ira contra ti mismo y contra los que te rodean. Además de ponerte mucha presión en cuanto a expectativas hacia ti, ansiedad porque necesitas demostrar lo que vales. No te dejes llevar por esas ideas Leo, si no todo el mundo te reconoce lo que haces piensa que quizás es porque tienen otra manera de ver la vida, o a lo mejor les de un poco de envidia todo lo que eres capaz de hacer. Pero no seas tú el que sufra por eso, concéntrate en disfrutar de tu creatividad y de tu luz.

Virgo

Las relaciones de pareja tóxicas son tu hábito autodestructivo, Virgo. Te cuesta mucho confiar en alguien, encontrar a la persona perfecta, y cuando al fin lo haces y te abres a esa persona, en tu cabeza no cabe la idea de dejarla si descubres que no es la mejor para ti. Aguantas y aguantas, dándote a ti mismo excusas absurdas. Y esto te hace mucho daño, Virgo, porque en el fondo sabes que esa persona se está portando mal contigo pero no consigues salir de ahí. Es complicado, porque para liberarte primero tienes que empezar a quererte un poco más, darte cuenta de lo mucho que vales, que mereces algo mejor. Y por otro lado tener fe, confiar en que hay otra persona esperando para conocerte, pero no puede aparecer si no le dejas espacio para que lo haga. Virgo, nadie como tú entiende que las grandes cosas necesitan su tiempo, y puede que la vida te pida estar solo después de salir de ese círculo para poder encontrar algo mejor y acorde a todo lo bueno que te mereces. Pero sé fuerte y no vuelvas a caer, porque significa empezar de cero.

Libra

Intentar estar siempre bien con todo el mundo es tu mayor hábito autodestructivo, Libra. Te encanta que la vida fluya equilibrada, pero muchas personas se aprovechan de esta cualidad tuya, convirtiéndola en una debilidad para manipularte. Saben que no quieres hacerles sentir mal, y acabas siendo tú el que se expone, el que aguanta lo insufrible. Libra, a veces hay que saber decir que no, poner límites. Además, es imposible complacer siempre a todo el mundo, así que lo mejor será que decidas tú a quién realmente quieres ayudar, según tus propias ideas, y no ir nunca en contra de lo que tú piensas o sientes. Porque sino entrarás en ese hábito autodestructivo en el que lo único que te importa es que todo el mundo esté contento contigo, que sean tus “amigos”. Y eso al final te crea ansiedad, dependencia y la sensación de estar perdiéndote a ti mismo.

Escorpio

El hábito autodestructivo en el que sueles caer tiene que ver con tu manera de entender las relaciones y los rechazos. A veces sientes que una amistad o una pareja tiene que estar en todo momento para ti, porque realmente tú lo estás para ellos y solo necesitas saber que es recíproco. Pero cada persona tiene su manera de ver la amistad y de implicarse, esto es lo que te puede hacer comerte la cabeza durante mucho tiempo. Puedes caer en la tentación de fingir que no necesitas a nadie y luego en el momento más inesperado descargar toda tu frustración con la primera persona que te permita abrirte un poco, lo que luego te hace sentir peor. Poco a poco empiezas a desconfiar de todo el mundo y a necesitar muchas más pruebas de amistad para sentir que esa persona es adecuada para ti. Y el rechazo puede ser detonante para caer en este pozo de dolor. Al final caes en ese hábito de malestar, en el que sientes que quizás el problema eres tú y que nadie te querrá nunca lo suficiente, que quizás eres demasiado emocional para los demás. Pero esto no es así, Escorpio, a la gente le gustas y quieren estar a tu lado, es solo que cada uno tiene sus tiempos. Lo más autodestructivo es no permitirte tener relaciones serias con nadie por miedo a sufrir.

Sagitario

Sagi, tu hábito autodestructivo es no aceptar que en la vida no siempre estamos felices y todo va bien, a diferencia de otros signos, en tu caso puedes caer de muchas maneras en este ´habito. Por ejemplo, empeñándote en hacer ver que no hay ningún problema en tus relaciones, o queriendo ocultarlo, ya sea escapando hacia otro lugar, evadiéndote o ignorándolo deliberadamente. Por otra parte, puedes agobiarte mucho si empiezas a notar que has metido la pata sin querer y se han enfadado contigo, y al querer arreglarlo en seguida, puedes empeorarlo. En tu círculo te provoca ansiedad el intentar averiguar si alguien se ha molestado contigo y pensar cómo arreglarlo, o escapar y no dejar de correr para alejarte de la realidad. Hay temas en la vida bastante complejos, situaciones en las que no hay manera de ver la parte positiva y aún así tú te empeñas en que no están tan mal. Lo único que consigues es empeorarlas más, porque lo primero que necesitas para solucionar un problema es aceptar que existe. Utiliza tu fe inquebrantable para mirar a los problemas de frente y confiar en que encontrarás una solución, Sagi.

Capricornio

Para ti, Capri, el hábito autodestructivo que no te deja dormir tranquilo está relacionado con tus altas expectativas. Con estar pensando día y noche en tu futuro y cómo gestionar el presente. Quieres que pasen cosas que muchas veces tardan en llegar, y aunque sabes que la vida necesita tiempo para plasmar las metas, a veces ves cómo hay gente que le llueve la suerte desde el cielo sin hacer nada. Y a ti no, Capri, tú te tienes que trabajar las cosas para que ocurran, y esto te hace pensar en lo que necesitas día y noche. Te hace desconfiar de la gente que se acerca a ti solo para aprovecharse o incluso para tirarte hacia abajo. Porque lo único a lo que le das importancia es a subir, Capri. Está muy bien ser enfocado y disciplinado pero tienes que mantener un pie fuera de eso, para no caer en el hábito dañino que te impedirá ver todo lo bueno que tiene la vida para ofrecerte. Las metas llegarán antes o después, te lo mereces y lo has trabajado, puedes relajarte con eso y seguir haciendo tu trabajo sin pensar que todo va a salir mal o que nunca te pasa nada bueno. Mira a tu alrededor y disfruta un poco más de las personas que te quieren, de lo que te muestra la naturaleza, de lo que te trae el día a día.

Acuario

Acuario, tu hábito autodestructivo está relacionado con el aislamiento. Y esto a su vez tiene que ver con tu manera de relacionarte. A veces sientes que si no haces lo que quieres todos los días, no eres libre. Pasas por alto los sentimientos de la persona que tengas a tu lado, si te has sentido un poco agobiado por algo, te metes en tu mundo y ya saldrás cuando te apetezca. Lo peor es que en ese aislamiento estarás deprimido e intentando evadirte de la forma menos sana posible para tu mente y tu cuerpo. Y sabes que te resulta muy difícil salir de ahí, entiendes que cuando sales quizás la otra persona ya no está para ti. Además, te molesta mucho lo que puedan pensar de ti, y al estar en ese aislamiento también te duele que el resto de tus amigos no entienda por qué te encierras en ti mismo, y por eso te obligas a ir a algunos compromisos sociales, lo que te pone todavía peor al llegar a casa. Por eso es un círculo infinito si no te plantas y analizas la situación. No está mal tomarse tiempo para uno mismo, quizás lo autodestructivo es la idea subconsciente de que la gente tiene el poder de quitarte tus libertades.

Piscis

Tu hábito autodestructivo, Piscis, tiene que ver con no querer ver la realidad. Muchas veces te resulta tan dolorosa que te empeñas en ponerle un filtro de un matiz que te guste. Lo malo es que en el fondo sabes perfectamente lo que pasa, y estar viviendo con esos filtros puestos es aún más doloroso. Te cuesta aceptar los rechazos de las otras personas hacia ti, tus errores, y que la vida no esté sacada de un cuento de hadas. Por eso te niegas a aceptar la culpa que puedas tener, o, mejor dicho, la responsabilidad ante las cosas. Simplemente caes en ese círculo en el que te dices a ti mismo que eres la víctima, o que no pasa nada y no hay que preocuparse. Esto al final acaba provocándote mucha ansiedad, sobretodo cuando los filtros ya no son suficientes y la realidad te explota en la cara. Piscis, tienes que aprender a detectar cuándo te intentas engañar a ti mismo, y no dejarte llevar a ese círculo que solo te hará más daño