EL LADO BUENO DE CÁNCER

  • Tu ternura es la mejor prueba de que estás hecho para dar amor a los demás. Y con ella es cómo mejor lo demuestras.

  • La sensibilidad con la que naciste ha hecho de ti una persona que puede sufrir mucho en la vida. Pero también te sirve para sentir cosas que otras personas no van a poder sentir en toda su vida.

  • Tu humor puede ser cambiante pero igual que pasas del bueno al malo, es al revés. Y además, tampoco estás todo el día cambiando de humor. Es más, sueles ser alguien amable y dulce la mayor parte del tiempo.

  • Ayudas a los demás y estás ahí siempre porque eres así, te nace. Eso no quita que te deshagas de amor cuando te lo agradecen, te gusta mucho. Sientes que dar tanto merece la pena. Por lo que ayudas y porque la gratitud que recibes a cambio a ti también te hace mucho bien.

  • Haces de tu hogar un sitio donde disfrutar de los tuyos. Igual que tú mismo te conviertes en un sitio donde los demás llegan y encuentran protección, calor, comodidad, luz y muchos abrazos.

  • Dando consejos eres el mejor. Siempre tienes la palabra exacta para los demás. Y si no es la exacta lleva tanto cariño que algún bien harás con ella.

  • Tienes una habilidad secreta para que los demás te cuenten secretos y otra para saber guardarlos tú. Eres la discreción personificada.

  • Entre las ideas que te nacen y las que inventas con tu fantasía y con tus muchas dotes imaginativas, eres un torrente de creatividad en el trabajo, organizando planes o resolviendo problemas.

  • Tienes mucho sentido del humor e ingenio para destensar una situación. También te puedes reír a carcajadas de cualquier tontería. Pero lo mejor de todo es que sabes reírte de ti mismo.

  • Tu buena memoria te da muy buen servicio en tu vida, aunque también te lleva a recordar lo que no quieres. Pero bueno, presumes de ella aunque tenga esta parte más negativa.

  • Tu sentido de la justicia no es de boquilla. Es real. Y además, eres una persona que tiene iniciativa para intentar que haya menos injusticias.

  • Proteges a los tuyos como si fueran tu mismo. O más. Y como veas que alguien les hace daño gratuitamente, vas a por esa persona a muerte. ¡Que hubieran tenido más cuidado!

  • Das y quieres que te den. Tu amor no es desinteresado ni mucho menos. Lo darías igual aunque no recibieras nada, pero te estimula que te correspondan. Bueno, más que estimularte, lo que te suele pasar es que te derrites.

  • Aunque por fuera puedas enfadarte o irritarte un poco, lo que cuenta para los que te conocen bien es el gran corazón que tienes.

  • Tu susceptibilidad y tu hipersensibilidad desencadenan muchas situaciones que permanecían escondidas falsamente. Aunque destapes la caja de los truenos con algunos comentarios, eso siempre es bueno para arreglar lo que no funcionaba.

  • Haces que tus relaciones sea muy románticas. Y eso es algo que a muchas personas les hace sentir que está viviendo un cuento de hadas. Realmente, cuando te enamoras y eres correspondido, tienes detalles y muestras el cariño que todo parece de color de rosa.

  • Antes de que un amigo te llame porque lo está pasando mal, tú te adelantas a ayudarle. Tu intuición te lleva a saber cuándo te necesitan y sueles estar pendiente para que nadie pase en soledad ningún mal trago.

  • Aunque te guste que te protejan tú eres más fuerte de lo que se cree y de lo que a veces pareces. Lo que pasa es que como te gustan los mimos y tener pareja, parece que luego no puedes vivir sin ellos. Pero no es así.

  • Eres el mejor en muchas reuniones familiares o con amigos de toda la vida. Por tu sentido del humor, por tus detalles para que todos se sientan bien y porque eres un lince recordando anécdotas divertidas del pasado.

  • Pides muchos pero das el doble. Exiges bastante pero te aseguras de compensar cada exigencia estando pendiente de los deseos de los demás.

  • Eres capaz de subir la autoestima de cualquiera con tu cariño, halagando a quien hace falta y escuchando hasta la infinidad las quejas de los demás. Les haces sentir que importan, que todo se arreglará y que tienen mucho que ofrecer al mundo.