• Tienes tanta habilidad para comprender los temas como para entender a las personas. Quizás a ti mismo te cueste más entenderte pero con lo que pasa fuera de ti, eres un lince.

  • Tu manera de intuir las cosas a veces parece cosa de magia. Porque no es sólo una leve intuición, es que sabes casi al 100% lo que va a pasar.

  • Ese buen humor es una buena medicina para reírse de la vida y también para entenderla mejor. A veces es todo tan complicado que si no lo vieses con humor lo llevarías peor.

  • Tu parte más insegura es muy tierna, y lo que te conocen y te quieren, te comprenden y no son duros contigo por eso. Además, esa inseguridad te hace ser amable siempre y no ir por la vida creyéndote el amo del mundo y agrediendo a los demás con tu prepotencia.

  • Sabes darte a los demás como nadie porque no pides nada a cambio y en todo caso lo que pides, es muy poco. Pero ser compasivo te sale, naciste siendo así y es que tampoco quieres cambiar.

  • Siempre tienes buena intención a la hora de actuar. Allí donde los demás se rebotan con algunas personas porque les fallan, tú sigues siendo generoso y amable. Y lo que te duele, te lo comes tú solo.

  • Cuando alguien se impregna de tu forma de ver la vida le gusta, porque tu forma de ver la vida será un poco idealista pero los sueños también ayudan a ver la realidad más bonita de lo que es a veces.

  • Tienes muchas virtudes pero es difícil verte presumir de ellas. Eres alguien bastante humilde. Eso sí, cuando los demás te reconocen esas virtudes, tocas el cielo con los dedos, pero eso no es malo. Llámalo minivanidad o llámalo premiarte por haberlo hecho tan bien.

  • Hay personas que te gustan más y otras que te gustan menos, pero a la hora de relacionarte, tú no haces distinciones y eres amable con todo el mundo. Por algo sueles caerle bien a casi todo el mundo.

  • Igual que escuchas a los demás y les entiendes, cuando se trata de aprender algo o realizar algún trabajo, eres receptivo a la situación e intentas adaptarte a las normas que exijan. Los entornos agresivos y las personas idem te gustan menos pero eso ya lo resolverás a tu manera cuando llegue el momento.

  • Luchas por aquello en lo que crees, ya sean tus sueños, en un amor platónico por alguien o en tu manera de creativa de hacer las cosas. Si los demás no están de acuerdo les escuchas y respetas, y a veces, hasta te amoldas a lo que quieren. Pero tú seguirás creyendo en lo que te hace feliz.

  • Aunque haya situaciones y sentimientos que te afecten y puedan tocarte el ánimo, tan rápido como caes ya estás subiendo de nuevo. Tienes el poder de cambiar mucho y eso te favorece cuando quieres salir de los momentos más feos en tu vida.

  • Aunque puedas equivocarte en algunas relaciones sentimentales lo que es real es el cariño que has sentido que te están dando, y eso está por encima de si la relación tiene futuro o no. Vives el momento y apuestas por lo que se siente en un momento dado. Luego ya se verá. Quizás haya personas en tu futuro más adecuadas pero vete a saber si te van hacer sentir lo que estás sintiendo hoy y ahora.

  • Cuando algo te impresiona es porque eres muy receptivo y sensible, no un trozo de madera que ni siente ni padece. Igual podrías evitar equivocarte pero sería a costa de sentir menos, y la idea no te gusta nada.

  • Tu forma de depender de los demás o de algunos cariños o afectos es porque te hacen sentir bien. Lo que sería absurdo es depender de alguien que te hace sentir mal. Eso ya te lo trabajas cuando así sucede. A veces tocas fondo antes y otras después. Pero nunca te quedas sufriendo mucho tiempo y en el mismo sitio.

  • Aunque algo te de miedo no dejas de hacerlo. Eso es bueno por varias razones: por estar por encima de los miedos, por apostar por lo nuevo que trae la vida y porque te gusta imaginar que detrás de todo lo que esconde un miedo siempre hay algo positivo.

  • Eres un signo complejo, con muchas capacidades y una doble forma de ser y de ver la vida. Ser así puede crear alguna confusión en los demás a tu alrededor, pero nunca es grave. Al revés, por ser así siempre tienes una salida a todo. Siempre.