Piscis es de las personas más dulces y tiernas que puedes encontrarte en este mundo. Para muchas personas esto puede llegar a ser una debilidad, lo ven como algo negativo, como si fuera un delito tener esperanza en la humanidad y ver el mundo con una sensibilidad especial. El mundo de hoy en día tiene el concepto de debilidad muy equivocado, porque para nada la dulzura de Piscis es una debilidad.

Piscis, sabe muy bien cuales son sus debilidades, pero también sabe que son a la vez la fuente de energía que le da esa fuerza a su corazón. Sabe que sus debilidades junto a su sensibilidad y su dulzura son las que se encargan de recordarle que es un ser humano.

Puede que a lo largo de su vida cometa muchos errores, pero para bien o para mal, vida solo hay una y él/ella quiere aprovecharla al máximo.

Piscis no tiene miedo se ser como es y es eso lo que le hace diferente a los demás. No tiene miedo a nada que tenga que ver con lo más profundo de su corazón, le encanta profundizar y saber más de él/ella no como otros que se niegan a sentir. Es de esas personas a las que no le importa expresar sus sentimientos, al contrario, lo ve como una señal de valentía, tal y como está el mundo hoy en día, no todos se atreven a mostrar lo que hay en su interior. Su lado más dulce, hace que lo haga todo con una sensibilidad especial, hace que todo el mundo se quede fascinado con la facilidad que tiene para expresar lo que siente.

Todos y cada uno de los gestos que le nacen a Piscis en su cara cuando está preocupado/a por alguien o cuando está poniéndose manos a la obra para hacer alguna de las suyas hacen que los demás vean lo dulce que es por dentro.

Le es imposible tratar a los demás de manera brusca, todo lo que hace lo hace con la mayor delicadeza posible.

La gente admira y ama la delicadeza de su corazón. Tiene un corazón que no le cabe en el pecho y eso le lleva muchas veces a confiar en personas que no debe, en personas que lo único que quieren es aprovecharse de él/ella. Es una persona muy empática y le es imposible dejar que los demás lo pasen mal por mucho daño que le hayan hecho. Eso sí, Piscis es muy dulce y muy tierno/a, pero no es tonto/a, es una persona muy inteligente y sabe perfectamente con quien tiene que ponerse límites, a veces le es muy complicado, pero a pesar de que le gusta estar en las nubes, sabe tener los pies en la tierra cuando es necesario.

Sin saberlo, Piscis atrae a todo el mundo hacía él/ella. Todo el mundo ve que a su lado jamás serán juzgados, no serán abandonados y mucho menos dañados. A ver, si Piscis se propone ser el mismísimo diablo puede llegar a serlo sin ningún problema, la cosa es que eso no va mucho con él y es por eso por lo que la sensibilidad y la bondad abunda dentro de él/ella y siempre lo hará.

2020-09-08T14:58:32+02:00