Al igual que virtudes todos tenemos nuestros defectos o algún rasgo en nuestra personalidad del cual somos conscientes, e incluso nos hace sentir avergonzados en algún que otro momento. Es por esto que algunas veces intentamos esconder esa parte que sabemos que de salir a la luz podría afectarnos a nosotros o a los que nos rodean, vamos a ver cuál es el rasgo de personalidad que escondes según tu signo…

ARIES

A las buenas eres un cachito de pan Aries, pero a las malas puedes ser una persona bastante mezquina. Cuando te enfadas te pones un poco arrogante y repetitivo como si fueras a sacar algo más repitiendo una y otra vez cómo te sientes y qué es lo que piensas. La gente que te quiere y que te conoce sabe perfectamente de este rasgo de tu personalidad, e incluso les hace hasta gracia, pero también es verdad que sueltas por la boquita unas perlas que pueden hacer mucho daño a la persona a la cual te enfrentes…

TAURO

Tauro el rasgo de tu personalidad que tanto puede jugar a tu favor como a tu contra es el apego. Cuando te enamoras por ejemplo te haces un poco dependiente de tu pareja, y cuando estás soltero de tus amigos y familia. Con los años te das cuenta de que esto no es tan sano como parece porque, aunque vives momentos bonitos e intensos con la gente que quieres, a la larga también te pasa factura. La madurez te hará querer modificar u ocultar este pequeño defectillo.

GÉMINIS

Géminis a veces no eres ni consciente de tu egoísmo, no lo haces con la intención de dañar a nadie, simplemente que a veces te metes tanto en ti mismo y en tus cosas que olvidas las necesidades de la gente que te quiere y que siempre está contigo. Tu eres generoso con los tuyos e incluso con lo que no te son nada, pero cuando te metes en tu mundo o estás mal por algo no te importa nada ni nadie, menos mal que quien te conoce sabe que más tarde reaccionas y te das cuenta de tu error.

CÁNCER

Hablando mal y pronto tienes mala leche Cáncer, cuando tienes esos días negros o estás afectado por algo o por alguien te sale un mal humor que agüita con él. Tú no vas montando pollos a nadie porque sí, pero si te pillan en un mal momento le cortas el rollo a cualquiera con una simple frase, ahora bien, esas frases son matadoras para quien las recibe. Lo bueno es que si te lo hacen ver después te sientes mal e intentas compensar a esas personas que sin tener la culpa han pagado los platos rotos.

LEO

Leo eres terco como una mula eh, al ser un signo de cualidad fija defiendes tus ideas a muerte así estés equivocado o equivocada. Pocas veces pueden hacerte cambiar de opinión y, aunque tiene su parte positiva porque eso denota una seguridad que muchos quisieran para sí mismos, también a veces metes la pata hasta el fondo. Lo bueno es que no eres tan orgulloso como pintan, y si te das cuenta de que las cosas no son tan blanco o negro como tu las ves pasas inmediatamente al gris y rectificas. ¡Ole por ti Leo!

VIRGO

Eres más delicado de lo que a simple vista aparentas Virgo y, aunque para nada esto es malo, también es cierto que a veces te sientes mal sin necesidad alguna. No todo el mundo es como tú y ante personas con un carácter más agresivo te debilitas e incluso te apagas. No entiendes ciertas actitudes y al final es tan simple como aceptar a cada uno tal cual es, si es que se puede claro y si es que se trata de alguien cercano y querido por ti.

LIBRA

Libra puede que estés algo cansado o cansada de que te tachen de superficial, sobre todo por esto de tu signo, pero la realidad es que a veces lo eres y no porque desprecies a nadie, sino porque te gusta la elegancia, tanto en las cosas como en las personas. Eres pulcro y te encanta lucir bien, por eso valoras tanto lo estético en los demás, lo bueno es que esto no te exime de mirar hacia dentro tanto para ti como para los otros dando valor a los principios y la moral.

ESCORPIO

Escorpio el rasgo de personalidad que no todo el mundo conoce es tu desorden ¿por qué? Pues porque, aunque te gusta tener ciertos espacios en orden, también hay otros que descuidas por largo tiempo. Eres consciente de tus defectos y por eso procuras enmendarlos, lo que pasa es que a veces no puedes con todo lo que desearías hacer, y vuelves a las mismas. Sabes que todo va mejor cuando te reorganizas e inviertes tu tiempo de la mejor manera posible…

SAGITARIO

Uy Sagitario, aunque a cierta edad y después de tomar consciencia procuras por todos los medios no sacar a relucir ese rasgo tan característico eres algo posesivo, sobre todo con lo que tiene que ver con tu pareja. Sabes que la libertad es importante para ambos miembros de la pareja, sin embargo, a veces no puedes controlarlo y te sale la fiera interna que intenta acaparar la máxima atención de la persona con la cuál compartes tu vida. Si algo te salva en este sentido es tu capacidad para razonar y tu sentido común…

CAPRICORNIO

Si hay algo que procuras esconder de tu personalidad es tu vulnerabilidad, pues sabes que por desgracia a veces la gente se aprovecha de esto. Haces bien y es totalmente comprensible Capri, lo que pasa es que en ocasiones no te muestras tal cual eres y hay personas que, aunque no se aprovecharían, se pierden lo mejor de ti. Debes aprender a seleccionar con quien si y con quien no porque de lo contrario te puedes perder buenos momentos sin necesidad alguna…

ACUARIO

A veces te puede la pereza Acuario, y por esto mismo es que procuras no mostrar esta parte de ti tan a la ligera. El motivo sin duda es porque sabes que defraudarías a alguna que otra persona de tu entorno, sobre todo si puede verse afectada por esto. Tu pasotismo para algunas cosas no sólo puede llegar a exasperar a la gente que te quiere, sino que además te puede hacer perder experiencias enriquecedoras a lo largo de tu vida.

PISCIS

Piscis no eres tan torpe como a veces consideras, lo que pasa es que te lo llegas a creer del todo y andas escondiendo una parte de ti innecesariamente. Cambia el chip Piscis, eres una persona con sus defectos y virtudes como todo el mundo, pero eres bastante exigente contigo mismo, y cuando algo no sale como desearías te etiquetas tu solito o tú solita. Todos tenemos nuestros momentos de torpeza, y es una pena que no veas sino lo tuyos y que además lo veas como algo malo… ¡Piénsalo!