Este noviembre, Escorpio, es momento de ir asumiendo ciertos riesgos si de verdad quieres comenzar a avanzar. Este año te has tenido que enfrentar a un montón de situaciones difícil y digamos que no ha sido tu mejor año. Has sabido sacar lo bueno de todas esas situaciones, has sabido pasar página y quedarte con la conciencia tranquila, pero aún así, Escorpio, ha supuesto un montón de cosas para ti.

Has sido más valiente que nunca, pero todavía sigue haciendo miedos dentro de ti. Ahora mismo, Escorpio, hay algo que no te deja dormir, hay un miedo que te persigue allí a donde vas y que hace que los días, pero, sobre todo, las noches sean más largas que de costumbre.

Este mes, Escorpio, debes arriesgarte y expresar cuál es ahora mismo tu mayor temor. Lo que ahora mismo necesitas, aunque te cueste reconocerlo, es ayuda y, sobre todo, apoyo de esas personas en las que tanto confías. No tengas miedo en buscar la ayuda que no encuentras en ti en los demás, Escorpio. Hay veces que uno solo no puede con todo y no es más débil o vulnerable por acudir a los demás.

Tienes muchos miedos, pero en realidad, tu mayor temor es tener que reconocer que necesitas ayuda. Pero, Escorpio, el más fuerte es el que sabe reconocer sus errores y también el que sabe reconocer que no es perfecto. Ha sido un año duro para ti, pero todavía puedes convertir lo que queda de año en algo productivo. Tienes muchísimas oportunidades para cambiar. Todavía tienes oportunidades para arriesgar y para hacer que el año acabe de la mejor forma posible. El riesgo que debes de tomar ahora está bien claro, Escorpio, debes de vencer a todos tus miedos y dejar atrás los fantasmas del pasado.