Este noviembre, Piscis, es momento de ir asumiendo ciertos riesgos si de verdad quieres comenzar a avanzar. Te has cansado de depender de los demás y también te has cansado de que los demás siempre estén dependiendo de ti. Hasta ahora, has vivido por y para los demás y te has cansado un poco de esa situación. Sientes que todo el mundo que te rodea ahora mismo te está empezado a agobiar y a ahogar y necesitas algo con lo que recuperar ese aire que ahora te falta.

Te has empezado a dar cuenta como hay gente con mucha maldad cerca de ti y no te gustan nada los ambientes en los que ahora mismo te mueves. Piscis, es importante que a partir de ahora empieces a mirar por ti y únicamente por ti. Nadie más.

Este mes, Piscis, tienes que arriesgar como sea y escapar de ese lugar que no te deja ser tú mismo. Tienes que viajar, donde sea y como sea. Ahora mismo necesitas muchísimo escapar de la rutina, de tu hogar. Tienes que arriesgar y salir ahí fuera a conocer nuevo mundo. Si puedes hacerlo tú solo, mucho mejor. Y si no puedes viajar, empieza a hacer algo que no has hecho nunca, algo que ni siquiera tú mismo te imaginarías que ibas a empezar a hacer. Esto puede ser el empujoncito que ahora mismo necesitas. Esto te va a servir para recargar al máximo tus pilas y para volver a la realidad con más ganas y fuerzas que nunca.

Haz tus sueños realidad, Piscis, y huye bien lejos. Pero huye de verdad y no simplemente en tu imaginación. Arriesga y compra unos billetes a ese lugar al que tantas ganas tienes de ir. O haz una locura y empieza algo nuevo, algo de cero. Tienes que centrarte lo máximo en ti y ya está, Piscis. Olvidarte de la maldad, de la gente interesada, de esos comportamientos tóxicos que estaban invadiendo tu vida. El riesgo que debes de tomar este mes, Piscis, es ARRIESGAR, sin más.