Un buen amante no es sólo aquel que echas de menos por la madrugada, es mucho más que un par de sábanas desordenadas. Es aquel que viene a tu mente sin previo aviso, a mitad de la tarde y lo recuerdas al sonreír. Cada signo del zodiaco tiene una forma especial de encantar sin siquiera ponerte un dedo encima. Es una cuestión de sensaciones que te dejan con un suspiro a la mitad y al mismo tiempo te reinician. Si tienes curiosidad y quieres saber el tipo de amante que eres según tu signo, presta atención. 

Aries 

Eres el amante que se entrega con firmeza, te gustan las cosas claras y cuando algo no te hace sentir cómodo te marchas. Puede que para algunos seas muy dominante e incluso manipulador, pero no te importa, no te vas a conformar estando al lado de alguien que no te llena por completo. Eso de mantener la calma nunca ha sido lo tuyo, prefieres vivir el momento y dejarte llevar que quedarte con las ganas de algo. Cuando amas lo haces sin miedos, siempre y cuando, tengas la seguridad de que la otra persona no le teme al compromiso. No eres de los que toma a la ligera el amor, quieres exclusividad y que respeten tu esencia. Por nada del mundo perdonarías una traición. 

Tauro 

Un amante que no se deja llevar por la pasión, tienes un lado intenso, sin embargo, lo enciendes hasta que la otra persona te demuestre estabilidad. A simple vista puedes parecer una pareja muy seria, porque no te tomas nada a juego y siempre pones la lógica por delante, pero eso no es sinónimo de que no seas divertido. Quieres practicidad, entre más simple sea el procedimiento para ti es mucho mejor. Eso sí, Venus despierta tu lado romántico y sensible. Eres muy discreto a la hora de ser detallista, pero siempre das justo en el blanco, tienes el don de sorprender a tu pareja con lo que le gusta. Cuando amas eres muy leal, por nada del mundo terminarías en otros brazos. Si ya no sientes lo mismo prefieres terminar la relación. 

Géminis 

Sin duda, eres el tipo de amante que rompe con las reglas, no te conformas, estás acostumbrado a lograr lo que quieres y si algo no cumple con tus expectativas, simplemente cambias de aires. La gente dice que no te comprometes, pero es más valiente renunciar a tiempo a un amor, que fingir una vida perfecta cuando en realidad detrás de cuatro paredes viven pelea tras pelea. Un signo que confía en sus habilidades y que no duda ni un momento en ponerle un toque de diversión a todo lo que hace. Lo que más detestas es el drama, quieres la tranquilidad de que estar con esa persona es positivo para tu salud. No te gusta sentir que tu pareja te quiere imponer. Tu libertad es sagrada y no piensas sacrificarla por nada. 

Cáncer 

El amante que no tiene miedo de abrazar el romanticismo de una forma muy profunda. Tienes el corazón más grande del mundo y lo sabes, pero no siempre es valorado por la gente que llega a tu vida. A lo largo del trayecto has aprendido que no todos merecen tu mejor versión y volverte selectivo es el mejor regalo que has hecho por tu salud mental, física y emocional. Sin embargo, una vez que te encuentras con alguien que sí vale la pena, te encanta llenarla de detalles y en especial ponerte en su lugar, ser empático se te da muy bien. Lo único malo es cuando tu lado emocional toma el control y puedes sentirte inferior por todos esos pensamientos que aparecen en tu mente. A veces, necesitas que te digan y que te demuestren que te quieren. 

Leo 

No es por ego, pero las personas que han tenido el privilegio de entrar en tu corazón, te describen como un ser inolvidable, ese amante que es capaz de elevar la energía con sólo intercambiar un par de palabras. Tu sentido del humor tiene el don de arropar el alma, sabes perfectamente qué palabras usar para que la persona se sienta mejor. Ese magnetismo no está en duda, amas cuando tu pareja lucha por sus sueños, no quieres atar a nadie, quieres verla volar pase lo que pase. Contigo los días se pasan volando, el tipo de amante con el que nunca te aburres, el que te inspira. Aunque algunos lo podrían describir como celoso, en realidad no va a poner en juego lo que valora. Leo quiere que le den su lugar y si va a estar en una relación no va a tolerar ningún tipo de traición. 

Virgo 

Tú eres el amante que con orgullo grita que es fiel hasta los huesos. La verdad es que eres de los que sí siguen las reglas cuando se trata de relacionarse. Para ti Virgo, el compromiso no es cualquier cosa y no hablo sólo de cuestiones de matrimonio. Desde el primer momento que alguien quiere estar contigo le dejas muy claro que tus expectativas son altas y no piensas bajarlas por nadie. Sabes muy bien lo que esperas de la vida y no te vas a dejar manipular. Quizá no seas el ser más romántico, sin embargo, eres muy leal, el tipo de amante que te da la mano cuando el resto se marcha. Te tomas las cosas muy a pecho, porque tienes claro que no tienes que soportar los malos tratos de nadie. Si alguien te empieza a asfixiar te marchas. 

Libra

Pétalos en el aire, besos hasta el amanecer, caminatas por la tarde. Es cierto, tienes un lado muy romántico y lo sabes, tanto que hasta tú mismo te tienes que poner un alto de vez en cuando. Eres el amante que al principio se siente asustado, no sabes si confiar del todo y prefieres proteger a tu corazón. Sin embargo, una vez que te dejas llevar te entregas plenamente a través de la comprensión. Hay una parte de ti con la que luchas, la que muchas veces te hace sentir inferior, como si de verdad no merecieras toda esa ola de amor que te ofrece tu pareja. Por fortuna, eres Libra, una vez que analizas a fondo, eres capaz de dar vuelta a la página y te centras en vivir el momento. Contigo se viven recuerdos para contarle a los nietos. 

Escorpio 

El amante que se deja llevar como una llamarada de fuego a mitad de la noche. Eres el que tiene ese toque de locura y misterio que envuelve a quien sea. La pasión no sólo está en tu piel ni en la forma que acaricias, también en tus palabras, en tu sonrisa y en esos suspiros que se quedan a medias. Cuando te entregas lo haces tan intensamente que eres capaz de sacudir cualquier rastro de los amantes del pasado. No es por presumir, pero tienes una manera de besar que empalaga, pero tu compañía es de los mejores abrigos que puede brindar la vida. En tu lado oscuro, sólo están tus celos, se te salen de control cuando te sientes amenazado, es porque te costó tanto confiar que no quieres perder una historia tan bonita. Sin duda, lo peor que alguien te puede hacer es pagarte con traición. 

Sagitario  

Tú eres el amante que ayuda a liberarlo todo, como ese suspiro profundo que das después de un llanto contenido. Te has vuelto la esperanza de muchos de los que te aman, porque no los sueltas, te esfuerzas en robarles una sonrisa y no quitas el dedo del renglón hasta lograrlo. Te gusta convertirte en la luz que ayuda a que rompan sus miedos, a que se atrevan y salgan a vivir eso que siempre han querido. Además, eres muy protector, no vas a permitir que nadie le haga daño a la persona que amas. Lo único malo es cuando te empiezan a mandar y mandar. No toleras sentirte agobiado y ahí es cuando puedes convertirte en un fantasma desapareciendo de la nada. 

Capricornio  

A ti eso de dejarte llevar por el momento no es algo que te motive. Es decir, no necesitas sentir que la adrenalina te recorre todo el cuerpo para valorar a la persona que camina a tu lado. Eres un amante más sereno, confiable y muy disciplinado. Por ningún motivo minimizas las emociones de la persona que amas, pero tampoco piensas obligarte a decir algo que todavía no sientes. Te cuesta mucho confiar a la primera, la mejor prueba de amor que te puedan dar es la paciencia, porque una vez que te sientes en terreno firme eres capaz de lo que sea con tal de ver a esa persona contenta. Sin embargo, hay que dejar claro que tu dignidad y tu autoestima no están en juego. Si algo te hiere, te alejas. 

Acuario 

Como amante eres capaz de acelerar el corazón, cuerpo y alma de la persona que llega a tu vida. Realmente te gusta entregarte de una forma muy pasional, sin embargo, te cuesta trabajo hacerlo rápidamente. No es que finjas, pero por un buen tiempo está el Acuario reservado y luego el que lo da todo por amor. Eres el tipo de amante que pone atención a los gustos de su pareja, te gusta escucharla y ver la manera de ayudarla. Quizá tu lado tímido se apodere de vez en cuando, sin embargo, es parte de tu personalidad, necesitas alejarte de todo para mantener tu individualidad. Mientras respeten tus ideas y tu libertad todo está bien. Sin embargo, si empiezan a querer que modifiques una conducta tras otra, sabes que ahí no es. 

Piscis  

El amante que le hace honor al amor. El que no se resiste a todo lo que le dicta su corazón, al contrario, se entrega desde la compasión y la seducción. Piscis, es esa mezcla dulce con un toque salvaje que enamora a cualquiera. Es valiente, entregado y no juzga. Cuando ama quiere que la persona se sienta protegida, la respeta y no se atrevería a hacerla sentir inferior por nada del mundo. Es el signo que disfruta como nadie cuando se encuentra a una persona sana en el camino. No se enfoca en construir algo para toda la vida, pero sí en vivir el momento. Ya no es el Piscis que cree que todo termina con un final feliz, pero mientras tenga la oportunidad de amar lo hará, y soltará cada uno de sus miedos.