Deberías evitar las amistades que te asfixian, controlan, juzgan y ponen en duda. Quien haga eso contigo, no sabe dónde se está metiendo ni la fama que se esta marcando, porque eres Acuario y los Acuario son como caballos salvajes. ¿O no? La amistad de un Acuario se cuida, y no se juzga. Se limpia con oxigeno y libertad, independencia y confianza y no se ensucia con descontrol y desconfianzas.

Evita a las personas que te causen ansiedad en extremo. A todas aquellas amistades que te inspiren el NO tener ganas de hacer nada, a todas las que NO te den motivación o algún tipo de sentimiento…

Te mueves como pez en el agua cuando estás con gente creativa, divertida, activa y algo despreocupada. Te sientes bien cuando estás con gente que no necesita ir de tu mano, que es independiente pero que a su vez, es cariñosa y se ve que es generosa desde kilómetros de distancia.

Te gusta mucho conocer a gente nueva, no quedarte con las ganas de ir a algún sitio raro, de conocer mas y más, de saber, de aprender… Lo último que deberías de hacer es dejar de ser tú, por encajar con amistades que no te acepten tal y como eres. Es que no deberías ni de aminorar tu personalidad ni un solo 1% Acuario, no, no y NO. Obviamente sabes que no eres la amistad más perfecta del mundo, pero si hay algo por lo que te caracterizas desde el principio, es que nunca juzgas a alguien por ser diferente.

Tu Acuario, tú y solo tú eres la persona que más rápido acepta a los demás tal y como son y los ama por eso mismo, por ser fieles a su esencia. Haz lo mismo contigo. Quédate exclusivamente con la gente que te acepte tal y como eres. Nada de envidias. Nada de mensajes de celos tipo “tía/o, no me hablas, no me escribes…” porque lo ultimo que necesitas en tu vida son controles de manos que deberían de cuidar y de mimar tu libertad.

Recuerda, que amistad significa AMOR y no obsesión, control o cualquier tipo de adjetivo que no vaya nada contigo. Ahí queda eso.