Deberías evitar las amistades egoístas, falsas y aprovechadas. Que seas Escorpio no significa que lo tengas que aguantar todo. Tienes la fama de ser mitad cielo y mitad infierno Escorpio pero lo que muy poca gente sabe es que en realidad eres un encanto de persona y que, para lo bueno y para lo malo, lo haces todo de corazón y de verdad. Eres una persona muy pero que muy sentimental, pero claro, eso solo lo saben los amigos que son de verdad, y no aquellos que dicen serlo pero que no son más que “postureo” del bueno…

Escorpio, eres una persona sorprendente emocional, mucho más de lo que nadie se llegaría a imaginar en la vida y te tomas muy a pecho los comentarios y las acciones de la gente a la que consideras amiga y lo sabes.

Te gusta que tu gente esté a gusto contigo, que no les falta de nada, que te digan las cosas tal y como son y que, para lo bueno y para lo malo, no tengas miedo de darte contra la pared cuando te equivoques…

Que no duden ni un segundo en celebrar contigo tus triunfos… Quieres complicidad, amistad en todos los sentidos y eso no lo vas a encontrar en esa gente que aparece y desaparece de tu vida. En los más egoístas, los que intuyes que solo te llaman para cuando te necesitan… Los que solo te quieren para cuando tú tienes la solución a sus problemas…

Obvio, no eres ningún santo y lo sabes. No eres el prototipo de amistad perfecta que nunca se equivoca y que lo hace todo de lujo. Pero ¿sabes qué? Que quien esté contigo un periodo de tiempo corto, se termina enganchando de tu amistad Escorpio, porque ya solo con tu compañía la gente se va sintiendo como con más vida. Eres de esa clase de amistades por las que no hay que arrepentirse en la vida, porque vivir la vida a tu lado siempre es y será una aventura.