El viajero ordenado. Desde luego que no podría ser de otra forma, porque ya que te gastas el dinero, qué menos que hacerlo en un viaje perfectamente estructurado. Virgo, sabemos que siempre quieres encontrar las mejores ofertas, pero tampoco es que te conformes con cualquier cosa por muy barata que sea. Te gusta mucho saber que no vas a ciegas, porque las sorpresas de última hora tipo “hay cucarachas en el apartamento” o “esto no era como lo habíamos planeado” sinceramente hacen que tu pánico vaya en aumento. Y no, no te gusta arruinar tus viajes por una mala organización o, simplemente, por no haber investigado bien los sitios a los que ibas a dormir, ver, y todo lo demás…

Quieres que tus viajes sean perfectos (dentro de tu concepto de perfección) y que existan los mínimos imprevistos posibles.

Aunque es obvio que nos referimos a imprevistos realistas y cotidianos, porque obviamente no es que tu puedas controlar el retraso de un vuelo o el clima. Esos son factores que si o sí los tienes que aceptar y punto, pero contigo nos referimos a no estar en un sitio deseado, en no saber qué hacer, en perder el tiempo dando vueltas y no conocer los lugares más emblemáticos… Eres de los que piensan que “ya que voy, lo hago bien y punto”.

Prefieres disfrutar de unas vacaciones bien organizadas (con sus más y sus menos) a tener unas vacaciones descontroladas y precarias que te dejen un mal sabor de boca del destino que estés visitando.

Para ti, viajar sin un horario premeditado, sin la maleta hecha a la perfección y repleta de todos los por si acasos posibles y sin una organización de alojamiento y de excursiones bien estructurada, es como viajar a ciegas y eso no lo quieres en tu vida.