Ella es independiente, sincera y nadie es capaz de atarla. Ella dice las cosas a la cara siempre pero sabe escuchar muy bien a los demás, y aunque no siempre sepa dar los mejores consejos del mundo, siempre está ahí cuando la necesitan. Ella quiere ser libre, siempre lo ha querido. Puede tener relaciones largas y duraderas pero su espacio no se lo puede robar nadie. Tiene muchísimos amigos y mucha gente que la quiere y prefiere ser sencilla a complicarse la vida. No es simple, de hecho, es una persona muy compleja en todos los sentidos pero no busca pelea ni complicaciones. Ella es Acuario.

Cuando se enamora se vuelve cariñosa y deja esa fama de fría que la persigue. Su amor es libre, un amor que no ata y que no te obliga a quedarte a su lado si no quieres.

Ella no va a obligar a nadie a hacer nada por mucho que quiera que estés a su lado. Ella hará todo lo posible para que te quedes pero no te exigirá que lo hagas. Es protectora y tiene detalles preciosos con la persona que ama. Tienes facilidad en confiar en los demás. De hecho, ella confía y después es cuando entiende si mereces o no mereces la pena. Abre las puertas de su vida a los demás porque en el fondo, cree en las buenas personas.

Ella es rebelde también, mucho. Y cuando todo el mundo se mueve en una dirección, la verás yendo a contracorriente. Le gusta marcar la diferencia y es bastante excéntrica. Le atrae la inteligencia de los demás, la sensibilidad del resto. Lo banal no le interesa para nada, ella es más que eso, a veces está a años luz del resto.