Todos tenemos una parte de ángel y de demonio en nosotros, pero siempre hay una que sobresale más que otra. Lo cierto es que a todos nos gusta ser un poco diablillos, pero también es cierto que todos llevamos un angelito dentro. En este artículo, descubrirás si eres ángel o demonio según tu signo del zodiaco:

Aries 

Los nativos de Aries sois personas en las que suele sobresalir el demonio que lleváis dentro, pero en el sentido más divertido de la palabra. Os gusta ir a la aventura y os dejáis llevar por el momento. Sin embargo, cuando se trata de cosas serias, soléis dejar que vuestro ángel interior salga y os mostráis de lo más accesibles para los demás. 

Tauro

Sois un poco picarones y os gusta mucho hacer pequeñas diabluras. Cuando habláis con los demás y os sentís ofendidos puede saliros este diablo que lleváis dentro y acabar por decir cosas que dañan a los demás. Sin embargo, cuando estáis alegres y tranquilos, soléis ser más angelitos que muchos otros.  

Géminis

De angelito no tenéis nada y es que sois de lo más traviesos en todos los aspectos de vuestra vida. No os gusta eso de estar siempre pendientes de lo que hacéis o decís; de lo que puedan o no pensar los demás. Os gusta vuestra forma de ser y lo demostráis día a día. Vuestro ángel sale a la hora de tratar con personas que os aportan positividad a vuestra vida. Sin embargo, cuando hablamos de personas negativas, cambiáis inmediatamente vuestra forma de actuar.

Cáncer

Los nativos de Cáncer soléis ser más angelitos que demonios. Tenéis muy buen corazón y esto hace que los demás, a veces, puedan acabar aprovechándose de vosotros. Está bien ser de este modo, pero, a veces, sacar este diablo que tenéis dentro os puede ayudar mucho. No podéis estar siempre ayudando a los demás y pendientes de ellos cuando no sois correspondidos.

Leo

Sois de los que se dejan guiar más por vuestro diablo que por vuestro angelito. Os encantan las situaciones en las que vuestro diablillo sale y le dejáis rienda suelta. Sin embargo, este diablillo puede ser mucho peor cuando alguien intenta jugar a vuestras espaldas o quieren meterse en vuestra vida. 

Virgo

Sois amables, cariñosos y de lo más accesibles. Suele destacar vuestra parte angelical en vuestra manera de actuar y estáis contentos de ello. Sin embargo, cuando sentís que alguien os está tomando el pelo, vuestro demonio interior no dudará en aparecer y entonces es cuando la podéis montar muy grande. 

Libra

Sois más de ángel que de demonio, y es que sabéis que sacar vuestro demonio interior no os va a llevar a ninguna parte. Es importante, sin embargo, que deis un poco de rienda suelta a este diablillo que tanto reprimís, pues os puede llevar a vivir aventuras y relaciones de lo más divertidas. 

Escorpio 

No hay duda alguna: sois más demonio que ángel y esto os puede llevar a dañar a aquellos que tenéis cerca. Escorpio, tenéis una manera un tanto brusca de hablar con los demás y esto hace que, a veces, perdáis buenos amigos y relaciones que podrían ser de lo más fructíferas. Ser demonio en algunas ocasiones es correcto, pero siempre debéis valorar la situación y ver si podríais dejar que vuestro ángel interior saliera un poco más. Sois personas un tanto vengativas y esto hace que estéis en tensión y no disfrutéis de lo bueno de la vida. Es crucial, en vuestro caso, que aprendáis a distanciaros de los que no queréis en vuestra vida de un modo mucho más tranquilo y pacífico. Vais a ganar en salud. 

Sagitario

Los Sagitario os caracterizáis por ser bastante angelitos y es que os gusta, simplemente, vivir al ritmo que os marca la vida. No tenéis necesidad de hacer sentir mal a los demás, como tampoco tenéis necesidad de entrar en situaciones que desestabilicen vuestra vida. Tenéis una filosofía que marca la forma en la que os relacionáis con los demás y esto hace que tengáis siempre buenos amigos a vuestro lado. Sin embargo, hay veces que vuestro ángel puede haceros demasiado permisivos.

Capricornio

Cuando hablamos de los Capricornio, debemos tener en cuenta que estamos hablando de personas que pueden ir de un extremo al otro en este caso. Son personas a las que les gusta una vida tranquila, ayudan a los demás y son de lo más alegres y divertidos. Son empáticos y muy abiertos. Sin embargo, cuando se les acaba la paciencia, pueden llegar a ser de lo más intolerantes y aquí es cuando vemos a su demonio interior.

Acuario 

Los Acuario son diablos de verdad cuando sienten amenazados su espacio o su independencia y es que son de lo más recelosos cuando se trata de su modo de ver la vida. Pese a tener un angelito que sale de vez en cuando, por lo general, los Acuario destacan por ser demonios en determinadas facetas de sus vidas. 

Piscis

Los Piscis no tienen nada de demonio. Son personas a las que les agrada tener contentos a los que tienen cerca y, además, tienen un gran corazón. No hay duda de que los Piscis son los más angelitos del Zodíaco; sin embargo, incluso ellos tienen límites. Si tocan a su familia, su diablo interior aparecerá y con toda la furia. 

Como siempre decimos, hay rasgos de nuestra personalidad que vienen determinados por el signo astrológico que nos influencia. En este caso, cuando hablamos de ser más o menos ángeles en función del momentos, nuestro signo tiene mucho que decir. Sin embargo, también debemos valorar cuando es necesario sacar nuestro ángel o nuestro demonio: hay situaciones para ambas facetas y encontrar el equilibrio adecuado es fundamental.