Géminis siempre vaga de aquí para allá, a veces incluso parece que no le importa nadie más que sí misma/o. Está un poco cansada/o de que le tachen de ser una persona egoísta, que no sabe lo que quiere, que siempre piensa en sí misma/o que no da nada por el resto… Y por eso a muchos se les hace complicado amar a Géminis. Pero hay que diferenciar su estilo de vida de sus sentimientos más profundos.

Sí es cierto que Géminis parece que no se ata a nada, pero dale un poco de tregua, deja que poco a poco te demuestre lo que siente, pero eso sí, tienes que estar ahí, hacerle creer que es una persona importante en tu vida, cuidarle mucho y mimarle, hasta que Géminis entienda que es mucho más bonita la vida que tiene contigo que la otra. Quizás no se involucre tanto al principio, quizás no tomes decisiones importantes y te deje a ti que lleves las riendas, a veces no sabe bien lo que quiere pero no significa que no se implique.

Quiere ver hasta donde llegas, si de verdad eres capaz de tirar de la relación. Pero no pasa de todo como muchos piensan. Géminis es un ser peculiar, puede parecer que un día se come el mundo y al día siguiente quiere escupirlo. Puede amar y odiar con mucha intensidad y eso probablemente te deje descolocado. Lo mejor es que el odio se va pronto. Es momentáneo. Y el amor… El amor le dura muchas veces toda una vida. Es complicado amar a Géminis pero una vez que lo haces, merece la pena.