Libra puede ser la persona más romántica de la faz de la tierra. Pero también puede ser la más despegada cuando sabe que tiene que alejarse, y eso, puede descolocarte mucho. Es complicado amar a Libra porque Libra sospecha absolutamente de todo, tiene algunos problemas para creer que tarde o temprano no le harán daño y aunque puede ser un apersona muy positiva, en momentos de bajón puede ser la más mal pensada de la tierra. En realidad, quitando esto y parte de su mala hostia cuando se levanta con el pie izquierdo, Libra se hace querer. Pero de repente, Libra necesita libertad, necesita salir, necesita respirar aire fresco y alejarse de ti.

No cambiarás la forma de ser de Libra por mucho que lo intentes, y Libra necesita algo así de vez en cuando. La rutina puede apagarle muchísimo y, aunque hoy te haya dado todo, no te acostumbres porque puede cambiar de parecer de la noche a la mañana. Quizás te sea complicado amar a Libra porque a veces parece que no sabe lo que quiere, tiene millones de dudas cada día y muchas de ellas probablemente no tengan nada que ver contigo pero al final, influyen de alguna manera y te hacen dudar.

Libra puede quererte con toda su alma y no demostrártelo porque está enfadada/o, rabiosa/o o dolida/o por algo que le has hecho. Y se pondrá un caparazón que le cubrirá todo el cuerpo, y parecerá que no tiene piedad por nada ni por nadie. Pero Libra estará ahí… Para todo…