Tauro puede querer comprometerse contigo pero también tiene sus miedos, y a veces, esa inseguridad hace que sientas que ponen una barrera fuerte en medio.

Tauro es un personaje peculiar pero no es complicado saberle llevar.

Es terco sí, y también hace las cosas a su manera, y a veces también, por su orgullo, se niega a sentarse con la persona que tiene enfrente para proponer soluciones que les haga felices a ambos.

Al toro hay que tratarle de otra manera, hay que hacerle ver que el amor no es una competición sobre quien lleva o no lleva razón. A veces es complicado amar a Tauro porque parece que no se podrá enamorar nunca de ti, porque a veces parece que te lo da todo y en otros momentos te lo quita de un plumazo. Porque a veces parece que no tiene ilusión por las cosas y por ti. No es eso, Tauro tiene mucha ilusión y muchas ganas de tenerte cerca, de cuidarte y de mimarte pero cuando ve algo por tu parte que no le ha gustado puede dar un giro radical y empezar a comportarse como alguien que pasa muchísimo de todo. Y eso dolerá mucho. Y a Tauro no se le pasarán las cosas deprisa, necesitará su tiempo, no es de estas personas que tiene una pelea fuerte hoy y como si al rato no hubiera pasado nada… No…

Puedes decir que Tauro es complicado de amar y de que ame, pero no es tan así, Tauro es complicado para perdonar, y cuando no perdona te crees que no ama, pero estás muy confundido, puede estar roto por dentro y por desgracia seguir amándote con toda su alma.