A penas han pasado tres meses desde que comenzó el 2019, pero este venía bien cargado de lecciones y de consejos. Ha sido muy poco tiempo, pero aún así, el 2019 ya nos ha enseñado miles de cosas y hemos ido madurando poco a poco, día a día. Lo que el 2019 te ha enseñado a ti, Escorpio, es a saber cuando hay que parar. Eres una persona muy activa, que siempre necesita estar haciendo algo.

Últimamente tu agenda estaba más llena de lo que a ti te gustaría, la gente que te quiere te decía que parases, que no era bueno estar tan agobiado/a. Pero tú lo único que querías era hacer todo lo que tenías que hacer.

Tenías demasiadas responsabilidades, Escorpio, y tú querías terminarlo todo y cumplir con tus obligaciones. Pero llegó un punto en el que tu cuerpo dijo basta y ahí fue donde aprendiste a que hay momentos en los que es necesario tomarse un descanso. Has aprendido a darte prioridad a ti mismo/a y a tu salud antes que a tus proyectos.

Ahora, tu agenda está mucho mejor organizada y tu vida ha tomado otro ritmo. Ahora saber priorizar tus necesidades y tus obligaciones. Ahora sabes que tú y tu gente estáis por encima de cualquier cosa. Obviamente, no puedes dejar ciertas cosas de lado y tienes que seguir con tus obligaciones, pero todo gracias a todo esto, has aprendido que el tiempo es oro.

El 2019 te ha enseñado a saber valorar cada minuto y a aprovechar al máximo el tiempo. A darte un descanso porque si trabajas sin parar lo único que vas a conseguir es agotarte. Además, gracias a todo esto, además de saber valorar tu tiempo, has aprendido a saber valorar mucho más el tiempo de los demás y saber que apreciar todo lo que hacen por ti.

Este año está trayéndote más sorpresas de las que te imaginabas, pero tú las estás afrontando de la mejor manera posible, Escorpio.

Solo decirte que esto acaba de empezar y que todavía quedan un montón de lecciones por aprender. Así que, ya sabes, relájate y deja que las cosas fluyan…